Female Convict Scorpion: Jailhouse 41 (1972)

Publicidad

Si tenemos en cuenta que esta continuación de Female Prisoner 701: Scorpion tuvo una producción acelerada, debido a que se estrenó tres meses después de la obra original, su calidad artística es extraordinaria.

El director Shunya Ito tranquilamente podría haber filmado en piloto automático una segunda entrega que clonara la fórmula de la película anterior, como hicieron tantos otros realizadores de Toei cuando la pegaban con una franquicia.

Sin embargo, el tipo elaboró una trilogía donde cada entrega presentó características visuales distintivas que elevaron el contenido tradicional del de explotación a un nivel que no tenía precedentes.

La trama se relaciona nuevamente con la temática de cárceles de mujeres y el de venganza, pero la manera en que se desarrolla la narración es lo que hace tan especial a Jailhouse 41 y el de Ito.

Los personajes cotidianos del género están presente y no faltan los guardias sadistas y las presas con pasados trágicos y una existencia marcada por la violencia.

Inclusive la premisa no podría ser más sencilla.

Matsu, la Escorpión () se escapa con un grupo de compañeras de la prisión y las autoridades emprenden la persecución por las regiones rurales de Japón.

A partir de esa idea el director construye un donde el género de explotación se combina con el experimental de un modo muy especial.

En esta continuación expande los elementos surrealistas, que incluye a una bruja entre los personajes, para desarrollar un cuento muy influenciado por la psicodelia que estaba presente en la cultura pop de comienzos de los años ´70.

Jailhouse 41 puede generar espanto por las situaciones de violencia que se presenta pero al mismo tiempo te hipnotiza frente a la pantalla por la belleza estética de las imágenes.

La secuencias surrealistas son una locura, con esos colores saturados que presenta la fotografía y los efectos de transición entre escenas que evocan el espíritu de cómic con el que se relaciona esta saga.

Hay una cabeza creativa en estas películas que no la encontrás en otras franquicias populares de Toei como Sister Street Fighter o Golgo 13, con Sonny Chiba, que eran más rudimentarias en lo referido a la puesta en escena.

En parte también a que eran producciones realizadas por directores que sacaban estos proyectos adelante como si fueran hamburguesas de Mc Donalds.

Por el contario, Ito tiene todas las cualidades de un verdadero visionario del que en materia de imaginación estaba 20 pasos adelantado al resto de sus colegas.

En los minutos finales inclusive se da el lujo de cerrar la historia con una secuencia onírica que hasta resulta emotiva, una sensación muy extraña luego de despliegue gore que vimos hasta ese momento.

Jailhouse 41 es una de las entregas más aclamadas de la saga Prisoner 701 y la verdad que los laureles que cosechó no son exagerados.

En el siguiente capítulo, Beast Stable (previamente reseñado) sorprendió con un más urbano donde le dio un descanso al surrealismo lisérgico para explorar problemáticas sociales.

Su ecléctica filmografía luego ofreció tres títulos que tuvieron una enorme popularidad en el asiático.

Gray Sunset, de 1985, fue un drama relacionado con la enfermedad del Alzheimer donde el director presentó una historia más sensible en la que demostró su capacidad para lucirse con todo tipo de géneros.

En 1995 la rompió en la con Farewell to Nostradamus, que todavía es recordada como una de las mejores entregas de la saga de Lupin III.

Tres años después consiguió otro suceso de taquilla con la controversial Pride, una propuesta que retrataba al criminal de guerra de la Segunda Guerra Mundial, Hideki Tojo, como un patriota y padre de familia incomprendido.

Una obra que forma parte de ese revisionismo demente que tiene los japoneses por ver hechos de ese conflicto bélico desde una perspectiva que no resiste ningún análisis serio.

Tojo habrá  sido una padre cariñoso con sus hijos pero la historia lo recuerda como un genocida responsable de numerosos asesinatos en masa contra el pueblo chino.

Queda una película más para completar la saga de de Female Convict Scorpion que quedó a cargo de otro realizador interesante.

Este es el avance del Jailhouse 41.

 

No tag for this post.

Notas relacionadas

Publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.