The Mighty Ducks (1992)

Publicidad

A fin de mes se estrenará la serie de los Mighty Ducks que continúa la historia de la trilogia de culto de .

Una franquicia que fue muy popular en los años ´90 pero no todo el mundo recuerda.

La primera entrega se estrenó en 1992 y fue dirigida por el Rey de los filmes de culto de los ´90, Stephen Herek.

Una característica  de su filmografía es que varias películas que hizo tuvieron un suceso moderado en la taquilla pero luego consiguieron una enorme repercusión y un fandom devoto con las ediciones en video y las emisiones en canales de cable.

Entre esos casos se encuentran Critters (1985), la primera entrega de Bill y Ted (1989) y Don´t tell Mom the Babysitter is Dead (1991), con Christina Applegate.

The Mighty Ducks prácticamente fue una remake clandestina del clásico de 1976, The Bad New Bears con Walter Matthau y Tautm O´Neal que se relacionaba con un equipo infantil de béisbol.

Richard Linklater hizo la remake oficial en el 2005 que se destaca entre las producciones más flojas y olvidables de su carrera.

Herek tomó el mismo concepto y lo ambientó en el mundo del hockey sobre hielo con una película mucho más entretenida.

Emilio Estévez, quien a comienzos de los años ´90 atravesaba su época de gloria, interpreta a Gordon Bombay, un arrogante pero exitoso abogado de Minneapolis que trabaja para un firma importante.

Una noche tras celebrar 30 juicios ganados es arrestado por conducir en estado de embriaguez  y un juez lo condena  a 500 horas de servicio comunitario, donde lo obligan a entrenar a un equipo infantil de hockey sobre hielo clase B.

La situación reabre una vieja herida personal de Gordon, quien de niño fue una estrella infantil, pero cayó en desgracia tras errar un penal en la final de un campeonato.

Cuando toma contacto con el equipo de los Patos descubre que sus miembros no sólo son una banda de pibes descontrolados sino que además son horrendos jugando al hockey.

El film narra los esfuerzos de Bombay por convertir a estos chicos en un equipo decente que despierte el respeto del resto de la liga.

La gracia de la trama pasaba por el vínculo que se desarrollaba entre un entrenador que en su vida habia dirijido un equipo y con este grupo de pre-adolescentes que no sólo nunca ganaron un partido sino que ni siquiera podían hacer un gol.

Aunque el argumento era conocido y hasta predecible, The Mighty Ducks funcionó por la dirección de Herek y el tratamiento de la comedia que era muy divertida.

Dentro del reparto secundario se destacaba tambien Lane Smith (recordado por su la bor de Perry White en la serie Lois & Clark), quien encarnaba al odioso entrenador rival de Bombay.

Más allá de ls situaciones graciosas que eran efectivas la narracción de Herek desarrollaba muy bien la trasnformación del rol de Estevez, quien pasaba der se un abogado engreido a un entrenador profesional que se reconectaba con la verdadera pasión de su vida.

Dentro de elenco que integraba el equipo de los patos hubos tres artistas que luego hicieron carrera en Hollywoos y siguen trabajando en la actualidad.

Joshua Jackson años depsués  la pegó con la serie Dawsons Creek y participó de varios filmes populares hasta el 2000 , como El aprendíz (1998), Leyenda urbana (1998) y Juegos sexuales (1999).

Marguerite Moreau, la integrante femenina del equipo, luego apareció en La reina de los condenados, basada en la novela de Anne Rice, y numerosas series de televisión como The O.C., Lost y Smallville.

Elden Henson, quien interpretó a Fulton, el jugador más popular de los Mighty Ducks, fue parte de la saga The Hunger Games y hace unos ños obtuvo más popularidad por su interpretación del abogado Foggy Nelson en la serie Daredevil.

Pese al ensañamiento del crítica que siempre odió la framquicia, la película se convirtió en un suceso inesperado para Disney al recaudar más de 50 millones de dólares y aunque no fue la mejor de la trilogía resultó una amena introducción de los personajes.

A raíza del éxito de esta producción el estudio luego fundó el equipo de los Mighty Ducks de Annaheim que todavía sisgue vigente.

Stephen Herek no regresó para las continuaciones debido a que Disney lo puso a cargo de otros proyectos que también funcionaron comercialmente como la excelente adaptación de Los tres mosqueteros, con Charlie Sheen, y la versión live action de 101 Dalmatas, con Glenn Close, que se convertiría en la película más taquillera de su filmografía, con una recaudación de 320 millones de dólares.

La primera entrega de la saga se encuentra disponible en Disney + y también se consigue con facilidad en el puerto de Jack

Publicidad

8 comentarios

  1. De chico tenia fascinación por estas películas. A punto tal que espero que en Disney+ estén con el mismo doblaje al español de los ’90.
    Lo que no sabia es que la primera fue dirigida por Derek, y es muy cierto lo que decís del tipo. Uno de mis placeres culposos es la película Rock Star (2001), sé que es una película más del montón, totalmente acartonada, pero la amo.

  2. A mi también me gusta Rockstar, Gonze!
    Tiene un hunor raro que me parece no se entendió en su momento.
    La película no se toma en serio a si misma pero se la analizó de esa manera.

  3. De esta temática recuerdo varias..pero una de ellas la tengo más presente qye el resto y es «jamaica bajo cero». No sé si era de Disney o no..pero era de los 90 seguro. Con el gran John Candy

  4. Emanuel, si jack era pirata que puede ser?.. te lo dejo en suspenso..

    Siempre simpatice con esta peli Hugo. Por lo que le pongo mis fichas a la serie.

  5. Yo hasta llegué a tener el buzo de los Mighty, regalo de mi novia, ahora esposa. Cuando dejó de quedarme fue hurtado por mi sobrina, digo hurto porque fue sin violencia.

    Lo loco es eso: Soy abogado y me da medio por las bolas que siempre los personajes a redimir sean colegas. Nunca hay un abogado que arranque bueno y que haga las cosas de bueno nomás? Siempre tienen que encontrar la redención?

  6. The Rainmaker Arquero, de Coppola, basada en la novela de Grisham, ahí tenés un buen héroe honesto.
    Pero es cierto, no tienen la mejor reputación en la ficción.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.