Historia de Wonder Woman: Volumen III

Publicidad

Capítulo 20: El ciclo de J.M.Straczynski

Joseph Michael Straczynski es una escritor con una basta experiencia en diversos campos del entretenimiento.

En la animación fue guionista de clásicos como He-Man, She-Ra y Jayce y los Guerreros del Camino, trabajos en series famosas como Murder, She Wrote, el clásico con Angela Lansbury, a la que convirtió en uno de los programas mas vistos de los Estados Unidos.

También escribió película populares en el cine como Changelling (2008), de Clint Eastwood y Ninja Assassin (2009) que representó el regreso de Sho Kosugi en el cine de artes marciales.

En lo referido a los cómics su obra suele ser bastante controversial ya que tiene la tendencia de generar cambios drásticos a los personajes que trabaja.

Su paso por la revista de Spiderman todavía despierta intensos debates en internet por el tratamiento que le dio a la historia de Peter Parker.

En Septiembre de 2010 Straczynski se hizo cargo de la colección regular de tras la celebración de los 600 números.

Como no podía ser de otra manera su paso por Themyscira no estuvo exento de polémica, aunque en este caso puntual, en mi opinión las reacciones negativas fueron muy exageradas por parte de los lectores y su labor no era para hacer tanto escándalo.

El ciclo del autor no fue malo, en todo caso mediocre, y la verdad es que hubo guionistas peores que vendrían después, como Brian Azzarello.

La etapa de  Straczynski fue simplemente olvidable al tratarse de un burdo proyecto marketinero para conseguir mejores resultados comerciales en la editorial.

En principio el escritor tuvo que enfrentar el rechazo del público por el cambio de vestuario de la protagonista, que en realidad fue diseñado por el ilustrador Jim Lee.

Como se trataba del comienzo de un nuevo ciclo los artistas pensaron que era un buen momento para cambiar la indumentaria de la heroína.

El concepto era darle un aspecto más urbano, con un uniforme que fuera práctico de usar para ella desde un punto de vista más realista.

Así nacía la Wonder Woman Street Wear que parecía estar lista para ir al gimnasio, más que combatir villanos.

El nuevo look no estaba mal y al menos respetaba los colores y elementos tradicionales que hacen a la estética del personaje.

La paradoja de esta cuestión es que cuatro años después Marvel copió la idea para rediseñar a Spiderwoman y no pasó nada.

Por el contrario los cambios fueron bien recibidos por los lectores.

En un comienzo la llegada de Straczynski generó expectativa porque un tiempo atrás el autor había creado una historia muy divertida de Wonder Woman para The Brave and The Bold, donde humanizaba más la imagen de la amazona.

Lamentablemente lo que hizo luego en la serie regular no tendría ninguna relación.

Straczynski en una de las suyas, no tuvo mejor idea que concebir un reboot absoluto de la heroína, donde ignoraba todos los ciclos pasados, una situación que no había ocurrido desde 1987 cuando George Pérez elaboró la versión moderna del personaje.

La realidad es que el cómic no venía bien en las ventas desde hace años y en DC decidieron hacer borrón y cuenta nueva con el objetivo de conseguir nuevo lectores.

La trama del autor permitía que cualquier persona que jamás hubiera leído un cómic de Wonder Woman pudiera sumarse a partir de esta etapa.

El problema es que generaba una frustración enorme para los fans que seguían la revista y de la nada les imponían una representación diferente de la amazona.

El cómic, que ahora se titulaba The All New Wonder Woman presentaba una versión más juvenil de Diana en una línea temporal alternativa, donde la tierra de las amazonas había sido aniquilada por un nuevo villano.

Antes de la masacre Diana, que era una niña, terminaba exiliada en el planeta Tierra donde se criaba en refugios de diversos países.

Eventualmente tomaba contacto un par de amazonas que sobrevivieron la caída de Themyscira y le revelaban lo que había ocurrido con su hogar.

De ese modo se iniciaba la aventura donde la protagonista buscaba a los responsables de haber aniquilado a su pueblo.

Con esta premisa nació la génesis de lo que sería luego la nefasta Wonder Woman Red Sonja.

Straczynski retrata a Diana como una joven más brutal y agresiva que no tiene reparo en aniquilar a sus enemigos.

Al leer estos números queda claro que el artista no estaba conectado con el personaje y tampoco le importaba demasiado.

Su ciclo ofrece un relato para personas que nunca leyeron este cómic y buscaban disfrutar una simple propuesta de acción con la heroína pateando traseros,

La visión de este reboot es completamente mediocre porque los cambios no le aportaron nada a la identidad del personaje y luego de unos meses la editorial relanzó todas las colecciones otra vez con una historia diferente.

La diferencia en materia de contenido con lo que había hecho Gail Simone un tiempo atrás fue abismal y para quienes eran fans de la heroína Wonder Woman se había vuelto irreconocible.

En mi opinión este ciclo, que se conoce como Odissey, debe tomarse como un Elseworld de 14 números que presenta una versión alternativa de la amazona.

Si se lee de ese modo es mucho más pasable aunque sea una interpretación que se olvida enseguida. Sobre todo por la ausencia de villanos decentes y un reparto secundario que acompañara mejor a la protagonista.

Don Kramer fue el artista que más números ilustró dentro de un equipo que cambió numerosas veces a lo largo de esta etapa.

En octubre de 2011 Straczynski  le dio una conclusión definitiva a su historia donde cerró el conflicto y dejó todo preparado para el anuncio de un nuevo reboot.

Llegaba el turno de Brian Azzarello y la peor representación de Wonder Woman en la historia de su larga bibliografía.

Publicidad

4 Comentarios

  1. En primer lugar, hay un mérito en conocer las distintas etapas que ha tenido el personaje.
    El diseño este no me convence, podría ser propio de una Spiderwoman más que de Wonder Woman.
    Y es molesto lo de borrón y cuenta nueva, más cuando hay historias anteriores que son memorables. Y mostrar a esta heroína simplemente violenta es un error. Siendo un personaje con matices.

    ¿Azarello hizo la versión New 52? Me gustó esa etapa, por lo menos bastantes números. Y me gustó Superman/Wonder Woman.

  2. Si Demiurgo, la versión New 52 es de Azarello, que es la que menos me gusta ja ja!
    Igual hoy creo que debe verse como otro Elseworld porque el tratamiento del personaje no tiene nada que ver con lo que se hizo en el pasado ni lo que se hace en la actualidad.
    Es una rareza que tuvo una enorme aceptación en el público que no estaba familiarizado con el personaje.

  3. Vuelvo después de mucho tiempo al blog, me acuerdo que en su momento había muchas expectativas, q duro un par de meses.
    Stracsynski siempre hace la misma, parece q es medio vago para leer cualquier etapa anterior del personaje q escribe y por eso borra todo, acordate q después de esto estuvo en Superman y lo único q hizo fue mandarlo a caminar por EEUU.
    Y el diseño es medio parecido al piloto de la serie (distintos colores pero misma onda), fue por el mismo año o no?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.