Aullidos Vs.Un hombre lobo americano en Londres Vs.Wolfen Vs. Full Moon High

Publicidad

1981 fue el gran año histórico dedicado al Hombre lobo en el cine con cuatro películas que compartían la misma temática.

Cada producción tuvo su propia identidad y le hizo justicia a este ícono del género de terror.

A continuación repasamos a los contendientes por el orden de llegada que tuvieron en las salas.

AULLIDOS

Joe Dante abrió la temporada del hombre lobo con este film estrenado el 13 de marzo de 1981 que catapultaría su carrera en Hollywood.

El discípulo de Roger Corman ya había demostrado su dominio del género en la comedia de terror, Piraña (1972), pero en esta labor ofreció una propuesta mucho más intensa.

Por entonces, las historias relacionadas con este personaje no habían tenido antecedentes notables en la produccion norteamericana desde fines de los años ´50 y la mayoría de las obras realizadas entre las décadas de 1960 y 1970 provenían del cine inglés y español.

Aullidos (The Howling), estaba inspirada vagamente en la novela homónima de Gary Brandner, que tendría dos continuaciones, y desde los minutos iniciales conseguía que el concepto del hombre lobo pudiera ser aterrador otra vez.

Dee Wallace, quien se encaminaba a convertirse en una la de las Scream Queen de ese período, interpretaba a una periodista acosada por un asesino serial, que tras vivir un hecho traumático se tomaba una descanso en una colonia rural.

Un lugar habitado por vecinos extraños donde la protagonista descubría que la leyenda del hombre era mucho más que un mito.

El director Dante tenía previsto delegar los efectos especiales en el especialista en maquillaje, Rick Baker, pero como estaba ocupado con la producción de Un hombre lobo americano en Londres le pasó el trabajo a su asistente, Rob Bottin, quien había trabajado previamente en Piraña.

Con apenas 21 años, Bottin sorprendió con una labor extraordinaria al elaborar esos efectos prácticos donde los monstruos lograban ser aterradores.

Aullidos se tomaba su tiempo para desarrollar la trama pero una vez que se establecia el conflicto sorprendía con momentos intensos, dentro de un film que tampoco se tomaba tan en serio a sí mismo.

El reparto se completaba con grandes figuras del cine hollywoodense como Kevin McCarthy (Invasion of the Body Snatchers), John Carradine, actor icónico de los filmes del Dark Universe de Universal, Slim Pickens (Dr Strangelove) y Patrick Macnee de la serie The Avengers.

La película de Joe Dante fue aclamada por el público y la prensa y su éxito comercial generó que el estudio Warner Bros contratara al realizador para Gremlins.

Desde entonces se estrenaron otras siete continuaciones, la última en el 2011, que nunca me molesté en ver ya que fueron realizadas por otros directores.

WOLFEN

El 24 de julio de ese año se estrenó Wolfen, una joya del género completamente subestimada que en la actualidad quedó injustamente en el olvido.

Esta fue una película muy especial ya que trabajó el mito del hombre lobo a través de una fusión especial entre el cine de horror y el género policial.

La dirección corrió por cuenta de Michael Wadleigh, responsable del histórico documental de Woodstock y el reparto contó con artistas de primer nivel como Albert Finney, Edward James Olmos y un excelente Gregory Hines en el rol de experto forense.

Finney encarna a un policía que investiga una serie de crímenes seriales que desconcierta a los investigadores por la naturaleza violenta de los homicidos.

El caso que en un principio parece estar relacionado con un culto vudista luego se vuelve mucho más complejo cuando el protagonista contempla la posibilidad que la existencia del hombre lobo sea mucho más que un mito.

Wolfen fue muy interesante porque gran parte de la trama desarrolla el misterio de los asesinatos desde una perspectiva realista.

La narración de Wadleigh se mueve permanentemente entre los procedimientos policiales y el género de horror donde trabaja el concepto del monstruo con mucha  originalidad.

El hombre lobo no es retratado como en las películas tradicionales sino que sus ataques se describen desde el punto de vista de la criatura.

Para representar la perspectiva del monstruo el director utilizó unas cámaras térmicas que al ver el film en la actualidad nos remiten por supuesto a Depredador.

Hay dos cuestiones que me encantan de este film.

La fotografía espectacular de Gerry Fisher (Highlander) y el modo en que la Nueva York decadente y sucia de comienzos de los años ´80 se convierte en un personaje más de la historia.

Wolfen no fue un éxito comercial pero cosechó muy buenas críticas de la prensa y los fans del género durante su estreno.

UN HOMBRE LOBO AMERICANO EN LONDRES

Super clásico de Telefé en los ´90 y la producción más popular de este grupo, en parte a que es la que más veces se pasó por la televisión.

Cuando la vi por primera vez me pareció completamente aterradora y no fue hasta que crecí que empecé a entender su contenido humorístico.

Sin embargo en esa experiencia inicial me costó conectarne con el humor porque me impactaron más los elementos de horror.

Un tema interesante sobre esta cuestión es que el director John Landis concibió el proyecto a fines de los años ´60 y tardó cerca de 20 años en concretarlo , ya que los productores de los grandes estudios no terminaban de comprender el concepto del argumento.

Algunos la consideraban demasiado intensa para verla como una comedia y otros por el contrario creían que el humor que contenía la alejaba del género de horror.

La labor de Rick Baker en su momento fue una obra de vanguardia y esto generó que obtuviera el primer oscar de la historia en la categoría Mejor maquillaje.

La escena de la transformación del protagonista era muy perturbadora y la artesanía de los efectos prácticos inclusive en la actualidad supera a muchos mamarrachos digitales.

Otro detalle que me encanta de esta producción es su musicalización con canciones que se relacionan con la luna o el mito del hombre lobo.

Pese a que David Naughton hizo un gran trabajo en el rol principal su carrera luego se desarrolló en papeles secundarios o filmes menores de la producción clase B.

En el 2006 participó de otra película relacionada con este tema como fue Big Bad Wolf.

Griffin Dunne, quien interpretaba al amigo del protagonista, luego apareció en películas populares como Who is That Girl (con Madonna) y Mi primer beso.

Entre estas cuatro producciones el film de Landis fue la más taquillera de todas con una recaudación de 62 millones de dólares, algo que también remarca en su popularidad.

FULL MOON HIGH

La temporada del hombre lobo de 1981 terminó en octubre de ese año con el estreno de esta comedia escrita y dirigida por Larry Cohen (It´s Alive).

Esta película presentó una satira de las viejas producciones relacionadas con este monstruo, con la particularidad que el humor se trabajaba con el estilo de comedia juvenil que se hacía en ese momento.

Adam Arkin, hijo del comediante Alan Arkin, interpretaba a un adolescente que viajaba con su padre a Transilvania y era atacado por un hombre lobo.

A raiz de ese hecho se convertía en un mostruo pero también retenía su juventud.

Años después del incidente volvía a cursar el colegio secundario donde tenía que lidiar con una nueva generación de adolescentes y su condición de monstruo.

Full Moon High no es tan mala como determinó la prensa en su momento y ofrece una sátira directa de las viejas películas del hombre lobo de los años ´50.

Dentro de la obra de Cohen quedó en el olvidó porque el director luego hizo cosas más interesantes pero como parodia de la temática tiene sus momentos divertidos.

Esta producción fue un fiasco comercial en parte a que el público se había cansado con el tema después de las tres películas estrenadas en los meses previos.

EL VEREDICTO

Este duelo se define claramente entre las obras de Joe Dante y John Landis y entre ellas para mí gana claramente Aullidos.

Paso a fundamentar la elección.

Al margen que el primer visionado me perturbó muchísimo cuando recién empezaba a descubrir el género, creo que Dante ofreció una obra mucho más compleja, con un tratamiento excepcional de la sátira trabajada a través del metalenguaje.

Un elemento recurrente en la filmografía del director.

Aullidos es más subersiva a la hora de trabajar la temática con esa búsqueda de humanizar por momentos a las criaturas salvajes, por medio de esa civilización secreta de monstruos.

Lo que me encanta de este film es que la satira se aborda con mayor sutileza que en la obra de Landis, que funciona como un golpe de martillo en la cabeza del espectador.

El argumento está plagado de referencias interconectadas a los grandes clásicos del hombre lobo y el género de terror e inclusive incorpora fragmentos de los clásicos del Dark Universe y hasta dibujos animados para generar una complicidad especial con el público.

La película es intensa y el drama que atraviesa la protagonista no genera risas, sin embargo la narración de Dante no se toma todo en tan en serio y la narración está arraigada en el terreno de la fantasía.

El argumento por momentos es deconcertante y no tenés un indicio claro hacia donde se dirige el conflicto principal hasta ese final sorpresivo y excéntrico.

 Un hombre lobo americano en Londres es más directa y más allá del humor bien trabajado y sus virtudes técnicas la trama es bastante previsible.

En ese film algunos de los momentos más intensos se relacionan con las pesadillas que tiene el protagonista y el hombre lobo recién entra en acción a lo grande en los últimos minutos hasta que llega ese final abrupto.

Por el contrario, en Aullidos a los monstruos, que además son varios, se los disfruta en más momentos intensos.

Dentro de los aspectos técnicos me quedó también con los hombres lobo humanoides de Rob Bottin que el animal enorme y violento de Rick Baker.

Está muy bien que la película de Landis sea la favorita de mucha gente y los críticos, pero Aullidos para mí es completamente superior y es más, la destaco como la mejor obra relacionada con esta temática.

Un Dato Loco.

Dentro del género fanástico y de terror el Premio Saturn es el galardón más importantes en el cine norteamericano.

Aullidos ganó en 1980, antes que llegara a los cines el rubro de Mejor película donde venció a La niebla y El resplandor.

En 1981 el galardón se lo llevó el film de John Landis que superó a Halloween 2 y Wolfen.

¿Cuál eligen ustedes?

 

 

 

Publicidad

6 comentarios

  1. La verdad de las cuatro recuerdo Aullidos y Un Hombre Lobo Americano en Londres (titulo largo si los hay).
    Y es tal cual la nota. Recuerdo que Aullidos me generaba mucho miedo y la transformacion de los hombres locos era sorprendente.
    La otra pelicula me gusta mucho, y tenia momentos que me traumaban un poco como cuando aparecia el amigo todo destrozado por el ataque a hablarle. Y ni hablar del final, que me parecia muy triste. Todo desde mi perspectiva de niño.
    Creo que la segunda al ser el protagonista el hombre lobo generaba otra empatia que la primera. Igualmente ambas peliculas me encantaron.

  2. Excelentes duelos! y tambien elijo Aullidos. tendria 7 años cuando la vi (siempre me las ingeniaba por mas que los adultos no me dejaran jaja), y junto a Demonios me traumaban mal esas pelis. El clan de hombres lobos siempre me parecio «innovador» dentro de la trama (no se si en otra peli de hombres lobos estaba esa tematica, lo vi luego con Underworld), pero le sentaba bien a la trama.

    El final con todos los dialogos (incluso el tipo que no cree lo q ve en la tv y dice que son fx) hasta que se cocina la hamburguesa, me parecio excelente.

  3. Tengo un recuerdo pertubador de Un hombre lobo americano. Toda la atmósfera de ese páramo con el hombre lobo al acecho y el ataque bestial, las pesadillas del protagonista con su amigo muerto y la espectacular transformación… Veo que a vos y al otro lector que comentó le han pasado lo mismo, se ve que tenía esa capacidad para afectar nuestra mente de chicos amantes del terror.

  4. Telefé hizo mucho por el cine que nos gusta, incluyendo el terror.
    Recuerdo haber visto Hombre lobo americano en Londres, con su atmósfera de terror, algo de humor, en el momento oportuno. Incluso la amistad del amigo, convertido en fantasma, manteniendo ese tono amistoso, la referencia a la conquista de la enfermera. Que es un interesante personaje, realmente está interesada en el protagonista.

    Recuerdo un poco menos a Aullidos, si la actuación de Dee Wallace como reina del grito, lo que tiene que enfrentar. Y ese final, diría que desolador. Y con el toque de que la amenaza sigue.

  5. coincido con Aullidos, totalmente perturbadora, sobre todo para las mentes mas jóvenes jaja.
    El ciclo de telefe, o el viejo canal once eran los sábados de super acción no?? que buenos recuerdos, era ver los avances en la semana y esperar al sábado para ver las pelis.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.