Reseña de Woodstock ´99: Peace, Love, and Rage

Publicidad

CalifIcación: A

Music Box es el nuevo proyecto del productor Bill Simmons, quien en los últimos años fue responsable de gestar la de , 30 For 30, relacionada con grandes momentos destacados en la historia del deporte y sus protagonistas.

Este primer ciclo constará de seis episodios dedicados a explorar diversas temáticas relacionadas con el mundo de la música.

Woodstock ´99 explora en detalle la historia detrás del infame festival de música que terminó de manera trágica con numerosos destrozos, muertes y centenares de mujeres que sufrieron agresiones sexuales.

Una historia escalofriante que se vincula con diversas temáticas que van desde la negligencia y codicia de los organizadores, al sexismo, la degradación cultural y la masculinidad tóxica que reinaba a fines de los años ´90 y que todavía cuenta con algunos residuos en la actualidad.

Quienes atacan esta película en internet, por considerarla una «propaganda contra el hombre blanco» y peor aun defienden los destrozos y los abusos al considerarlos «parte de la diversión del momento» es un claro ejemplo de esta cuestión.

El festival original de Woodstock en 1969 representó un momento histórico de la música popular con el que llegó a su fin el movimiento de la contracultura hippie que había tenido protagonismo en esa década.

Lejos de ser una utopía hippy perfecta, el evento se desmadró y la celebración a «favor de la paz y el amor» terminó convertida en tres noches zarpadas de sexo, LSD Y Rock and roll.

Para el momento en que Jimmy Hendrix cerró el espectáculo, la tierras del granjero Max Yasgur era una auténtica zona de desastre debido a que el evento se les fue de la mano a los productores con una asistencia de 500 mil personas.

No obstante, pese a los problemas que puede generar semejante reunión de persona, en términos generales Woodstock no fue un ambiente violento, ya que la filosofía de vida de los hippies de aquellos día iba por otro lado.

En 1994, en pleno auge de la Generación X, se conmemoró la celebración del 25 aniversario del concierto original que en se emitió en vivo por Telefé el fin de semana del 12 al 14 de agosto.

Las malas condiciones climáticas convirtieron al campo principal en un gran pantano y otra vez los productores se vieron superados por la asistencia del público que superó las 350 mil personas.

Para el segundo día del evento Woodstock ´94 era una zona libre donde entraba culaquiera, ya que era imposible contener la llegada de la gente que provenía de diversas ciudades de los Estados Unidos.

Pese a esos incovenientes, el fue una propuesta familiar donde los viejos hippies de los ´60 disfrutaron el espectáculo junto sus hijos.

Esta cuestón estaba también representada en la programación que reunía a grandes legendas del con la nuevas figuras del momento,

De ese modo pasaron por el escenario Joe Cocker, Metallica, Crosby Still & Nash, , The Cranberries, , Peter Gabriel, Green Day, Bob Dylan, Santana, Spin Doctors, y Blind Mellow, entre otros.

En 1999 los productores decidieron hacer una tercera edición pero esta vez tanto la intención del proyecto como la cultura popular norteamerican había cambiado drásticamente.

El festival no tenía ningún mensaje y objetivo más que la explotación comercial de los que había sido el proyecto original.

En esa ocasión el recital estuvo específicamente dirigido a un publico universitario, en su 90 por ciento blanco, que pertenecía a un clase social privilegiada que podía pagar la fortuna que costaban las entradas.

No cualquiera podía asistir al Woodstosck ´99 y por eso reunió mucho público de la fraternidades colegiales a quienes estaban más interesados en el descontrol que en la música.

La delirante programación centrada en un New Metal mas agresivo presentaba una ensalada sin ningún tipo de criterio que mezlaba a Metallica, Megadeth y Rage Against The Machine con Jewel, Alanis Morrisette, Sheryl Crow (las únicas mujeres convocadas) y Moby.

La cultura había cambiado a tal pubnto que ahora la gran atracción esperada era...Limp Bizkit.

La organización fue un desastre desde el inicio cuando los productores decidieron realizar el evento en una base militar, donde el calor del asfalto hizo que las condiciones ambientales extremas que afectaron a ese verano convirtieran al lugar en un auténtico infierno.

Demasiada gente concentrada y precios delirantes para poder acceder a los alimentos y las bebidas, sumado a la agresividad que ya acarreaba ese target de publico, convirtieron a  las tres noches del festival en un episodio de la saga La purga.

La película del director Gerreth Price presenta un gran trabajo a la hora de analizar cúales fueron los factores que derivaron en el desastre.

En su momento se le echó toda la culpa a Limp Bizkit y Red hot Chili Peppers por fomentar la violencia en el público y aunque tuvieron una enorme irresponsabilidad en el manejo de la situación desde el escenario, la debacle de Woodstock es mucho más profunda y se relaciona con temas culturales.

Un enorme virtud que le valoro al trabajo de Price es que nos permite escuchar todas las voces de los involucrados en lugar de tomar partido por una posición determinada.

Así come le da espacio a personas que fueron parte del público y el personal de seguridad, además de algunos musicos que participaron de la programación, también se puede escuchar a los organizadores.

Al ver esta película la verdad que genera una enorme indignación y sorpresa que los productores de Woodstock, Michael Lang y John Scher se encuentren en libertad en lugar de una cárcel.

No sólo no se hacen cargo de nada sino que además delegan toda la culpa en factores externos.

Scher inclusive llega al punto de justificar las agresiones sexuales por el modo en que se vestían la mujeres.

Cuesta entender que ni siquiera tuvieran una demanda civil por todos los abusos y la muerte de un espectador, producto de las condiciones de desidia en la que se encontraba el público.

Si bien es cierto que había una audiencia infradotada (el material de archivo de este film lo deja claro) todas las tragedias que ocurrieron se podrían haber evitado.

El film explora en detalles todos los aspectos socio culturales que derivaron en el deastre de 1999 y los argumentos son contundentes.

Los caraduras de Lang y Scher hace poco intentaron organizar el 50 aniversario de Woodstock pero eventualmente el proyecto fue suspendido por las autoridades de Nueva York.

Me pareció excelente esta primera entrega de Music Box y la recomiendo.

El próximo episodio estará dedicado a Alanis Morrissette.

Woodstock ´99 se encuentra disponible en la plataforma + y por supuesto el puerto de Jack.

Este es el avance.

 

No tag for this post.

Publicidad

9 comentarios

  1. Que se yo hugo, a mi me dejo ciertos sentimientos encontrados el documental ya que entiendo que se hizo con las mejores intenciones para que tal cosa no vuelva a ocurrir pero a mi me hizo un poco de ruido que los entrevistados se pongan a hacer lecturas actuales, hablar de columbine o de la vergonzosa pelea de Lard Ulrich con Napster o quejarse de que solo hayan invitado a 3 mujeres (encima te muestran a Alanis Morrisette totalmente borracha y drogada que a duras penas podia cantar, pero al ser mujer ninguno opino del tema)cuando en el mismo documental se ve a la gente desesperada por conseguir un poco de agua o buscar un lugar para resguardarse del sol (el momento donde se ve a la gente bajo los trailers de los camiones me parecio muy fuerte). A mi por lo menos me parecio una falta de respeto tanto para el pibe que murio de hipertermia como para las pibas que no fueron cuidadas por los de seguridad que habran visto como las manoseaban y jamas hicieron nada. Si yo hubiera sido de seguridad en ese momento y veo que a un a chica la manosean o la acosan y los hubiera sacado del forro del orto del festival. Lo de Limp Bizkit fue algo tipico de el y ya la cosa habia arrancado mal pero lo de Red Hot Chilli Peppers fue lamentable. Aca sin dudas los principales culpables del desastre fueron los organizadores, ni mas ni menos.
    saludos!

  2. Es un debate interesante que despierta la película Christian.
    Creo que las lectura actuales le dan un marco de vigencia al tema, ya que se avanzó bastante en combatir justamente esa cultura que se expone en la película y todavía existe.
    Columbine y Napster a simple vista parecen piezas aisladas pero forman parte del contexto socio-cultural que rodeó al evento.

    El hecho que invitaran sólo tres mujeres cuando tenías bocha de opciones para elegir a fines de los ´90, más que una queja es un hecho concreto que se relaciona con el sexismo del momento. Si Alanis estaba pasada con algo en últma instancia era su problema y no justifica que se la agrediera. A Jewel y Sheryl Crow las trataron mejor pero el clima contra las cantates en general era heavy. También porque estaban tocando para otro público.
    Acá lo vivimos con Meredith Brooks en los conciertos de los Stones. La actitud de los rolingas fue exactamente igual de lamentable.
    Me parece que el desastre de Woodstock ´99 es un conglomerado de problemas que va más allá de una mal organizacíón y eso la película lo trabaja muy bien.
    Comparto que lo decís de Red Hott Chili Peppers.
    Es increíble que salieran sin manchas del tema.
    Saludos!

  3. No lo he visto aún, pero el tema de las bandas que no hacen nada frente a un público enardecido me recordó cuando vino Nirvana a Argentina y como bardearon sólo por ser mujeres a la banda de Courtney Cox que eran teloneras.
    Acá al menos la banda de Kurt si hizo algo para desquitarse y fue tocar solo temas del último disco, que casi nadie juntaba y cada tanto atinar con tocar algún clásico pero al final no hacerlo.

  4. Muchas gracias por la recomendación Hugo! Me encantan los documentales. Relacionado a este tema salió este finde la segunda temporada de «The movies that made us» con 4 películones: Volver al futuro, mujer bonita, Jurassic park y Forrest Gump. Seguro viste la primer temporada está me la termine en un día! Me encanta lo bien editado y divertido que lo hacen!
    Saludos!

  5. Lo de Nirvana me acuerdo patente y eso que en esos tiempos esa pibe, y ya desde la conferencia de prensa se notaba que los tipos no querian saber nada con venir a tocar aca y lo que paso con las minas fue la excusa perfecta para cagarle el show incluso a la gente que no tuvo nada que ver y que pago fortunas en viaje y hospedaje para ir a verlos. Distinto lo que Axl que lo agredieron directamente a el en 1992 y no tocaron mal ni se fueron del escenario pero el tipo los cago a pedos con la traductora que por suerte tradujo bien. Igual como hizo Shirley Manson de Garbage la ultima vez que toco en el luna park que se agarraron a las piñas y la mina paro el show y los cago a pedos mal!
    Lo que me falto decir en mi anterior comentario sobre las lecturas actuales que hacian de lo que mencionaban desde el ¨girls go wild¨ hasta en las letras de las bandas de New metal podian llegar a tener razon, pero solo que a nivel personal no me habia parecido apropiado hacerlo. No vayas a pensar que tengo pensamiento libertario y puramente anti progre! y sobre las minas que solo invitaran a 3 se invito a lo que mas vendia en ese momento y aun estaba vigente, Garbage tranquilamente podria haber tocado ahi pero la venian rompiendo con ¨Version 2.0¨ y hace un año estaban de gira. El Riot grrrl de Hole, Veruca Salt o L7 a nivel comercial y de popularidad duro lo que un pedo en una canasta. Me mato el video de Moby donde muestra como fue ninguneado por los mismos organizadores, esa fue tremenda! Hugo te hago otra recomendacion y es la nueva peli producida por Danny Boyle y dirigida por Nick Moran llamada ¨Creation stories¨ la biopic del fundador de Creation Records y descubridor de Oasis Alan McGee aca interpretado por Ewen Bremnel que tuvo criticas no muy favorables pero ni a palos es una mala peli. Mirala y despues me contas. Saludos!

  6. Muy interesante el documental, me lo agendo.

    El comentario de Emiliano me hizo recordar cuando vino Guns N’ Roses a la Argentina en 1992 y tiraban piezas de grifería (entre otras cosas que arrancaban de los baños) al escenario hasta que un pomo de toallero casi le arranca la cabeza a Axl Rose que en ese momento detiene el recital para cagar a puteadas al público, pero todo pasa por el filtro de una traductora que haciendo de intermediaria decidió no repetir los insultos.

    Sin duda en materia de recitales el público más zarpado y psicótico de todos los tiempos fue el de los `90.

  7. Hola Hugo, si bien no fue al nivel de Woodstock’99, a mi me tocó vivir una situación «violenta» cuando tocaron los Doors (con Ian Astbury de The Cult como vocalista) en Velez en el 2004. Yo trabajaba en Musimundo y me tocó estar en el stand de la empresa. No sé qué estaban pensando los organizadores, pero eran los comienzos del campo VIP, entonces todo el campo estaba lleno de sillas de plástico con entradas carísimas y con un público de gente bien vestida y mujeres con tacos, que tomaban fotos con las recién aparecidas cámaras digitales. Al comenzar el primer tema se armó el quilombo. Los de las plateas empezaron a cortar los alambrados y a entrar al campo. Hubo corridas. De repente veías a los del campo Vip huir despavoridos (había familias con chicos chiquitos). Enseguida apareció gente (calculo de la organización) que agarraba a cualquiera que se le cruzaba, los tomaban de los pelos y los cagaban a palazos (literal) Tengo en mi mente la imagen de un pibito de no más de 16 años, delante mío afanándose una zapatilla (una sola!) debajo de su remera. El organizador nos encara y nos dice que levantemos todo el stand y nos vayamos. Que no quería que aparezca en el noticiero imágenes de la gente afanándose pedazos del stand. De repente el público empezó a prender fuego las sillas de plástico y a revolearlas para todos lados. Juntamos todo lo que pudimos del stand y nos tuvimos que ir del estadio… con cordón policial!. Afuera había gente que protestaba que quería entrar. En los medios no salió en ningún lado. Lo trataron como un gran show a pesar de los «leves incidentes».

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.