La historia de Carolco (Parte 1)

Publicidad

Origen y ascenso de una productora histórica

17 segundos.

Si tuviste la suerte de vivir la era Carolco ese logo tiene un enorme carga nostálgica.

Nos remonta a la época en la que Sylvster Stallone y Arnold Schwarzenegger eran los reyes del mundo en la industria del entretenimiento y las películas se alquilaban en el video club para ser disfrutadas con amigos o en familia.

Aunque hoy puede sonar una aberración, en esos tiempos una producción ultraviolenta como Robocop reunía a padres e hijos y por lo general nadie reparaba demasiado si los contenidos no eran apropiados para el público infantil.

Un motivo que explica por qué personajes o figuras como Chuck Norris, Rambo y el robot policía de Paul Verhoeven luego tuvieron sus series animadas, acompañadas de juguetes.

Dentro de este período la compañía Carolco brindó títulos icónicos y en algún momento estuvo cerca de consolidarse como un poderoso estudio de Hollywood.

Sin embargo las disputas personales de sus fundadores sumados a pésimos manejos de la economía de esta sociedad generaron que todo acabara demasiado rápido, con la misma velocidad que se había conseguido el éxito.

Para entender la caída de esta compañía, que generó importantes cambios en la industria del cine norteamericano, primero es necesario conocer el origen de sus fundadores.

ANDREW VAJNA

Nacido en Hungría en 1944, Andrew desde su infancia tenía el excéntrico sueño de hacer películas en Hollywood, algo que era imposible de emprender para cualquier joven que buscara un trabajo al terminar la etapa escolar en Budapest.

A raíz de un viaje humanitario de la Cruz Roja a los 12 años viajó solo a Canadá sin hablar una palabra en inglés.

Eventualmente su familia se instaló en la ciudad de Los Ángeles, en Estados Unidos,donde cursó la carrera de fotografía en la universidad de esa localidad.

La profesión de fotógrafo no prosperó y Andrew aprendió el oficio de peluquero. Durante ese tiempo se reencontró con un amigo de la infancia que tenía una fábrica de pelucas en Hollywood donde aprendió a elaborar estos productos con una alta calidad.

A fines de los ´60 se instaló en Hong Kong para gestar su propia compañía de pelucas y el negocio resultó un enorme suceso comercial.

Durante este período tuvo sus primeros contactos con gente de la industria del cine chino.

En 1973 Vajna decidió vender la empresa de pelucas y con la plata que obtuvo produjo su primera película que se convertiría en un clásico del cine de artes marciales.

Deadly China Doll catapultó la carrera de Angela Mao, quien se convertiría en una de las referente femeninas del género.

Filmada con apenas 100 mil dolares esta película recaudó más de tres millones de dólares e insertó a Vajna en la industria del cine.

Con el suceso de este proyecto Andrew comenzó a cumplir su sueño y para mediados de los años ´70 era un exitoso distribuidor de filmes chinos en Europa.

MARIO KASSAR

La historia de Mario tuvo un origen muy diferente.

Pese a que nació en 1951 en una ciudad muy conflictiva como Beirut, en el Líbano, su familia tenía una próspera compañía dedicada a la producción y distribución de cine.

El padre lo introdujo en el negocio familiar desde muy chico y para el momento en que cumplió 15 años, Kassar ya se había establecido como el principal distribuidor de filmes italianos de género en Medio Oriente.

Eran otros tiempos donde un pibe de 15 años podía tener esa posición en una compañía de este tipo.

EL ORIGEN DE CAROLCO

El destino unió a estos dos hombres que provenían de mundos muy diferentes en el Festival de cine de Cannes de 1975.

Durante los encuentros de negocios Kassar y Vajna se conocieron y enseguida entablaron una gran relación, a tal punto que menos de un año después empezaron a trabajar como socios en una productora que bautizaron Carolco.

El nombre, que no tiene significado, provenía de una compañía panameña que había desaparecido y le pusieron ese nombre a la empresa cuando hicieron los tramites legales para iniciar la sociedad.

El primer proyecto que emprendieron juntos fue la distribución internacional del poliziotesco The Sicilian Cross (1976), con Roger Moore, que les abriría las redes de contactos en el mercado asiático.

Uno de los grandes aciertos de la productora fue concentrar las ventas de sus producciones en el mercado internacional, en lugar de enfocarse únicamente en el territorio norteamericano, como lo hacían el resto de las compañías independientes.

En 1980 se instalaron en Los Ángeles donde establecieron la oficina de Carolco en un departamento de un ambiente del barrio de Melrose Place, antes que se convirtiera en la localidad cool de los años ´90.

En apenas dos años irrumpieron en Hollywood con una serie de películas producidas por ellos que no sólo recibieron críticas positivas de la prensa y el público, sino que además representaron enormes ganancias para esta productora independiente.

Me refiero a la excelente obra de terror psicológico con George C. Scott, The Changeling (1980), el thriller The Amateur (1981), y el drama deportivo Escape a la victoria, donde trabajarían por primera vez con Sylvester Stallone.

En los tres casos la recaudación internacional y sus estrategias para vender los proyectos fuera de los Estados Unidos representó la principal fuente de sus ganancias.

 RAMBO Y LA SEMILLA DE LOS PROBLEMAS

Cuando la novela First Blood de David Morrell se convirtió en un best seller, en 1972, el estudio Columbia enseguida compró los derechos.

Sin embargo, la producción se vio afectada por un montón de adversidades y la compañía abandonó el proyecto y le vendió los derechos a Warner.

Tras una década de problemas Warner a su vez le vendió los derechos a Carolco que con la producción de Vajna y Kassar concretó la realización del film.

Durante la producción de Rambo surgieron las primeras diferencias entre los socios que años más tarde generaría el fin de la sociedad.

El motivo de la disputa pasó por el hecho que Kassar decidió pagarle a Stallone un salario exagerado para evitar que el actor no se comprometiera con otra producción, además de usar su nombre en las ventas internacionales de distribución.

Sly, que para entonces ya era una de las estrellas de Hollywood mejores pagas de ese momento, venía de cobrar 3.5 millones de dólares por Rocky III.

Carolco le pagó por Rambo 7 millones de dólares, la mitad del presupuesto que tuvo el film.

De ese modo se inició la manía de los salarios desorbitados y la corriente de invertir en una figura más que en el contenido de una película.

Rambo recaudó más de 125 millones de dólares y lejos de ser un motivo de celebración para Carolco, el suceso incrementó la diferencias entre los productores.

Andrew Vajna quería operar como una compañía independiente que estrenara películas de presupuestos moderados, mientras que Kassar no sólo tenía la ambición de consolidarse como un estudio de Hollywood sino que además buscaba comerse a la competencia.

Un motivo que explica las enormes diferencias que hubo entre la primera entrega de Rambo y la continuación que presentaba un espectáculo más ambicioso y desmesurado.

La impronta de Kassar.

Rambo 2 recaudó 300 millones de dólares y redefinió el género de acción que se haría desde 1985 hasta fines de los años ´90.

La ambición del productor fue en aumento y en 1989 Carolco dejó su huella en la historia del cine con la tercera entrega de este personaje, que se convirtió en la película más cara de la historia, con un presupuesto de 63 millones de dólares.

El salario de Sly por entonces ya había escalado a los 16 millones. Una locura que no tenía precedentes en la industria del entretenimiento.

Previamente la empresa fue responsable de otros títulos populares que estaban más en sintonía con la visión de Vajna, como la serie de televisión Shogun (1980), el film de horror psicológico Corazón diabólico(1987), con Robert DeNiro y Mickey Rourke y el neo western de Walter Hill, Traición sin límites (1987).

Todas estos títulos tuvieron como presupuesto la cifra que Kassar le pagaba a Stallone por su trabajo.

En 1989 Andrew Vajna le vendió a su socio la parte que poseía de la compañía por 106 millones de dólares y se desvinculó de Carolco.

De ese modo se iniciaba una nueva era para la productora que a través de un Kassar descontrolado se proponía a conquistar Hollywood con la incorporación de Arnold Schwarzenegger en los próximos proyectos.

Continuará.

Publicidad

23 comentarios

  1. Nooooo. Que rápido llegué al final de la nota. Gracias por estas notas querido. Me traen muchísimos recuerdos de VHS.

  2. Que interesante esto. Está para seguirla con otras productoras como Orion por ejemplo. Kassar produciendo era como esos tipos que les va terriblemente bien apostando en el casino pero hasta no perder todo y quedarse en bolas no se van.

  3. Side topic, siempre me llamo la atencion la situacion contraria de la productora Eon que solo hace James Bond. Te va super bien haces un producto que ya le conoces la formula facturas a rolete y jamas (salvo una sola peli en wikipedia) arriesgas tu guita para otra cosa. Ponele otro caso un poco diferente: LucasFilm que hace Star Wars pero tiene un montonazo de cosas del universo adentro. George ante todo incluso antes q artista es bussinesman, se limito a lo suyo pero con tal de tener una nueva linea de juguetes hizo que al imperio lo liquidara una legion de ositos cariñosos en el episodio 6. Dentro de lo que tenes medio q tenes q saber muy bien çual es tu juego porq evudentemente es un negocio muy volatil y capital intensivo. Como que cada peli es una ficha de casino como decian mas arriba.

  4. También me llama la atención eso que contás de que en esa época no hubiera ningún tipo de prurito en el contenido que consumíamos como niños. Me acuerdo que la única restricción de mi vieja eran las escenas eróticas, después podía ver matanzas violentas o terror gore sin ningún tipo de restricción.

  5. Hugo, gran nota sobre un tema que desconocía, la voy a seguir!
    Tema aparte, creo que los fans de Planeta 57 merecemos un especial cuarentena antes de la llegada de la segunda temporada, que decís? Jajajaja
    Saludos!

  6. Hablando de violencia se q no viste dragon ball z pero en esa o caballeros del zodiaco la sangre derramada en una pelea llenaria una bañera, (tamb de los 80, 90 las dos) Muy loco que se paso todo casi sin censura, y la mayoriá de lo censurado tenia q ver con desnudos q incluso algunos eran chistes. Se ve q la sensibilidad pasaba por la moral sexual nada mas.

  7. Muy buena idea esta de contar las historias de las productoras de cine. No sabia que la miniserie»Shogun» fue producida por este estudio. Las miniseries sino recuerdo mal tuvieron su auge en la decada de los 80´ Podrìas hacer por lo menos un top 10 de grandes miniseries como para ver en esta cuarentena.

  8. Siguiendo el comentario de Hernán García y el que hice en el post de El vengador del futuro, todos los que leímos la nota crecimos con las películas de Carolco y ninguno salió (hasta donde sé XD) maniático homicida
    Vimos tiros, decapitaciones, gente disuelta en acido y aca estamos, ¿te imaginas si en el Hollywood políticamente correcto de hoy aparecen con una película tipo Robocop o El vengador del futuro?
    Mínimo piden la cabeza del productor, director, guionita etc

  9. ¿Quien tomo la decisión de cambiar el final de Rambo I?, en el final original Rambo se suicida como en la novela, ese final esta en You Tube. Carolco y Cannon nos dieron clásicos de acción inolvidable. Es curioso que Rambo I y III no tiene personajes femeninos importantes.

  10. Carolco y la Orion…Eran sinonimo de produccion de accion…Y es tal como decis…Robocop era una prodc ultraviolenta pero juntaba a padres e hijos…hoy es imposible…

  11. Hugo! Siento que esta nota es para mí!! Jajajajaja
    Muchas gracias por haberte tomado tan en serio mi comentario!

    Abrazo! (y espero ansioso la segunda parte).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.