Modesty Blaise (1966)

Publicidad

Tras el estreno de Thunderball, con Sean Connery, en 1965, la manía por los espías y agente secretos en el cine y la televisión se descontroló por completo.

De un modo similar a lo que ocurre en la actualidad con las propuestas de superhéroes, en ese momento cualquier cosa que se relacionara con esta temática podía ser convertido en una película para aprovechar el fenómeno.

Entre los numerosos clones de Bond tampoco faltaron las versiones femeninas, que por alguna razón siempre resultaron un fracaso a la hora de convocar gente a los cines.

Ya fuera porque las películas no eran buenas o tal vez los personajes no generaban la misma atención, a las espías les costó muchísimo poder construir una saga como la de 007 o la de Matt Helm.

Pese a todo, también contribuyeron a brindar su cuota de entretenimiento.

En esta nota me voy a centrar en un clásico de los cómics y la novelas pulps que fue muy popular en Europa cuando surgió en 1963.

Modesty Blaise era una versión femenina de Bond y Diabolik que cumplía misiones secretas para el servicio de inteligencia británico.

Creada por el autor inglés Peter O´Donnell y el ilustrador Jim Holdaway, el personaje cobró muchísima popularidad en Europa, a través de una tira de cómics que se publicaba en diversos diarios y una colección de novelas pulp.

En el continente americano Modesty nunca pegó demasiado ni llegó a tener reconocimiento.

Curiosamente en Latinoamérica durante el mismo período la espía Brigitte Montfort de Lou Carrigan, que era muy similar, se convirtió en un best seller popular.

En otra nota me referí a este tema.

Los cómics de Modesty Blaise siempre fueron muy complicados de conseguir en esta región y la heroína recién obtuvo cierta notoriedad en 1994, cuando la compañía DC publicó una novela gráfica ilustrada por Dick Giordano.

Este cómic se consigue con mayor facilidad en internet y es la fuente que permitió redescubrir esta propuesta de los años ´60.

En pleno furor por el cine Bond, en 1966, Modesty fue adaptada en el cine con una película que en su momento despertó una enorme expectativa, a tal punto que compitió por la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

 

Esto se relacionó con el hecho que la dirección corrió por cuenta de Joseph Losey, uno de los realizadores populares de ese momento, responsable de la remake de M (1951), el clásico de Fritz Lang, de 1931.

Por entonces venía de ser aclamado por el drama The Servants (1964) y el film bélico sobre la Primera Guerra Mundial, King and Country (1964) con ek que obtuvo un enorme reconocimiento internacional.

A todo esto se sumaba el hecho que Modesty era interpretada por Monica Vitti, una prestigiosa actriz joven que estaba relacionada con las obras del cineasta italiano Michelangelo Antonioni.

La creme de la creme del denominado cine arte europeo se juntaba en este proyecto pero el resultado final no fue el esperado.

La película no funcionó comercialmente y terminó denostada por la prensa y los fans del cómic y las novelas pulp.

El tema con Modesty Blaise fue que el director Losey se alejó por completo de la fuente literaria para brindar una película más light en la linea de lo que era la serie inglesa The Avengers y el Batman de Adam West.

Algo que hubiera podido funcionar, como ocurrió con la saga de Matt Helm, si el director hubiera tenido más sentido del humor.

Al ver este film sobresalen dos enormes problemas que explican su fracaso.

En primer lugar el desastroso casting de Monica Vitti para el rol protagónico.

La labor de la actriz era penosa cuando tenía que desempeñarse en escenas de accíón y en lugar de ponerle una doble que la dejara bien parada en esos momentos, el director permitió que hiciera cualquier cosa.

En su excelente autobiografía (que recomiendo), Terence Stamp, quien representa lo mejor de este film, comenta que él supo que la película estaba condenada al fracaso cuando vio en el set el desempeño físico de Vitti en los momentos de acción.

Simplemente no era un papel para ella y tampoco ayudó que el guión la hiciera bastante superficial.

Cuesta entender por momentos por qué un servicio de inteligencia le encargaría una misión secreta a esta mujer que parecía vivir en una nube de pedo.

Otra problema fatal fue la dirección de Losey, quien demostró una incompetencia absoluta para trabajar el cine de género.

No cualquiera puede filmar una buena película de acción o parodia de Bond y acá encontramos uno de esos casos.

Modesty Blaise en su intento de ser bizarra terminó por desconcertar demasiado al público con sus excentricidades y esto le jugó en contra.

Por ejemplo, en la secuencia del clímáx, de la nada Monica Vitti y Terence Stamp interpretan un número musical donde cantan un canción mientras se desarolla un tiroteo a su alrededor.

Un momento que carece de sentido y ni siquiera funciona como sátira del cine Bond.

Una lástima porque el reparto fue estupendo y reunía a muchos artistas de prestigio.

Otras figuras conocidas del elenco fueron Dick Borgarde y Harry Andrews, recordado como uno de los ancianos de Kriptón («Be reasonable Jor-El») en Superman, de Richard Donner.

Pese a esos dos graves problemas, la película de Losey sobrealió en la parte técnica donde encuentra sus mayores virtudes.

Toda la fotografía, música, diseño de decorados y en especial los vestuarios representaron una radiografía impecable de ese período cultural hedonista conocido como el Swinging London, que tuvo lugar en Inglaterra a mediados de los años ´60.

En ese sentido Modesty Blaise es una máquina de tiempo muy interesante que nos traslada a la cultura pop de ese período.

Lamentablemente como clon de Bond el film no logró convencer y fue opacado por otras propuestas similares estrenada en aquellos años.

La espía tuvo su gran revancha en 1982 con una producción para la televisión que la trató con más cariño y la película del 2003, promocionada por Quentin Tarantino, My name is Modesty, que fue una gran adaptación de la historieta original.

En Pulp Fiction se podía ver una escena de John Travolta leyendo una novela Modesty Blaise por eso no sorprendió que Tarantino operara como sponsor del film.

En los últimos años Nicole Kidman y Jennifer López intentaron producir una nueva película con esta heroína pero no tuvieron suerte a la hora de conseguir el financiamiento del proyecto.

Lo mismo le pasó a Neil Gaiman, quien escribió un guión basado en una novela de esta colección y no se lo pudo vender a nadie.

A continuación pueden ver el avance original del film de 1966.

 

 

Publicidad

10 comentarios

  1. En la revista Dartagnan de Editorial Columba (El Tony, Fantasía, Intervalo, etc.) se publicaban comics en blanco y negro de Modesty Blaise. En la década del 70s seguro porque los leí, no se si antes en los 60s también. Según decia Guión: Peter O´Donell – Dibujos: Enrique Romero
    Y por lo que leí el agente secreto Denis Martin de Robin Wood (tambien de Columba) esta inspirado en un personaje secundario de la pelicula de Modesty Blaise, alguien que arrojaba cuchillos.

  2. Excelente link Guille, gracias!
    Necesitaría rapasarlas otra vez para hacer una nota decente porque las tengo olvidadas.Todavía se consiguen con facilidad y no son caras.
    En los ´80, cuando era chico, recuerdo que un tío mio coleccionaba El Tony y D´Artagnan y solía leerlas. Me llamaban mucho la atención las portadas que parecían pÓsters de películas.
    Muchas historias policiales y de acción, o sea que probablemente leí Modesty Blaise y no tenía idea.
    Décadas después cuando empecé a explorar el poliziottesco italiano enseguida me vinieron al recuerdo esas revistas que tenían una temática similar.

  3. Todo lo de Robin Wood (guinista) y los hermanos Villagran (dibujantes)de Columba es fabuloso.Y eso es solo la punta del ovillo, pasaron todos por ahí hasta Oesterheld. Cuna de artistas que algunos terminaron en Marvel y DC y otros en europa. Criticada siempre Columba por la «intelectualidad» del comic argentino, gente que seguramente detestarían tambien a Marvel y DC por ejemplo. Lo mejor va de mediados de los 60s hasta mediados de los 80s, para mi. Pero la editorial publico comics desde 1928 hasta 2001.

  4. Ultima cosa y no jodo mas con el tema, es que soy un fan y defensor de Editorial Columba, este es un tema de Calamaro tambien fan de la editorial dedicado a Columba.

  5. Pregunto desde el total desconocimiento: hay alguna pagina o paginas q tengan colecciones de comics? Nunca me puse a buscar realmente en internet, ademas conseguir en papel sobre todo donde vivo es imposible. Digo de marvel y dc sobre todo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.