La nueva versión de All Quiet in the Western Front

Publicidad

Calificación: A

Cuando All Quiet in the Front llega a su conclusión el director Edward Berger tuvo la acertada decisión de dejar en silencio los primeros minutos de los créditos finales.

Un recurso que contribuye a recuperarse de la experiencia y permite que el poderosos mensaje de la de Erich Maria Remarque llegue directamente al corazón sin ningún tipo de anestesia.

Honestamente no creo que vuelva a repasarla en mi vida porque no encuentro placer en los relatos extremadamente depresivos pero como adaptación de la original es brillante y califica entre los mejores filmes realizados sobre la Primera Guerra Mundial.

Algo similar me ocurrió con The Father con Anthony Hopkins.

La película es soberbia y presenta una de las mejores interpretaciones de la carrera del actor pero con una vez fue más que suficiente.

En el caso del film bélico me encantó el hecho que Berger (productor ejecutivo de la The Horror) le hace justicia al impactante relato de Remarque con una obra que tiene identidad propia y no se limita a copiar las adaptaciones previas de 1930 y 1979.

De hecho, la trama presenta numerosas diferencias en torno al destino que tienen varios personajes y el final es complemente diferente.

Lo interesante de esta cuestión es que ninguna de esas modificaciones alteran el conflicto central y los dos pilares temáticos que se exponían en la novela.

La trama básicamente denunciaba como la manipulación mental a través de la exaltación patriotera fue responsable de la muerte de una camada de jóvenes mientras los políticos y jerarcas militares seguían el conflicto dese la comodidad de sus oficinas.

Chicos de entre 17 y 19 años que con un lavado de cabeza notable y un entrenamiento paupérrimo se presentaron como voluntarios sin tener demasiado noción de lo que representaba ser parte de una guerra.

Una cuestión que se dio con los soldados de ambos bandos.

El excelente de Peter Jackson, They Shall Not Grow Old, detallaba ese aspecto del conflicto  y la presión que inclusive había en muchas familias para que los jóvenes se unieran al ejército y no quedaran como cobardes.

La película de Bergen trabaja muy bien esta cuestión con un foco especial en los altos mandos alemanes que fueron responsables de la muerte de centenares de soldados cuando el conflicto ya estaba acabado,.

Felix Kammerer, quien recién comenzó a estudiar actuación en el 2015, presenta una composición impecable del recluta  Paul Bäumer, donde trabaja muy bien todo el deterioro psicológico que atraviesa el personaje durante la guerra.

Para tratarse de un actor que no contaba con antecedentes en el su debut fue fenomenal y su labor funcional por la humanidad que le aportó al personaje.

El film sobresale con una rigurosa puesta en escena que retrata de un modo visceral toda la barbarie de los combates en la trincheras y ese clima agobiante y lúgubre que rodea permanentemente a los personajes.

Otro acierto de Berger fue la elección de una musicalización minimalista que evade cualquier artificio melodramáticos.

La verdad que la experiencia que ofrece esta producción es dura pero sobresale entre los mejores exponentes del bélico que tuvimos en los últimos años.

En lo personal me había gustado 1917 de aunque debo reconocer que esta la pasa por arriba y es mucho más contundente, no sólo en el modo en que recrea el contexto histórico sino en los temas que aborda.

All Quiet in the Front es la candidata para representar a Alemania en los Oscars y si llega a conseguir la nominación se convertirá en uno de los títulos más fuertes que compitan en esa categoría.

Tremenda película que pueden encontrar dispomible en o el puerto de Jack.

 

 

Notas relacionadas

Publicidad

4 comentarios

  1. Es una patada a los dientes esta versión. Yo tampoco la voy a volver a ver! Ojalá que en los proximos Oscar sea reconocida con algún premio, eso si no hay otro papelón como la vez pasada.
    Saludos!

  2. Recuerdo haber visto la del 79 en cable cuando era una puber. Cuando vi esta versión quedé muy mal viendo que se podía relatar más crudamente aquellos hechos. La vi el viernes y quedé totalmente depresivo. Y pensar que eso debe suceder hoy en día también en esta guerra de Ucrania y Rusia. De cada lado manipulados por razones totalmente estúpida. Definitivamente mi favorita para esta gala de Oscar, en todas las ternas.

  3. La tengo apuntada para este fin de semana…
    A mi parecer, es la gran candidata al Oscar como producción extranjera, no se si la «academia» la va a premiar, porque tiene un encono contra las películas patrocinadas y estrenadas en plataformas.
    Las producciones Alemanas relacionadas con su historia bélica son siempre muy buena…me viene a la mente la Caída ( que fue una genialidad)

  4. Buenas.
    Pide verla y me pareció excelente y brutal.
    Tiene todo eso que le critique a 1917, donde te doy era más pulcro y ordenado. Nos daba una versión light de lo que debe haber sido esa guerra.
    Personalmente creo que las batallas reales pueden haber sido mucho más cercana a esta experiencia, donde hay frío, mugre, cuerpos, dolor y soldados que apenas logran vivir en esas circunstancias.
    Es dura pero excelente.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.