Reseña de El hombre invisible

Publicidad

Calificación: A

Más allá de ofrecer una de las mejores películas de terror que brindó el cine norteamericano en mucho tiempo, El hombre invisible celebra con toda su gloria a uno de los monstruos clásicos del estudio Universal que contribuyó a cimentar las bases de este género a comienzos del siglo 20.

Leigh Whannel, quien fuera co-creador de las sagas SAW e Insidious junto a James Wan, toma a un personaje que cuenta con más de un siglo de vigencia en la cultura popular para reimaginarlo con creatividad en un contexto moderno.

Una tarea que no es tan sencilla de conseguir como parece, especialmente si recordamos todos los intentos fallidos que hubo en los últimos años a la hora de relanzar a los íconos del Dark Universe.

El suceso de este film radica en que el director evitó refritar las clases de producciones que se hicieron en el pasado para trabajar el concepto del hombre invisible desde una perspectiva diferente.

En esta oportunidad el foco del conflicto no se centra en la ciencia ficción sino en el thriller de horror piscológico que además le da una vuelta inédita al relato.

La trama es narrada desde la perspectiva de la víctima acechada por el villano, en lugar de la clásica historia de origen del psicópata que se narró con diversos conflictos desde 1993.

Whanell toma un elemento clave de la película original de James Whale, como era la paranoia, para desarrollarlo dentro de una temática distinta que tiene relevancia en la actualidad.

El conflicto gira en torno a las relaciones tóxicas y la violencia de género y gracias a una dirección impecable y la gran actuación de Elizabeth Moss, la película resulta muy efectiva.

Los numerosos momentos de tensión que tiene El hombre invisible funcionan porque el relato está anclado en la realidad y el colapso emocional que traviesa la protagonista, en lugar de situaciones sobrenaturales disparatadas.

Muy especialmente en los dos primeros actos, que ofrecen escenas fantásticas, el director construye momentos de horror y suspenso con muy pocos recursos técnicos.

La sugestión de una amenaza que no podemos ver sumada a la obsesión que desarrolla mente de la protagonista con la idea que es acechada por su ex pareja son los ingredientes que explota Whannel para conseguir que este clásico del género vuelva a ser aterrador en el siglo 21.

Moss presenta una labor brillante a la hora de transmitir la fragilidad emocional que experimentó una víctima de abusos físicos y psicológicos y contribuye a otorgarle una enorme vulnerabilidad a un personaje complejo que evade los lugares comunes en torno a la representación de estos temas.

Inclusive las pocas situaciones de jump scares que se presentan en la trama funcionan de un modo orgánico y no degradan al film con esas escenas trilladas que solemos ver a menudo en otras propuestas mediocres.

Motivo por el cual, El hombre invisible restaura la dignidad perdida en el género y permite que podamos disfrutar otra vez una película de este tipo en una sala de cine, algo que se había convertido en una tarea imposible en los últimos meses.

 

Publicidad

3 Comentarios

  1. Ya me parecía prometedora la peli con el trailer, ahora con tu calificación agendo entrada al cine je!
    Qué gusto volver a ver buenas pelis en el género de thriller psicológico!!!

  2. En esta semana si puedo la voy a ver. El cine de terror por suerte recupero la dignidad que tantas cintas encontradas, actividades paranormales y fantasmitas resentidos le habían quitado. Por cierto viste el tráiler del reboot de «candyman»? Pinta interesante la cosa.
    Saludos!

  3. Me gusto.
    Suspenso puro. Es increible como muchos directores de terror puro le sacan agua a las piedras, al realizar peliculas con presupuestos escasos y generar tension practicamente sin mostrar nada. Tiene muy buenos momentos.
    Es una pena que el titulo aleje a la gente que pueda confundirlo con una pelicula de ciencia ficcion cuando no hay nada mas alejado de eso.
    Mi mujer que odia la CF, quedo fascinada por la pelicula, ademas del mensaje que da sobre la experiencia que padecen muchas mujeres.
    Muy recomendable

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.