Sólo 8 bits: Ninja Gaiden II (1990)

Publicidad

Los años años ´80 representaron la era dorada de los ninjas en la cultura popular y por supuesto la industria del juego no dejó pasar el fenómeno.

Si bien estos personajes aparecieron en diversas propuestas desde los comienzos de esa década, un título que llegó a tener una enorme popularidad en las salas de arcade fue el viejo y querido Shinobi de 1987.

Si hubo otro antes, jamás lo conocí.

No me vengan con inventos raros y antecedentes extraños, este era el que jugábamos en las salas del barrio y en la costa.

El personaje Joe Mushashi luego se convirtió en un héroe icónico de Sega.

Durante el mismo período también salió Bad Dudes Vs DragonNinja donde los asesinos asiáticos tenían el rol de villanos.

En 1988 la empresa Tecmo desarrolló para el juego que en mi opinión consagraría a los ninjas de manera definitiva en este medio.

Ninja Gaiden fue uno de los títulos más aclamados de aquel años y sorprendió con una trama argumental que tenía más contenido de lo que el público estaba acostumbrado a ver en ese momento.

La trama introducía a Ryu Hayabusa, un guerrero que viajaba a los Estados Unidos para vengar la muerte de su padre y durante la travesía descubría una organizacíón que planeaba liberar a un demonio ancestral con el fin de dominar el mundo.

El conflicto era narrado a traves de secuencias inspiradas por diseños de que revelaban detalles del misterio a medida que el jugador avanzaba a a través de los 20 niveles.

Hoy esto puede verse primitivo pero en aquellos días fue algo revolucionario porque los juegos en general no tenían tanta introducción.

Ninja Gaiden te invitaba a ser parte de un cuento y uno lo vivía como algo especial.

La realidad es que este juego lo descubrí años después de su lanzamiento, ya que el primer contacto que tuvo con Ryu fue el excelente Ninja Gaiden II:  The Dark Sword of Chaos.

La obra de Tecmo era similar a la entrega previa con la diferencia que la continuación contaba con una realización mucho más elaborada.

Ya de entrada te enganchaba con esta excelente intro que tenía bastante contenido para lo que eran los títulos comunes de ese período.

Hoy tengo la trilogía completa de esta saga en mi consola retro pero la segunda parte sigue siendo mi preferida.

Ninja Gaiden 2 presentó una evolución notable en los gráficos y la banda sonora que era tremenda y contaba con muy buenas melodías.

La estructura de diseño seguía el modelo de aventura de Castlevania con la diferencia que acá tenía hasta este ninja vestido de azul que combatía a todo tipo de villanos bizarros.

Entre ellos una especie de que aparecían con la máscara de hockey y el para detener al protagonista.

Si bien no es un juego sencillo de terminar y el grado de difilcutad aumenta considerablemente con el progreso de los niveles al menos ofrece alternaticas para que la partida no sea frustrante.

Una de las grandes ventajas es que tiene la opción de «Continue» sin limitaciones y lo podés retomar desde el nivel donde perdiste.

Más allá que los gráficos y el diseño de los personajes están mejor definidos que los de la primera entrega, en la continuación tenés acceso a armas alocadas que podes conseguir durante la exploración de los nivieles.

Una de las grandes novedades de este capítulo fue que el protagonista podía manifestar una especie de espiritu representado en un ninja rojo que lo ayudaba a eliminar a los enemigos con una mayor velocidad.

Por lo menos para mí siempre fue EL JUEGO de los ninjas por excelencia y está tan bien hecho que pasan los años y no te aburrís cuando lo disfrutás de nuevo.

El personaje de Ryu Hayabusa cosechó una enorme popularidad en su momento y logró mantenerse vigente con la llegada de las nuevas consolas modernas.

El ninja luego se incorporó a la franquicia de que se vendió muy bien en PlayStation y también contó con dos adaptaciones en los medios audiovisuales.

En 1991 protagonizó el ova de animé Ninja Ryūkenden que estuvo inspirado en los juegos y está muy bueno.

Actualmente lo pueden encontrar en el You Tunbe con el doblaje en castellano.

Luego en el 2006 Ryu fue interpretado por Kane Kosugi, hijo del gran ninja del , en la adaptación cinematográfica de Dead or Alive.

La película no es una obra memorable pero zafa para entretenerse un rato y Kane sobresale como el ninja que aparece con el tradicional uniforme azul.

Un típico exponente del género de comienzos del siglo 21 donde abundaban las coreografías con arneces que estaban de moda y las secuencias en cámara lenta.

Si bien no es una gran producción por lo menos tiene más peleas que la última .

En fin, no sé si recordaran tanto al ninja azul pero yo solía jugarlo mucho a este juego y fue uno de mis clásicos de la era de los ´8 bits.

Este es nivel donde aparecían los Jason Voorhees.

Publicidad

6 comentarios

  1. Hugo, también lo tengo en mi portatil y el otro día se lo pasé a mi pibe para que jugara y puteaba de lo jodido que era. Ya el nivel 2 con el viento a favor y en contra era todo un desafío.

    A mi me gustaba pero me enojaba con lo random de los power ups que te va tirando, cuando me salía ese que disparabas como una estellita pero solamente para abajo puteaba porque si no era saltando, no te servía para nada.

    Desconocía que hubiera un animé, después lo busco

  2. Hugo aprovecho la temática para recomendarte el podcast «Modo Historia» que trata sobre videojuegos en contexto histórico. Hay dos capítulos de los Beat’em ups y habla sobre estos juegos! es excelente!

  3. Juegazo Hugo! Tambien para mi es el mejor de la trilogía, esa intro tiene una música pegadiza a más no poder (creo que es la más retengo en mi memoria junto con la intro de Captain Tsubasa 2). Muy buena historia tenia y la dificultad justa, aunque el hecho de que te desplaces un poco hacia atrás y aparezcan los enemigos ya muertos (malditas águilas!) le daba un plus de dificultad. Pero compensa va con esos espíritus ayudantes, que podías tener hasta dos! Ahh! Por cierto con la traducción en español que se hizo del juego hace poco pude entender toda la historia sino era solo imaginartela (aunque algunas cosas por esas escenas de transición adivinaba).

  4. Es verdad Mariano! Si tenías el cartucho con la versión japonesa la historia te la tenías que imaginar, de otro modo no había manera de entenderla. Especialmente el sefgundo juego.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.