Había una vez en Hollywood: Kid Colt

Publicidad

Puedo seguir sacando notas hasta el año que viene sobre esta película por la manera en que están construidas las referencias.

A diferencia de los trabajos previos de Quentin Tarantino todos los elementos que se vinculan con la cultura popular están conectados entre sí y nada quedó librado al azar.

Esa es una característica que enriquece mucho la experiencia del visionado y por eso también no todo el mundo se conecta con el film de la misma manera.

En esta nota volvemos al trailer donde vive Cliff Booth, el personaje de Brad Pitt.

La cámara nos muestra en detalle el lugar, mientras la televisión transmite comerciales.  Ya me referí al poster de Honey West (en una nota previa) y lo que me interesa destacar en esta ocasión son los dos cómics que se muestran en una mesa de luz.

Tarantino escogió dos propuestas de Marvel muy interesantes que se relacionan estrechamente con los protagonistas del film.

Otra vez, no se trata de mostrar historietas como simple elementos de utilería (como hicieron en la chapucera Shazam,) o promocionar una editorial sino que los ejemplares escogidos tienen una finalidad específica.

Ese nivel de detalle desquiciado es lo que me volvió loco de este film.

Por un lado tenemos un ejemplar de Sgt Fury and his Howling Commandos, que se centra en la experiencias de Nick Fury en la Segunda Guerra Mundial.

Esta obra de Stan Lee y Jack Kirby fue uno de los títulos más populares de Marvel dentro del género bélico y durante la década de 1960 tuvo una enorme popularidad debido al tipo de cine relacionado con estos temas que se hacía en ese momento.

Dentro de la trama de Tarantino, la clase de aventuras que vivía Fury en los cómics encontraba en el cine su espejo en los trabajos de Rick Dalton, como The 14 Fist of McCluskey, que a su vez evocaba a The Dirty Dozen, de 1967.

Una caso más interesante es el otro ejemplar que se puede ver claramente en el film.

Se trata de un número del clásico Kid Colt.

El héroe del western más vendido en la historia del cómic norteamericano.

Una situación muy curiosa ya que hubo otros personajes famosos como El llanero solitario o Red Ryder que a nivel internacional tuvieron una mayor repercusión.

De hecho Tarantino incluye una imagen del Llanero y el Zorro de Guy Williams en la escena que se desarrolla dentro del rancho Spahn donde viven los miembros de la secta de Charles Manson.

No obstante, esta creación de Stan Lee superó en ventas a la competencia y logró mantenerse en el mercado durante 29 años, algo que no consiguió ninguna otra propuesta del género.

El Llanero tuvo más éxito en el cine, la televisión y la radio pero sus cómics duraron menos tiempos y luego se mantuvo en el mercado con reimpresiones.

En 1969, el período donde se desarrolla Había una vez en Hollywood, Kid Colt era uno de los grandes best sellers de Marvel.

En parte porque explotaba el suceso de esas series de televisión, como Wanted Dead or Alive, con Steve McQueen, que tenían una gran audiencia.

La serie que hace famoso a Rick Dalton, el personaje de Leonardo DiCaprio, es un claro exponente de lo que era la revista de Kid Colt.

Un detalle interesante de esta propuesta y tal vez el motivo por el cual enganchó tanto a los lectores es que Colt era la antítesis de la figuras inmaculadas del western.

Lee en este caso presentaba a un pistolero renegado, perseguido por la justicia tras el homicidio del hombre que había matado a su padre.

Es decir, que Kid no era precisamente Roy Rogers ni se comportaba como un boy scout.

En sus primeras aventuras ya se puede percibir ese perfil más complejo que tendría luego los superhéroes de Marvel.

El tema central de la historieta es la redención, uno de los tópicos clásicos del cine western, donde Colt intentaba a ayudar a los más débiles para limpiar su conciencia por el asesinato que había cometido.

A diferencia de los personajes de DC y el resto de los cowboys de aquellos días que se desenvolvía en un mundo donde todo era blanco o negro, la personalidad de Kid tenía otros matices.

Esa fue una de las razones por la que duró tanto tiempo en el mercado, simplemente era mucho más interesante que otros westerns del cómic.

Eventualmente, tras el fin de su colección, en abril de 1979, el personaje fue trabajado a través del subgénero del weird western.

El recurso de los viajes en el tiempo lo terminó por introducir en el universo Marvel, donde compartió aventuras con los Vengadores y los Cuatro Fántasticos.

En el año 2000 regresó a sus raíces del western puro con la excelente miniserie Blaze Of Glory de John Ostrander, con ilustraciones del artista argentino Leonardo Manco.

Kid Colt también se destacó en el 2009 con una muy buena miniserie de Tom DeFalco que funcionó como una especie de remake de la trama original creada por Stan Lee.

Una gran recomendación para quienes tengan ganas de leer un buen material del género.

Un clásico indiscutido al que Quentin Tarantino le rindió su merecido homenaje en Había una vez en Hollywood.  

 

 

Publicidad

5 Comentarios

  1. De hecho encuentro parecido entre Guy Williams y Rick Dalton,aparte de dedicarse casi a los mismos géneros en la tv, al final de los 60 (1969) no tuvo tantos trabajos en el espectaculo, hasta que canal 13 con leo gleizer lo convocaron y empezó a sacar provecho de la fama del zorro que tenía en nuestro país y en algunos países latinoamérica según me contaron en grupos de fans.
    Y rick dalton en la película tuvo que irse al extranjero y hacer espectaculo en Italia.
    Ya me dijiste que no es de tus favoritas El Zorro de Williams, pero a mi si me gusta y no pude evitar notar el parecido.

  2. Ahora los rumores apuntan a que el primer corte que, duraba cuatro horas y pico, tarantino lo sacaría en netflix como miniserie, acompañando a «los odiosos ocho».

    Ojala se termine concretando, hay varias escenas perdidas por ahí que me gustaría verlas en contexto (de manson sobre todo)

    Empiezo a pensar que «Habia una vez…» puede terminar siendo la ultima de él (toquemos madera jaja) es que tiene mucho gusto a «carta de despedida»

    Dato (aparte) loco con netflix, me sorprende la cantidad de pelis nacionales que tienen en el menú (incluso algunas «relativamente» nuevas)

    Saludos!

  3. Me resulta interesante que las dos referencias mas claras al comics sean de propuestas de Marvel y que al mismo tiempo con la publicidad de red apple del final critica de forma clara a la estúpida costumbre de poner escenas post créditos que son una publicidad de la siguiente película y deje aun mas en claro que el producto promocionado es una mierda

    Se nota que tarantino le encanta el comic, le gusta marvel, le gusta que la gente este atento de su «universo tarantino» y que le debe dar bastante por las pelotas como se maneja Disney hoy en dia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.