Historia de Wonder Woman: Volumen III

Publicidad

Capítulo 22: La serie que no fue

En octubre de 2010 Warner Bros anunció que Wonder Woman volvía a la televisión en una nueva serie live action después de 30 años.

El proyecto sería desarrollado por el productor David Kelley, responsable de producciones exitosas como Ally McBeal, Boston Legal y esa gran obra que fue Los practicantes.

Desde las primeras instancias del proyecto las cosas empezaron a salir mal para el regreso de la amazona.

En principio la presentación de Kelley en los canales del televisión fue un completo fracaso y todas las emisoras rechazaron su propuesta. Una cuestión que encendió la primera señal de alarma.

Resultaba raro que a un productor de su notoriedad le bajaran el pulgar de esa manera.

Eventualmente el canal NBC cambió de parecer y ordenó un piloto.

La actriz elegida para interpretar a la heroína fue Adrianne Palicki, quien venía de trabajar en la serie Friday Night Lights con el director Jeffrey Reiner, quien quedaría a cargo de la realización.

El reparto se completaba con Elizabeth Hurley una elección dudosa para el rol de Veronica Cale, una villana creada por Greg Rucka en el 2003 durante su etapa como guionista.

Un por entonces desconocido Pedro Pascal se sumaba como el policía Ed Indelicato, un personaje que había sido parte del ciclo de George Pérez en los años ´80.

Ahí terminaban las mínimas referencias a la historieta que planeaba incluir este proyecto.

La serie de Kelley enseguida obtuvo una recepción negativa en los medios de comunicación e internet cuando se conoció la primera imagen de Palicki caracterizada como la heroína.

El look del personaje estaba inspirado en la Wonder Woman Street Wear que había creado Jim Lee para el ciclo de Michael Straczynski, quien por entonces era el guionista de la revista.

Las críticas fueron muy duras y los detractores se quejaban que Palicki se veía muy vulgar, para ponerlo en términos amables.

La energía negativa en torno a un piloto que ni siquiera estaba filmado y tenía que ser evaluado afectó bastante a la producción.

Un tema donde Warner tuvo su responsabilidad al difundir la imagen del personaje antes que el primer capítulo estuviera realizado.

Debido a las reacciones negativas los productores cambiaron el uniforme y restauraron luego el vestuario tradicional.

Lynda Carter salió a defender públicamente en los medios a Adrienne Palicki quien había recibido un tratamiento muy agresivo por los mendigos de You Tube que buscan llamar la atención con sus videos sensacionalistas.

La realidad es que el piloto fue rechazado por NBC y quedó en el recuerdo por presentar una de las encarnaciones más patéticas que se registraron en la historia del personaje.

Es importante resaltar en esta cuestión que las causas del fiasco no se relacionan con la labor Adrienne Palicki ni la vestimenta que usaba.

Ella fue una buena elección de casting, su apariencia física daba perfecto para el papel  y podría haber sido una gran Wonder Woman en una serie donde los productores conocieran las características básicas de la heroína.

La gran falencia de esta producción fue que David Kelley decidió desarrollar su propia interpretación del personaje y deliró mal con una propuesta que no sólo era un aberración a todo lo que representa Diana en el Universo DC, sino que además carecía de sentido.

Kelley convirtió a Wonder Woman en una versión estúpida de Batman que era imposible de sostener en los aspectos argumentales, con Cary Elwes en el rol de Alfred y Tracie Thoms (Death Proof) como Etta Candy, limitada al rol de secretaria.

No es necesario tener un posgrado de psicología para entender la esencia temática de la Trinidad en esta editorial.

Batman representa el pulp, Superman la ciencia ficción y Diana la fantasía.

Al despojar a la amazona de todo su contexto mitológico la convertís directamente en otro personaje.

La versión de Adrienne Palicki narraba la historia de una empresaria que lideraba una corporación llamada Themyscira y además operaba como una justiciera urbana ultraviolenta.

En esta representación Diana estaba por encima de la ley, torturaba criminales y asesinaba a los villanos de un modo exagerado.

Durante la principal secuencia de acción masacraba a un guardia de seguridad con un fierro que le arrojaba a la garganta, algo completamente inaceptable en esta heroína que siempre se manejó con otra filosofía a la hora de enfrentar a sus enemigos.

La violencia siempre la utiliza como último recurso y busca resolver las cosas primero por una vía pacifista.

La visión de Kelley  distorsionaba a Wonder Woman de un modo grotesco en estos aspectos como si fuera La femme Nikitta.

Por otra parte, Batman al menos contaba con una identidad secreta para desempeñarse como justiciero, mientras que en esta serie la protagonista era una figura pública que además estaba por encima de la policía porque se le antojaba.

Nunca se explicaba de donde provenían sus habilidades físicas ni había ninguna mención a su hogar de origen.

Para consolidar los aspectos ridículos encima se transportaba en un avión futurista que era penoso de ver.

Sólo aquellos que no tienen la mínima noción de este personaje podrían defender semejante bazofia que hubiera durado muy poco de haberse aprobado una temporada completa.

Una lástima porque la actriz era una buena elección pero bajo ningún punto de vista interpretaba a la creación de William Marston.

En años posteriores hubo algunos proyectos para desarrollar una nueva serie en el canal CW que por suerte se suspendieron, ya que nada positivo hubiera surgido dentro de esa emisora.

Una paradoja curiosa en torno al fallido piloto de David Kelley es que varios elementos de su visión luego fueron retomados por la editorial en otras propuestas,

El primer uniforme que usaba Adrienne Palicki después se implementó con mínimas variaciones en la línea de juguetes infantiles DC Superheroes Girls.

Por otra parte, el comportamiento Red Sonja ultra violento de Diana se aplicó en el nefasto y olvidable ciclo de Brian Azzarello como guionista, durante el relanzamiento del Universo DC en el 2011.

La peor encarnación en la historia del personaje que habría que furmarse durante 52 números.

Fin del volumen III.

 

 

Publicidad

10 comentarios

  1. Una lástima porque Adrianne daba bien para el rol, cuando la vi en Gi-Joe como Lady Jaye vi que le daban bien los papeles de acción. Pero ya desde esa tiara que es una vincha para hacer ejercicios que ni la cosplayer más humilde se animaría a usar, se notaba que la Ferrari iba derecho al paredón.

    Lo que nunca voy a entender es cómo siempre hay gente dispuesta a poner la tarasca para hacer cosas sobre personajes ultraarchiconocidos e instalados y la primer opción es hacer siempre todo lo contrario a lo que es la esencia del personaje. Entiendo que hay que innovar y captar nuevo público, pero si algo funcionó durante tanto tiempo por algo debe ser, para qué cambiarlo?

    Como vos decís, Batman es el oscuro, Superman no y por eso así les fue al Superman de Cavill, acá es igual

  2. Buena reseña.
    Tampoco me gustó ese anticipo, aunque no supe precisar el motivo. Tu reseña me lo aclaró.
    Lo mejor la actriz, que daba muy bien el fixit to rol.

    Si no es para Wonder Woman, podría ser una buena Black Canary, más apegada a los comics. Y no lo que aparece en Birds of Prey, en que se parece más a la Chica Halcón.

  3. Yo creo la mujer maravilla no hay término medio en cuanto a realizaciones, es muy buena o es una porquería, si esa serie hubiera salido claramente era el segundo calificativo.
    Adrianne Palicki daba perfecta para el rol principal, lastima la historia que estaban ideando.
    Así como ya agotó películas series animadas tanto de batman como de superman y el fallido liga de la justicia, creo que la mujer maravilla se quede en los comics que dentro de todo le va bien, y con respecto a peliculas y otros medios mejor que dejen de insistir esta entrando en el terreno de los demas personajes.
    MM 1984… mmmm… olfateó un thor ragnarok…

  4. Adrienne Palicki es una de esas grandes perdedoras en cuanto a castings y pilotos televisivos, no creo que la culpa sea su labor como actriz en si, mas bien que no ha logrado alcanzar gran fama y elogios haciendo esto perder contra otros fichajes.
    Este piloto de serie basado en comics donde ella trabajo no es el unico en donde acabo en una cancelacion, ya que aparecio en el piloto de Aquaman de 2006 (aca en un rol de una sirena villana) que intentaron realizar tras el exito de Smallville y que tmb se termino cancelando la idea (eso que no se veia tan terrible como el piloto de WW, era baywatch-aquaman, pero que a la larga tmb hubiese sido un desastre), y luego de su paso por Agents of S.H.I.E.L.D. como la agente Bobbi Morse (Mockingbird – Pajaro Burlon), que tuvo una despedida en la serie casi forzada (en mi opinion) porque no veo porque no podria haber continuado en rol que daba buenas sensaciones, se dijo que se realizaria un episodio piloto para un desprendimiento de su personaje y el de Hunter su pareja en la serie (Marvel’s Agents of SHIELD: Most Wanted) el cual se rumoreo con que se probo hacer y reacer el piloto sin lograr convencer y dejarlo ahi nomas, la cosa es que tampoco su personaje volvio a la serie AoSHIELD.
    Y como ultimo dato la recuerdo por lo hermosa que se vio en Smallville como Kara Zor-el (lejos de ser supergirl y mas bien como un angel salido del paraiso) que lastima luego el personaje de supergirl realmente se lo quedo Laura Vandervoort (tuve que buscar como se escribe su apellido ja).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.