Reseña de Scoob!

Publicidad

Calificación: D

A ver hijos míos de Warner Bros recordemos juntos el concepto de  que no requiere un título de psicología para entenderlo.

Cuatro pibes adolescentes y un perro resuelven juntos intrigas de misterio.

Lo repetimos leyendo en voz alta.

Cuatro pibes adolescentes y un perro resuelven juntos intrigas de misterio.

Una vez más para quienes tienen problemas de compresión de texto.

Cuatro pibes adolescentes y un perro resuelven juntos intrigas de misterio.

Repasemos.

Entonces tenemos cuatro jóvenes, que se llaman Fred, Daphne, Velma y Shaggy y junto a perro gran danés, conocido popularmente con el nombre de Scooby Doo desde 1969, viven aventuras en las que deben resolver casos asociados con amenazas paranormales, que habitualmente suelen ser falsas.

Hace 50 años que estos personajes aparecen en la televisión de manera ininterrumpida.

Ninguna otra serie animada se reinventó tantas veces en las últimas décadas como Scooby, motivo por el cual reúne varias generaciones de seguidores y en la actualidad los niños y niñas de cuatro años pueden reconocer al perro perfectamente.

La última película animada para el cine había sido la gloriosa Scooby Doo en la isla de los zombis, de 1998, que le dio una profundidad inusual a la relación de los protagonistas.

Desde entonces se hicieron no una sino otras 34 películas para el dvd, la próxima se estrenará en breve, Scooby-Doo! in King Arthur’s Court (el mito artúrico siempre presente).

Tienen un equipo de guionistas que hace décadas trabajan con esta franquicia y la nueva producción se la delegan a los escritores de Cars 3 y Angry Birds 2.

Bueno, acá están las consecuencias, Scoob! no es otra cosa que el Thor: Ragnarok de esta producción de Hanna-Barbera.

Antes de seguir con este tema quiero sacarme de encima una cuestión así me puedo centrar en lo que me interesa.

Es muy probable que esta propuesta se estrene más adelante en los cines locales y le vaya bien, no porque sea una gran película sino por el contexto de la pandemia.

Después de lo que tuvieron que atravesar los chicos cualquier cosa que se estrene tendrá su convocatoria por el simple hecho de poder ir al cine.

En Estados Unidos le fue muy bien con el alquiler digital por esta misma cuestión. Como expliqué en otra nota, en ese país la cultura de la piratería no está tan arraigada como en nuestra región y aunque la podrían descargar de internet la gente paga para verla.

Algo gracioso es que los críticos de cine que le dieron una reseña negativa como la mía, están a las puteadas y lo expresan en sus notas porque gastaron 20 dólares en esto en lugar de verla en el puerto de Jack Sparrow.

La verdad que Scoob! es muy decepcionante porque se esperaba más de un proyecto donde estaba vinculado Chris Colombus como productor y el director Tony Cervone, quien tiene una basta experiencia en este capo artístico.

De todos modos yo opto por correr a Cervone de esta cuestión ya que fue un director fantasma.

De hecho, si sos muy fan de Scooby vas a notar que los pocos momentos decentes de este film son cosas que incluyó el cineasta.

El resto es obra del departamento de marketing de Warner que arruinaron con sus fórmulas brillantes esta película.

El tema con Scoob! es que se caga literalmente en todas las características esenciales que convirtieron en un clásico a esta propuesta.

La película tiene un buen comienzo hasta los primeros 12 minutos (sí, le tomé el tiempo) donde se presenta un posible origen de Shaggy y su primer encuentro con el perro.

Luego hay un ameno homenaje a la serie clásica y ahí se terminó el espectáculo porque lo que viene a continuación no tiene nada que ver con la obra de Hanna-Barbera.

En un momento aparece Simon Cowell, el jurado estricto de American Idol, pese a que ya no estamos en el 2005, y le dice a los protagonistas que para triunfar en el negocio de los detectives tienen que despedir a los ineptos de Shaggy y Scooby.

Una idea estúpida que deriva en dos errores fatales de los guionistas.

Desde el momento en que separan a los protagonistas arruinaron por completo el film porque se pierde la dinámica del grupo que siempre fue la clave en este dibujo animado.

Shaggy y Scoob tienen una aventura en el espacio con el superhéroe Blue Falcon, mientras que el resto de los personajes intentan buscarlos.

No hay ningún misterio o investigación porque todo se desarrolla dentro de la trillada aventura de superhéroes.

Este es mi gran problema con la película.

Una propuesta de Scooby Doo sin una intriga de misterio es como un film de Meteoro sin una carrera de autos.

Imaginen una historia donde el famoso piloto en lugar de ser parte de una competencia protagoniza una aventura de ciencia ficción para detener una invasión alienígena.

¿Quién quiere ver esa película de Meteoro?

Este fue un proyecto manoseado por ejecutivos de marketing que en su vida vieron un episodio de Scooby Doo y contaminaron la película con todos esos elementos nefastos que vemos a menudo en las propuestas infantiles de CGI.

El humor se centra en situaciones idiotas, Blue Falcon, a cargo de un penoso Mark Walhberg, es retratado como un tarado (tal vez un homenaje al Thor de Taika Waititi) y el resultado final es una película que reniega permanentemente de la esencia de sus personajes.

Curiosamente el cross-over con el superhéroe se trabajó de un modo superior en la película del 2013, Scooby Doo! Mask of the Blue Falcon, que homenajeaba la cultura de los cómics.

La gracia de Blue Falcon es que el tipo es extremadamente serio y tiene como compañero a un perro que es un idiota. Al otorgarle una personalidad boba pierde por completo su atractivo.

Warner no aprendió ninguna lección del desastre de la era de Zack Snyder y vuelve a cometer el error de intentar construir un universo de ficción a las apuradas con los personajes de Hanna-Barbera que no termina de funcionar.

En lugar de ir paso a paso o desarrollarlo de un modo orgánico, como hizo el autor Jeff Parker en el cómic Future Quest, que reunió a todos los personajes del género de aventuras de la productora, acá hicieron todo de un modo desprolijo con la fórmula estúpida de las películas de Angry Bird.

Por consiguiente, cuesta asociar esta producción con una propuesta de Scooby Doo ya que no tiene nada que ver con el estilo de aventuras que representa a este clásico.

Una serie que merecía un mayor respeto y cariño por parte del estudio.

No solo por su continuidad ininterrumpida durante 50 años, sino que además inventó un género que influenció numerosas cosas que vinieron después.

Por citar un ejemplo de la actualidad, Gravity Falls de Disney le debe muchísimo al perro gran danés.

El director Tony Cervone, quien comenzó su carrera con Animaniacs, trabajó varias veces con esta franquicia, donde realizó esa joyita para el dvd como fue Scooby-Doo! Abracadabra-Doo (2010), que presentó una estética más oscura con guiños a clásicos del cine de terror y la genial Scooby-Doo! and Kiss: Rock and Roll Mystery , (2015) que contó con las interpretaciones de los músicos de la banda.

Si conocés el trabajo de Cervone se nota de un modo obvio que en este nuevo proyecto se encargó de los aspectos técnicos de animación, que son correctos, pero la película fue controlada por los ejecutivos del estudio y le ataron las manos.

Todos los guiños que hay a la serie clásica los pudo incluir él porque los ineptos que escribieron el film fueron por otro camino.

Queda claro también que estos personajes fuera de la animación tradicional no se los disfruta de la misma manera y el CGI, lejos de los que se cree habitualmente, les otorga una mayor artificialidad.

En resumen una película sin alma, completamente desapasionada que reniega de la identidad de esta franquicia y apuesta a las fórmulas de esas películas que están mas interesadas en vender yogures que ofrecer un buen espectáculo.

Una enorme decepción.

 

Publicidad

14 comentarios

  1. Hugo: siendo uno de mis críticos de cabecera no sabés lo que me alegra estar 101% de acuerdo con vos. Para mí Scoob! representa la primera gran decepción de este pandémico 2020. Es de lo peor que le pasó a la franquicia.
    Soy muy fan de la franquicia, por lo cual no podía creer lo que estaba viendo. ¡Los chistes sobre Netflix y Tinder! ¡Simon Cowell! Qué cringe todo, por favor. Los primeros 15 minutos son, literalmente, lo único potable (están muy bien). A partir de ahí, a pique mál. Con una D estuviste más que justo.
    No entiendo por qué existe la película y, agrego, nada acá merece un signo de exclamación.
    Por cierto, espero que hayas visto Misterios S.A, que es Scooby Doo en su mejor forma. Son dos temporadas que encontrás fácilmente (y como decís vos) en el puerto de Jack Sparrow.
    Slds.
    Luciano.

  2. Si Luciano de hecho la tengo en dvd!
    Después de la original que merece el respeto por haber creado todo, es lejos la mejor de todas. Lo que hicieron con las tramas y el desarrollo de los personajes fue brillante.
    Casualmente el director Tony Cervone también trabajó en esa serie por eso lo corro de este desastre que hicieron ahora porque no tiene la culpa.
    Me olvidé de mencionar lo de Tinder, un horror.
    Saludos!

  3. Se aclara que Blue Falcon no es el original, sino el hijo. No me termino de convencer Pierre Nodoyuna,pero si, imagine que no te gustaría Scoob. Me intrigaste con la peli que se cruzan con Blue Falcon, la voy a buscar.
    Me coparía mas ver una adaptacion de los nuevos comics de los personajes de Hanna Barbera.

  4. ¿Quienes manejan hoy en día Warner? ¿Un topo de Disney?

    Es increible el poco aprecio por sus franquicias que tiene! Y es preocupante, porque si vos me decís que sólo sucede con DC… ok, vaya y pase. Es DC que tiene a unos inútiles. Pero Scoobs también y son franquicias históricas, que traspasa a varias generaciones… no entiendo realmente. Podés hacer cosas modernas pero bien resueltas, esto es un pastiche de cosas que no generan nada.

    Que bazofia.

  5. Hugo,me pasó lo mismo, cuando la veía decía «Estos muchachos no vieron un capítulo en su puta vida», 0 misterio todo. Aparte ponen de villano a Pierre Nodoyuna y lo desdibujan todo para meterle MINIONS ROBOTS?
    BASTA DE PERSONAJITOS ASISTENTES TONTOS DEL VILLANO, YA LOS VIMOS. GRACIAS!
    Y DONDE ESTA LA CAPA DE MI CAPITAN CAVERNICOLA?
    Esos cameos solo en carteles como para querer darle la forma de multiverso y ni que hablar del final con esos rediseños de otros clásicos y NO, LA HORMIGA ATOMICA NO ERA UNA CHICA, NO ME FUERCEN LA AGENDA AL PEDO!
    Te juro que estuve esperando tu reseña para esto Hugo. Más barato que la terapia

  6. Mi experiencia personal pasa por como disfrutaron mis hijos la película por un lado y lo que me pasa a mi con mis 38 años. Me costó digerir un blue falcon tan salame (mas allá de que es el hijo del original y se explica). La ruptura del equipo con Shaggy y Scooby es complicada de digerir porque además no hay misterio y eso es lo que se disfruta de la franquicia. Esa química no está. Los niños la disfrutan porque no tienen toda esa historia que tenemos los mas grandes con estos personajes. A los chicos mas chicos les gusta y ahí funciona. Sin embargo películas como Scooby-Doo! and Kiss: Rock and Roll Mystery que realmente capturan el espíritu de la franquicia los vuelven locos a un nivel que me sorprende y si bien esta Scoob! les gustó, La de kiss les estalla la cabeza (verlo al gordo con 3 años haciendo pogo es un placer divino) . Volviendo al tema, es claro que mientras el número les cierre a nivel comercial, se van a cagar en cualquier historia y mitología previa que tengan los personajes. Si fuera una película de San Martín y se les ocurre que el tipo cruzo los andes arriba de una tortuga ninja y a nivel comercial funciona quedate tranquilo que hacen 5 secuelas.

  7. Después de esto los DClievers seguirán teniendo esperanzas con esa farsa del director’s cut de justice league???

  8. Que lastima que hicieron eso con esta película ! A mi hijo le encantan las películas de Scooby Doo. Vimos casi todas las de Lego donde aparecen estos personajes y también las últimas animadas y las series que pasaban en Cartoon Network. Habrá que dejarla pasar o verla un sábado aburrido cuando la estrenen por HBO o Netflix.

  9. Nunca fui fan de la serie vieja, me molestaba que siempre fueran estafadores disfrasados y que siempre en todos los capitulos tuvieran la misma formula e imagenes (como el juego de las puertas)
    Obvio que todo eso cambio con La isla de los zombie, era todo lo que quería y nada de lo que no me gustaba, seria, misteriosa, un peligro real.
    Obvio que hoy con mas edad se el valor de la serie original y la isla me parece una película aun mejor por lo que significo cambiar (para bien) tantas cuestiones clásicas de la serie.

    Se puede hacer mucho cuando se tiene personajes tan establecidos, y lo mas facil es tirarlos en un genero popular para contentar a marketing. Una lastima cuando desperdician recursos y oportunidades en la facil.

  10. Faltaba que el director fuera Uwe Boll y ya era una muerte anunciada.
    Que tristeza, ¿Tan difícil es hacer una película de Scooby Doo?
    Prefiero ver las primeras dos películas Live Action en VHS.

  11. Hugo mencionaste en el post sobre liga de la justicia y en este el tema de que los yankis no consumen películas » por izquierda» como quien dice y Garapan el valor del film. A que se debe eso? Podrías comentarme un poco o es algo que tenes en vista analizar más adelante en otra publicación?

  12. Comenzamos a verla con mis hijos y llegamos hasta la aparición de Blue Falcon, no pudimos seguir, flojasa. Pusimos Jumamji, Segundo Nivel y la pasamos mucho mejor, con la participación de los Danny! DeVito y Glover. Decepcionante este Scooby. Abrazo virtual Hugo!

  13. Es una cuestión cultural Juan Ma de querer hacer las cosas como corresponde. Te pongo un ejemplo. En Estados Unidos durante décadas fueron muy populares esas máquinas (todavía existen) donde ponés una moneda y retirás un diario para comprarlo de manera directa.
    La gente paga el ejemplar y toma uno solo. En nuestro país jamás funcionaría porque desaparecerían todos los diarios en dos minutos.
    La cultura de respetar las reglas y hacer lo correcto en esos aspectos se impone desde la infancia y eso se incorpora de un modo automático en la vida cotidiana.
    No digo que sean perfectos ni nada, tienen otros quilombos pero esas cosas las hacen bien. Hay un respeto por ciertas normas establecidas.
    Los números hablan por si solos. Una película mala como Capone hizo números estupendos en el alquiler on demand.
    ¿Por qué?
    Porque en Estados Unidos optaron verla por la vía legal y pagar los 20 dólares que tal vez no afectan tanto su economía.
    En otras regiones es diferente.
    Me incluyo en el tema. Por más fan de scooby doo que sea yo no voy a pagar en este momento 20 dolares para reseñar una película. Si está disponible en el puerto de Jack Sparrow la voy a ver de esa manera.
    No obstante, en su momento le compré a avh todos las películas originales que editaron en dvd de scooby en lugar de pagarlas más baratas en los manteros o puestos del parque Rivadavia, porque me parecía que era una manera también de ayudar a la industria del video.
    Lamentablemente no todo el mundo pensó así y ya no se edita más nada o al menos como antes. Me parece que va por ahí el tema.

  14. Acá me meto un poco en el tema porque me gusta y tengo amigos que viviendo allá, me lo explicaron.

    1- Bien como dice Hugo, allá el tema de pagar por lo que hace otro es algo cultural. Te pagan los 20 dólares que sale la peli, sea un fiasco o un éxito porque es como se los inculcan de chicos. Entra en juego el concepto de propiedad privada y demás bola.
    2- Allá controlan mucho el tema descargas ilegales también. Los proveedores de internet ayudan con el tema y si enganchan que bajate pelis por torrent, te llega un mail invitandoté a no hacerlo. Muchos sitios y gente que quiere insistir igual, se la juega con el uso de VPNS y demás bola para hacerlo complicado de rastrear. Pero, si para bajar algo pirata tenés que hacer toda una movida enorme… pagan los 20 dólares y menos quilombo.
    3- El tema de la suscripción a un servicio -Amazon con Prime, Apple con iTunes, netflix, Disney+- ayudó también. En software tenés muchas que pasaron a planes anuales y eso ayudó a que se reduzcan los casos de piratería.

    Igual es un tema que es para hablar largo y tendido.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.