Reseña de Superman: The Final Cut

Publicidad

Calificación: A+

Superman: The Final Cut debería ser la primera película que se estrenara en los cines en la fase de apertura de la pandemia.

Todo lo que hace falta para conseguirlo es la unión internacional del fandom del Hombre de acero y un gesto de humildad de la compañía Warner Bros.

Teniendo en cuenta que este trabajo de la realizadora chilena Kathryn Moss fue un proyecto sin fines de lucro, se podrían organizar funciones a beneficio de alguna causa (el catálogo de elección es enorme) y destinar lo recaudado a ese fin.

El problema es que el estudio jamás le va a dar entidad oficial a esta versión de la película, que es como tratar de esconder un elefante en un corralito de pollitos.

Por eso me refiero al gesto de humildad, que no se si puede esperar en este tipo de corporaciones.

Me consta que mi amigo y compañero del podcast Planeta 57 y Cines argentinos, Matías Lértora, desde hace años lleva adelante una cruzada personal para intentar reestrenar la versión original de Superman de 1978 en los cines.

No me corresponde a mí a revelar por qué no se pudo hacer todavía, pero estoy convencido que eventualmente lo va a conseguir. Tal vez lo haga cuando tenga 85 años pero lo va a hacer realidad.

Por eso pensar un estreno del Final Cut de Kathryn Ross en la pantalla grande entra en el terreno del pensamiento utópico, pero no lastima a nadie poder expresar ese deseo.

Creo que en el contexto de una pandemia, la falta de estrenos y las cosas decepcionantes que se conocieron en el último tiempo en plataformas digitales, esta experiencia de revisitar el clásico de Richard Donner tiene una repercusión emocional amplificada.

Esta chica se ganó el cielo para todo fan del personaje o del cine del director con un trabajo hecho ad honorem que no es otra cosa que una carta de amor sentimental a la obra original.

En el pasado existieron numerosos cortes del film que circularon en la televisión y las ediciones en dvd y Blu Ray.

Uno de los más recordados fue el  Salkind International Television Cut que presentaba la versión original de tres horas y ochos minutos que luego se editó para los cines.

En los años ´80 se exhibió este corte en la televisión norteamericana con la particularidad que los canales podían editarla a su antojo.

Con todo el material disponible Ross creó este Final Cut que para mí brinda la experiencia definitiva del Superman de Donner y resulta ser completamente superior a todas las reediciones oficiales de Warner.

Al menos para mí, creo que será muy difícil después de esto volver a las versiones tradicionales porque esta es la mejor manera de disfrutar el film.

A la hora de reseñar esta propuesta es coveniente separar la experiencia emocional del visionado y los aspectos técnicos.

No voy a detallar todas las adiciones que se hicieron porque hay un par de sorpresas que vale la pena descubrirlas individualmente.

Por ejemplo me encontré con un par de escenas que nunca había visto en mi vida y en este caso se aprovecharon de un modo extraordinario.

El motivo por el que el Final Cut pasa a ser la versión definitiva se relaciona con la siguiente cuestión.

La realidad es que el Superman de Donner quedó completamente desfasado en el tiempo, en un mundo donde el género atraviesa su mayor período de gloria y las expresiones narrativas cambiaron por completo.

Hoy para los chicos que se criaron con el universo Marvel y se acostumbraron a ver una secuencia final como la de Avengers: Endgame la película del ´78 es una obra de museo.

Superman no combate con ningún mostruo peligroso sino que rescata gatitos de los árboles y sabotea un bizarro plan de bienes raíces del villano que tiene un perfil de caricatura.

Al margen que el héroe no aparece hasta la segunda hora de película sin ninguna secuencia de acción.

Por consiguiente, lo que nos lleva a sentarnos a ver un Final Cut de casi tres horas a la gente de mi generación y a las que vinieron antes o unos años después no es otra cosa que la nostalgia.

El recuerdo sentimental de lo que vivimos la primera vez que descubrimos a Christopher Reeve en el rol y sentimos que ese personaje de los cómics y los dibujos animados era real y había cobrado vida.

Como mencionaban los afiches promocionales, Donner no hizo creer que un hombre podía volar.

La música épica de John Williams que puede conmover profundamente con tan solo escuchar la primera fanfarría. Bastan unos pocos segundos para volver a la infancia, la adolescencia o cualquiera que sea el momento en que la viste por primera vez.

Una banda sonora que nunca fue reconocida con un Oscar. Los inútiles de la Academia de Hollywood prefirieron premiar a Giorgio Moroder por su labor en Expreso de medianoche con melodías, que la gran mayoría de la gente salvo que se trate de amantes del cine, ni siquiera pueden reconocer.

Todas esas cuestiones emocionales generan que  el Superman de Donner, con el Final Cut se amplifique a niveles extremos y por eso nos conmueve de esa manera.

En los créditos finales hay un homenaje especial a todas los grandes artistas de esta franquicia que fallecieron y contribuyeron a hacer felices a generaciones de espectadores con un poco de fantasía e imaginación. Un detalle que se relaciona con esta cuestión.

La experiencia de revisitar la película de esta manera para mí fue alucinante y probablemente lo haga otra vez en los próximos dias para reparar en más detalles que se me pudieron haber escapado en el primer visionado.

LA LABOR DE KATHRYN MOSS

La tarea de restauración es una obra maestra artesanal que impacta en principio por toda la dedicación que se percibe en el trabajo.

La claridad con la que se pueden disfrutar las escenas y el modo en que embelece la fotografia original e iluminación de Geoffrey Unsworth te deja sin aliento.

Secuencias como la destrucción de Kriptón, que ahora es más extensa, se vive con una mayor dimensión épica.

Otra aspecto notable es lo que hizo con la remasterización del sonido que incluye algunas modificaciones muy simpaticas.

En la película original durante el segundo acto en Smallville se podía escuhar un fragmento de Rock Around The Clock, de Bill Halley que era casi imperceptible, ya que sonaba en la radio de un auto.

Moss le dio una notoriedad mayor a la canción que además de escucharse más fuerte tiene una presencia más prolongada.

Hacia el tercer acto, cuando Lois Lane cambia las señales de radio en el auto también se puede escuchar un fragmento de Baba O ´Riley, de The Who que no era parte del film original y quedó barbaro.

La película llega casi a las tres horas porque se incluyeron secuencias extendidas y diversos planos en fragmentos que siempre vimos más editados, además de las escenas inéditas de los diferentes cortes.

Un detalle que me gustó del Final Cut es que le da un mayor desarrollo al plan de Luthor y a la participación de varios personajes secundarios.

Los más favorecidos son Jimmy Olsen y la señorita Teschmacher, cuya participación ahora cuenta con un cierre fantástico.

El desarrollo de la historia por supuesto al ser más largo también resulta más orgánico y prolijo.

Hay algunas cuestiones que no terminan de funcionar y demandan la indulgencia de los espectadores, pero son momentos que te sacan un sonrisa y los dejás pasar.

Algunos  ejemplos.

La escena con los cameos de Kirk Alyn (el Superman del serial de 1946) y Noel Neill (la Lois Lane de la serie de los años ´50) donde una Lois pre-adolescente descubre a Clark corriendo a la par del tren.

Donner la excluyó inicialmente porque no tenía sentido introducir a la protagonista en esa versión cuando luego en las escenas de Metrópolos ella es mayor que él.

No daban los tiempos de las edades de los personajes.

El Final Cut también incluye toda una subtrama con la investigación de Lois en una reserva india que denunciaban aparentemente la falta de agua potable.

Cuando se destruye la represea los indígenas finalmente tienen agua en sus tierras y ahora podemos ver a las familias festejando ese hecho.

El tema es que después cuando Superman revierte el tiempo la represa se repara y  en teoría los nativos se quedarían sin agua otra vez.

Suponemos que Lois y el Hombre de acero después hicieron algo al respecto.

Otra adición que me gustó mucho es una escena post-crédito que toma un momento del corte de Superman 2 de Richard Donner y cierra de un modo perfecto un tema que habia estado presente en el primer film.

La identidad secreta de Superman y las sospechas de Lois sobre Clark.

Reitero, creo que no hay mejor manera de disfrutar la película que esta versión que no deja de ser una celebración muy cariñosa de la obra original.

A mí por lo meos me encantó y la remiendo.

Felicitaciones a Kathrin Ross por el excelente trabajo realizado.

A continuación les dejó un par de links donde pueden descargar o ver online el film.

https://ok.ru/video/1461608516164

https://mega.nz/file/EHxRlbzB#IPK_qXhC77W8eyv0Uh-Gu7IjTHTedoJxdVXELk6SEdE

Publicidad

15 comentarios

  1. Creo que necesito ordenar mis visionados de Superman antes de ver este final cut. Muchas cosas que mencionas, yo las vi en la versión expandida que se edito en DVD a principios de los 2000 (la escena de lois en el tren, la represa, etc). Esa versión dura 151min. A su vez ese DVD traía el theatrical cut que dura 143min *pero* hay otro corte de cines que dura 127min (nunca lo vi creo que es el corte original que se estrenó en cines).
    Tambien, hace cosa de 2 años se editó una edición extendida de 3 horas, que mayormente incluye escenas que salieron en esa edición para TV de dos emisiones. Sinceramente esta ultima me emboló de sobre manera porque no agrega nada a la trama y hace el desarrollo muy tedioso.
    Llegaste a ver esta ultima versión oficial de 3hs para hacer una comparación con este corte?
    Otra tema: no hubiese sido una buena oportunidad para «enganchar» una versión de Superman I con el Director’s Cut de Superman II, y tener un visionado mas coherente? Mas que nada para que al ver las pelis de corrido, Superman no salve el dia 2 veces rotando la tierra hacia atras jeje

    Buenisimo el post!!!!!

  2. Algunos están diciendo que warner bros podría llegara perjudicar la película si tiene mucha difusión.
    Creo que deberían los de Warner llegar a un acuerdo con Ross llegado el caso.
    Eso pasó con otros fandoms.
    No obstante, se podría decir que mientras no sea con fin de lucro como ya dijo la autora varias veces la pelicula podria seguir.
    Yo por mi parte la disfrute como cuando era un niño.
    Si los fanboys de Marvel modernos creen que todo es marvel y no hubo nada antes.
    Esta película es para presentar el mundo de Superman y al personaje.
    En la segunda que segun lei estaría en los planes esta señorita podria tener mas accion.

  3. Increíble yo la disfrute como la primera vez que la vi cuando tenía 8 años, un personaje del cual mi padre era fan, y estoy seguro le hubiera gustado ver..

  4. Un trabajo artesabal y tiránico el de esta chica!!!! Trabajó toda la ppelícula en una PC casera cuadro por cuadro. Brillante!!!

  5. Gran peli es igual a gran calificacion, y bien merecida. No estaba al tanto de este proyecto, si lo lei en tu blog por uno de los lectores. Asique a disfruitarlo.

    Coincido con vos, me parece una genial iniciativa post cuarentena su estreno en cine para uso de benificiencia, no esta nada mal Hugo. Muy buena nota. Saludos!

  6. Yo no esoty de aceurdo con que la pelicula quedó desfasada en el tiempo.Creo que claramente Marvek ha impuesto una forma de narrar las peliculas, rapidas, con mucha tecnología y llena de dialogos. Tal vez por eso las personas terminaran por alherse del cine de supeheroes, pasada la espectacularidad, no hay nada que quede en la mente del espectador. Para muestra, el ultimo spiderman no funciona, porque esta lleno de tecnología y de diálogos, pero no van a ningun lado, el personaje no tiene consistencia, no crece, no evoluciona.
    En vez de recrear una narrativa de culebron como son los cómics de Peter, crean una sinfonia de efectos especiales y dialogoas absurdo.
    Creo que no ha que confudir la narrativa marvel con la narrativa de una epoca fílmica

  7. Hola Gonse gracias, no nunca vi la versión de tres horas oficial, por lo que esas escenas nuevas que descubrí acá tal vez pertenezcan a ese corte.Me imagino que debe terner muchas escenas también que no agregan nada y por algo quedaron afuera.
    Sí, Superman 2 necesita un arreglo de este tipo. Desconzco si se hizo. El corted e Richard Donner estaba bueno pero tenía ese problema con el final.

  8. Mauricio me refiero a que quedó desfasada en el tiempo en la recepción del público infantil.
    No hay modo que los chicos de seis u ocho años hoy se enganchen con un corte de tres horas del Superman de Donner porque se criaron con otro tipo de cine.
    Hay un montón de características que quedaron un poco anticuadas.
    Ese último Spiderman que para mí es un espanto no obstante tiene mucha más llegada en ellos.
    Tal vez hay alguna alguna excepción, pero la gran mayoría te aseguro que se aburre.
    Es más, si les das a elegir entre El mago de Oz de 1939 y el Superman de Donner te van a elegir Oz porque la película todavía los sorprende, mientras que con los superhéroes tienen otro concepto del género.
    Por eso el Final Cunt es una experiencia nostálgica que tiene más relevancia para las generaciones previas.

  9. Perdon Hugo…pero, o yo tengo la mente hecha mierda y podrida…o sin querer se te escapo una N en el final «cunt» xD

    Mientras leía la nota, cuando llegué a la parte de la música de John Williams, inmediatamente empece a tararearla para dentro…tal cual, nos quedó grabada para siempre

  10. Hugo me acabo de enterar de una locura, otro fanático de Superman tomó el trabajo de Kathryn Ross con la primera película, el corte de Donner de Superman 2 y material de Superman 3 y 4.

    Juntó todo, lo editó y lo subió hace pocos días con el nombre «Superman One Cut». Es una épica que reúne todas las películas como si fuera una sola, dura casi 7 horas. Lo que logra el fanatismo por Superman no tiene límites.

    https://www.facebook.com/Superman-One-Cut-102851938162178

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.