Los intocables de Elliot Mouse

Publicidad

Un gema olvidada de la española que descubrí hace poco y me sorprendió tanto que ameritaba dedicarle un nota.

Se trata de una adaptación para niños de Los intocables de Brian De Palma, con todo lo demente que el concepto puede parecer.

La fue producida en 1996 por BRB Internacional, la compañía responsable de Dartacan y los Mosqueperros, La vuelta al mundo de Willy Fog y El pequeño Cid, entre otras joyas de la década de 1980.

La verdad que no tengo el recuerdo de haber visto esto a fines de los ´90 en la televisión y de no ser por una recomendación de You Tube que me apareció en el menú de la página jamás la hubiera descubierto.

Me impactó mucho como tomaron una propuesta para adultos, como es el film de De Palma, y los trasladaron a un espectáculo familiar que logra conservar los elementos tradicionales del género gánster.

Como era habitual en las producciones de esta compañía los personajes de las historias por lo general se representaban con animales.

En este caso escogieron la rivalidad entre gatos (mafiosos) y ratones (policias) para desarrollar el conflicto entre Al Capone y Elliot Ness.

La ciudad de Chicago la cambiaron por Cheescago el tráfico ilegal de alcohol fue reemplazado por queso.

El villano que en este caso se llama Al Catone, es un gato que mantiene controlada la ciudad bajo un bajo un régimen de extorsión y violencia, hasta que llega Mouse, un detective de la costa oeste para ponerle acabar con la Mafia.

Los Intocables que ayudan al protagonista también están basados en los personajes del film, donde no falta un policía irlandés de la vieja escuela que evoca el papel de Sean Connery y un contador y cerebro del equipo que representa el rol de Charles Martin Smith.

Más allá de los elementos que se adaptan de la película, la desarrolla una parodia del género brillante que puede entretener tanto a grandes como chicos.

Los adultos encontrarán un dibujo animado plagado de referencias a películas clásicas de este tipo que para los pibes resultan imposibles de reconocer por una cuestión generacional

Por ejemplo, el sobretodo amarillo que usa Elliot Mouse es un homenaje a Dick Tracy y también incluyeron a una ratoncita que evoca a Brethless Mahoney, el personaje de en la película de Warren Beatty.

Toda la temporada presenta un largo arco argumental, narrado en 26 episodios, donde no faltan la aparición de personajes de figuras míticas como la banda de Ma Barker, John Dillinger y Frank Nitti, quien en la vida real fue mucho menos terrible de lo que Hollywood nos hizo creer.

Un intriga que me generaba esta propuesta cuando empecé a verla era la manera en que manejarían la violencia de la obra de De Palma y lo que hicieron es brillante.

Para mi sorpresa los personajes utilizan armas de fuego y se incluyen secuencias de tiroteos pero siempre le encuentran la vuelta a esas escenaspara que nadie muera y en caso de surjir algún herido es por otras circunstancias.

Ya desde el primer capítulo a los Intocables les ponen una bomba en el hotel donde se hospedan y cuando Mouse rechaza los sobornos de Catones, sus soldados intentan acribillarlos en la calle.

Hoy en la aburrida sociedad conservadora del 2021 esto sería imposible de concebir y probablemente no habría modo de conseguir financiamiento para un proyecto de este tipo.

La cuenta con otras dos cualidades que estuvieron muy bien trabajadas y contribuyeron a que resistiera tan bien el paso del tiempo.

La adaptación del conetxto histórico es impecable y aunque se trata de una parodia infantil, la trama evoca con acierto la Era de la Depresión y el modo en que los gánster se infiltraban en todos los aspectos de la sociedad, inlcuido en el departamento de policia.

Por otra parte la trama está musicalizada con una banda sonora centrada en el jazz que le aporta a la esa impronta de policial negro muy propia de la de detectives.

El argumento además no queda en la nada sino que tiene un final donde cierra el conflicto entre Catone y Mouse.

Si hubiera visto la en los ´90 en la lista epica que hice sobre la habría ubicado entre los primeros 20 puestos porque me pareció brillante.

Vuelvo a reiterar, no es sencillo tomar una pelícila como Los Intocables y adaptarla para un público infantil, dentro de una propuesta que además respeta el contexto histórico y las caractetística esenciales del género.

Una gran producción de BRB que recomiendo a quienes les gusten estos temas.

 

Notas relacionadas

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.