Reseña de Tom y Jerry

Publicidad

CALIFICACIÓN: B

Tom y Jerry regresan  a los cines con una película que padeció un ensañamiento notable de la crítica norteamericana.

Si bien está muy lejos de ser un estreno memorable tampoco es la peor producción de la década como dieron a entender algunos medios especializados.

En principio tiene momentos más entretenidos que el fiasco de 1992, un robo obsceno de Los rescatadores de Disney, donde los personajes hablaban dentro de un musical insípido.

Por otra parte, cuenta con un tratamiento digno de la creación de Hanna-Barbera que no tuvieron Garfield y el Pájaro Loco en sus horribles adaptaciones live action.

La dirección corrió por cuenta de Tim Story (Los cuatro fantásticos), quien en este caso elaboró una propuesta con un marcado tono infantil que apunta a entretener a niños de entre cuatro y diez años.

Motivo por el cual la experiencia puede resultar no tan placentera para los adultos que busquen esta película por una cuestión nostálgica, aunque eso no significa que todo sea un desastre.

El director al menos mantiene intacta las personalidades del gato y el ratón, quienes se comportan de la misma manera que solían hacerlo en los cortos tradicionales.

Tanto la interacción entre ellos como la comedia física que ofrecen está en sintonía con la serie animada y brinda los mejores momentos del film.

La representación de los protagonistas se trabajó a través de la animación tradicional e incluye la participación de personajes secundarios que fueron parte de los cortos, más un cameo especial de dos clásicos del género.

Un detalle interesante es que no los distorsionaron con la infumable corrección política de estos días.

Jerry durante buena parte de la trama se desempeña como un ocupa dentro de un hotel lujoso, roba cosas que no le pertenecen y es el que inicia la tradicional pelea con Tom, a quien le sobran motivos para buscar una venganza.

Más tarde unen fuerzas contra un enemigo en común pero el film se asegura que la rivalidad entre los dos tenga una presencia considerable dentro del relato.

El problema con el trabajo de Story es que el argumento que rodea a los dibujos animados con los actores reales es penosamente desapasionado.

Para lo que representan Tom y Jerry en la animación esto que ofrece Warner termina siendo pobre.

Lo curioso de esta situación es que el estudio en los últimos años estrenó muy buenas películas para el dvd, donde los personajes se cruzaron con Robin Hood, Sherlock Holmes y el mundo del Mago de Oz con guiones más elaborados.

Claro que en esos casos hubo otro equipo de producción.

De todos modos llama la atención que no le dedicaran más esfuerzo al guión.

Chloe Moretz y Michael Peña ( en piloto automático) reman como pueden un conflicto insulso sobre la organización de una boda en un hotel que nunca les brinda la posibilidad de destacarse.

El director intenta construir una supuesta comedia de enredos con los personajes humanos pero no termina de funcionar por la sencilla razón que la trama es aburrida.

Tom y Jerry la levantan por completo con sus intervenciones y consiguen que el espectáculo sea llevadero para los adultos.

Tampoco ayudó la elección de Story de centrar la banda de sonido exclusivamente en el hip hop que después del tercer tema se vuelve tedioso.

De todos modos, con todas sus falencias creo que la película puede resultar más placentera para el público infantil y en ese sentido cumple su objetivo.

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad

12 comentarios

  1. Cómo estás Hugo, viste o escuchaste la película «pasajero oculto» la menciono porque cuenta también con chloe Moretz, está algo relacionada con el mundo gremlins. Saludos

  2. nooooo como un fiasco la del 92? yo solo me acuerdo que la recuerdo con mucho cariño (era muy chico y supongo que ver a tom y jerry de corrido por casi una hora ya garpaba la entrada) y la novedad encima creo que era justamente que les escuchábamos la voz por primera y ¿única? vez

    Igual esta la sentí como un tiro al aire; me refiero a que apareció de la nada de un día para el otro (no había leído ni escuchado nada de ella) Pero si, la verdad que nosotros, los viejos (xD), para ver las cosas «nuevas» que hacen con nuestros personajes de la infancia, ponemos un dvd o vemos los capítulos viejos en internet mejor…

  3. Yo también fui más indulgente con la versión de 1992 por haberla visto en mi infancia. Como muchos productos, no me enteré de su baja valoración hasta después de adulto con el internet … jejejeje.

    Pregunta: en la película sale la Nana negra o ya es mucho pedir en estos tiempos de corrección política?

  4. Que suerte que pudiste ver cosas positivas, Hugo. Yo no pude. El trailer no me había convencido nada pero le dí una oportunidad porque Tom y Jerry fueron esenciales en mi infancia. Y si no son los mejores cartoons jamás creados pegan en el palo. Joyas como «Cat Concerto», «How to catch a mouse» o «Jerry in Manhattan» son insuperables. Posiblemente los únicos que le pueden hacer «competencia» son los trabajos de Tex Avery. Pero la película..que querés que te diga. Me molestó soberanamente que tomaran gags directamente de los dibujos clásicos en lugar de inventar nuevos (un ejemplo..cuando Jerry esconde la mano haciendo que Tom se interese en ver que está escondiendo para luego darle un buen piñazo). No era necesario. Por algo les pagan a los guionistas..supongo. Las actuaciones, salvo Chloe, están más que en piloto automático, no le ponen onda en ningún momento. Michael Peña solo le pone onda en las de Marvel, en ésta y en Fantasy Island está como esperando recibir el cheque nomás. Otra cosa es la espantosa música de hip hop TODO EL TIEMPO, que aparentemente es algo que se impone como «órden de arriba» en Hollywood. Las últimas tres películas que vi (The grinch, Coming 2 América y ésta) resultan tener la misma «particularidad». Ya me hago la idea de que voy a ver a Kong pelear con Godzilla al ritmo del rapero de turno. Lo único que rescato de la película es la fidelidad del dibujo al original, pero no alcanza. Saludos, Hugo y felicitaciones por el trabajo que estás haciendo con los dibujos animados en TV. Simplemente colosal.

  5. Como detestaba la película animada de 1992, incluso de niño (Es de esas que ya te parecían un asco desde la infancia, en mi lista junto a Batman y Robin, de Schumacher): las voces eran horribles, la trama de la pibita infumable, y si bien no la asociaba del todo con Bernardo y Bianca, si me sabía todo a deja-vu, o muy visto, muy «Disneyficada» para mi gusto (números musicales incluidos, los cuales me parecían horrendos). Nada que ver con lo que me encontraba en el Cartoon Network.

    Aquí parece que si bien se respetan más al dúo, no basta del todo, si se pecan de los vicios actuales del cine familiar (¿Hacer chistes sobre redes sociales y repetirlos como tres veces? ¿Soundtrack de música urbana para parecer mas «trendy»? Mepa que ni aprendieron de lo última de Scooby). A seguir con los filmes para el DVD. Miedo me da que vaya a hacer Warner Animation con ese pseudo-universo compartido del Dr. Seuss que preparan.

  6. Hugo una corrección chica. La técnica que se hizo es animación computada (en 3d) y no es animación tradicional, se llama cell shading y se usa en varios videojuegos.
    El sombreado plano también llamado sombreado cel, o cel shading es un tipo de renderización no fotorrealista diseñada para hacer que los gráficos por computadora parezcan dibujados a mano

    Abrazo!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.