Stray Cat Rock: Delinquent Girl Boss (1970)

Publicidad

Durante la década de 1970 el pochoclero japonés tuvo una enorme populardiad con las películas de de , la saga samurái Lone Wolf and Cub y la franquicia Female Convict:  Scorpion, centrada en el subgénero de cárceles de mujeres.

Otra saga que contó con una enorme popularidad y brindó cuatro entregas entre 1970 y 1971 fue la antología Stray Cat Rock.

Una propuesta muy especial ya que el concepto argumental estuvo influenciado por el cine norteamericano de .

Para competir con las productoras Toei y Toho, el estudio Nikkatsu optó por adaptar con una impronta más feminista,las historias de pandillas de motoqueros que a fines de los años ´60 habían tenido un enorme suceso en el continente americano.

Películas como The Wild Angels (1966), con Peter Fonda y y muy especialmente The Mini Skirt Mob (1968) y Belle´s Angels (1969) representaron las principales fuentes de inspiración para la versión japonesa.

 

Cada entrega de Stray Cat  Rock tuvo la particularidad de ofrecer una historia diferente con el mismo reparto, donde sobresalio la figura de Akiko Wada, una popular cantante de soul de aquellos días.

Esta artista logró incursionar en el mercado norteamericano y en el 2008, el Apollo Theater de Nueva York, un templo para los artístas de ese género, la invitó a dar un concierto para celebrar el 40 aniversario de su debut en los Estados Unidos.

Cuando hizo estas películas se encontraba en el pináculo de su carrera y los productores en un comienzo la hicieron lucir con el rol protagónico.

Sin embargo con el desarrollo de la se convirtio en la gran revelación de estas producciones y la terminó por opacar dentro del reparto.

La saga impulsó su carrera como actriz que luego se consolidaría con Female Prisoner: Scorpion y .

Esta es una franquicia que mejora considerablemente con el transcurso de los episodios, ya que el director le encontró la vuelta al concepto de la propuesta después del primer film.

La entrega inicial Deliquent Girl Boss es bastante excéntrica y desconcierta al público con secuencias musicales de Akiko Wada y banda de rocks japonesas que promocionanban la banda de sonido.

Durante el primer acto de la trama  el director Yasuharu Hasebe le aporta al relato una narrativa experimental que retrata el movimiento hippy de los jóvenes japoneses de los ´70, con la adición de las pandillas de mujeres que pelean en duelos de cuchillo por cualquier estupidez.

El conflicto se dispara cuando el novio de Meijo Kaji termina perseguido por una organizacion de extrema derecha a la que les hizo perder dinero en una pelea de que debía estar arreglada.

A partir de ese instante surge el conflicto entre las hippies motoqueras y los conservadores fachos que termina por supuesto en la carnicería habitual del cine asiático de ese período.

Probablemente por el hecho que el director todavía no tenía muy claro lo que deseaba hacer con el concepto del film su narracion se dispersa bastante en secuencias musicales que estiran la duración sin sentido.

Pese a todo, el público asiático juvenil se enganchó con esta producción y gracias a la buena repercusión en la taquilla se hicieron tres continuaciones que luego se concentraron más en la acción y el de venganza.

Este fue el avance el primer film que se  encuentra disponible en el puerto de Jack.

 

Publicidad

2 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.