Reseña de Capone

Publicidad

Calificación: D+

Después de ver Capone queda más claro por qué los grandes estudios de Hollywood y distribuidoras independientes se negaron a comprar este proyecto para su distribución.

De no haber ocurrido la pandemia el nuevo trabajo de director Josh Trank, responsable del fracaso de los Cuatro fantásticos (2015), hubiera terminado de todos modos en alguna plataforma de streaming para su consumo digital.

Capone es un film mediocre y tedioso que está destinado a quedar en el olvido y es una pena porque el concepto que proponía era interesante y no se había trabajado en otras propuestas.

En principio es conveniente dejar en claro de entrada que este film no pertenece al género gánster sino que ofrece un drama depresivo sobre la demencia.

La trama imagina lo que pudo haber sido el último año de vida del famoso criminal en 1947, en su mansión de Florida, donde cumplió un arresto domiciliario.

El caso de Al Capone es muy interesante porque a diferencia de la gran mayoría de sus colegas no murió por un acto de violencia, pero su caída fue una pesadilla por todas las situaciones terribles que atravesó.

De pasar a ser el rey absoluto de la ciudad de Chicago y uno de los mafiosos más peligrosos del siglo 20 de repente terminó en la cárcel por una causa de evasión de impuestos.

En la prisión contrajo sífilis y en poco tiempo la enfermedad derivó en un cuadro de demencia que empezó a alterar sus facultades mentales.

Para el momento en que le dieron el arresto domiciliario, ya que no tenía sentido mantenerlo en la prisión, Capone tenía la edad mental de un chico de 11 años.

Si les interesa esta historia recomiendo conseguir el brillante libro de Max Allan Collins (autor de Camino a la perdición),  Scarface and the Untouchable: Al Capone, Elliot Ness and the Battle for Chicago.

La más grande y completa investigación que se hizo hasta la fecha sobre ese tema.

La película de Trank no se rige por las rigurosidades históricas y eso no es un problema porque esto es una propuesta de ficción.

En la trama los primeros signos de demencia recién empiezan a aparecer cuando el protagonista cumple el arresto en su hogar.

El film se centra en explorar, con bastante superficialidad por cierto, el deterioro mental de Capone mientras se complica su capacidad para discernir la realidad de las situaciones imaginarias.

No hay un argumento definido ni un desarrollo interesante del personaje sino que todo lo que vemos es al mafioso en diferentes situaciones penosas durante una hora y cuarenta minutos.

La narración de Trank se estanca en el tedio absoluto y contamina el relato con numerosas escenas irrelevantes y escatológicas que no ayudan en absoluto a conectarse con la película.

No faltarán los pseudo intelectuales que traten de darle alguna profundidad existencialista a lo que es simplemente la obra de un director mediocre.

El film carece de situaciones de tensión o un desarrollo interesante y la narración presenta una distancia permanente con los personajes que no generan ninguna empatía.

.

En esta película encontramos la peor labor de su carrera y dudo mucho que su interpretación quede en el recuerdo.

Más allá de hablar en murmullos inentendibles, cagarse encima cada 10 minutos, vomitar y quedarse tildado frente a una pared no hace nada interesante con el rol, salvo por ofrecer un espectáculo grotesco.

Creo que Hardy en este proyecto intentó brindar esas interpretaciones excéntricas que solemos asociar con Nicolas Cage y John Travolta y le salió el tiro por la culata.

En parte porque él como artista está a años luz de alcanzar el mismo nivel de versatilidad que tienen esos dos fuera de serie.

Travolta te puede componer un villano exagerado en una película como Swordifish y después lo encontrás cantando como una señora gorda en Hairspray y en ambas películas la rompe.

Ni hablar de Cage que hizo de todo.

Hardy es un buen actor pero lo sacás del rol del tipo torturado o el antihéroe rudo y se le complican un poco las cosas que es lo que sucede justamente en Capone.

Desde el inicio del film no hubo un solo momento donde pudiera comprarlo en este papel y me parece que se pasó de rosca con su constante sobreactuación.

Por alguna razón decidió darle al mafioso un tono de voz extraño que recuerda el papel de Dustin Hoffman como el villano Murmullos de Dick Tracy.

De hecho, durante el visionado del film tuve que activar los subtítulos en inglés porque no entendía una palabra de sus diálogos.

Tampoco lo ayudó una horrenda labor de maquillaje que le dio un aspecto artificial al personaje.

Con el simple hecho de aumentar un poco de peso podría haber interpretado de un modo más realista al gánster en lugar de aparecer como una versión teatral de Scrooge.

El maquillaje resultó una distracción y también te saca de la película en varios momentos.

Suelo disfrutarlo a Hardy en el cine pero la verdad que en esta producción no presenta su mejor labor.

El resto de reparto no contribuye demasiado y el director Trank también desaprovecha a Linda Cardelini y Kyle Machlachan quienes tienen roles muy limitados.

La única excepción es Matt Dillon, quien le aporta un poco de energía a la película y ayuda a que el tedio se haga más llevadero.

Capone es esa clase de películas que nos hacen reír por los motivos equivocados y falla por completo cuando intenta ser graciosa con situaciones de mal gusto.

Hay que dominar una sutileza especial para intentar hacer humor con un tema tan delicado como la demencia y ese es otro aspecto donde la dirección de Trank resulta un fiasco.

La verdad que me pareció horrenda esta película y no puedo recomendarla.

Lo único rescatable es la labor de Mat Dillon y la fotografía de Peter Deming, frecuente colaborador de David Lynch.

El resto es para el olvido.

 

 

Publicidad

6 comentarios

  1. Es verdad que no es una biopic pero es raro porque por momentos lo intenta o parece intentar contar datos históricos del pasado del personaje y a la vez trata sobre la caída en desgracia de un poderoso, y hablar sobre los problemas mentales, y trabajar a un personaje super conocido desde otra óptica y la demencia, y plantear una sub trama sobre la paternidad y sobre el acoso del FBI.

    Tiene tanto en tan poco tiempo y con tan pocos recursos que no logra dar con un tono que englobe todo eso y por eso termina dando risa cuando no debería y sobre todo aburre.

    Solo podría destacar la secuencia de alucinación en las club y el tiroteo en la calle porque estaba pasando al fin algo y al fin me intentaba mostrar lo que pasaba en su cabeza pero es un momento solo dentro de una película muy mal planteada.

    Es una película que tiene un hijo ilegitimo, un doctor topo del fbi, un socio muerto, crisis financiera, delirios mentales, la búsqueda de un tesoro millonario y solo muestra a un hombre murmurando y fumando zanahorias.
    Es como si Josh Trank tuviera miedo de no volver a pisar un set nunca mas en su vida y quizo dejar todo en una sola película.

  2. Ya el trailer se veía raro y feo. Me sorprende que Hardy no pudiera hacer algo decente con el rol, era lo único a lo que le tenía fe en esta película. Esta era la última oportunidad de Trank como director, se enterró solo.

  3. Es cierto, si lo mirás desde ese punto de vista parecería que abarcó todos los temas posibles como si hubiera sabido que no lo contrarían otra vez en los grandes estudios.

  4. Que cagada eh… Tenía ganas de verla por la propuesta y por hardy pero vi las criticas q le daban con un caño y desistí.
    Para hardy es una cagada en serio porq son manchones a la carrera y eventualmente te puede perjudicar

  5. Es infumable. Hagan caso omiso a las reseñas del tipo “el regreso triunfal de Trunk”. 1:40h que no recuperaré jamas.

  6. Se me hacia MUY raro que la sacaran practicamente sin promocion siendo que con muy poco podian hacer un peliculon. No lo voy a esconder, estaba esperando tu critica para ver si de casualidad mis miedos eran fundados y bueno…
    Quizas la termine viendo por Hardy que salia muy bien parado de una pelicula MUY floja como era Legend.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.