Archie 1941

Publicidad

En los últimos años los cómics de se encuentran en una faceta de exploración muy interesante, donde estos personajes, que pronto celebrarán los 80 años de vigencia, son trabajados a través de géneros y perspectivas diferentes.

Una miniserie muy interesante que terminó de publicarse hace unos meses y merece su recomendación es Archie 1941 que aborda a los personajes de Riverdale a través del dramá bélico.

 La historia fue concebida por el mismo equipo de guionistas que en el pasado se destacó en el cómic de Flash, durante una gran etapa de ese personaje: Mark WaidBryan Augustyn.

Esta propuesta toma los personajes clásicos de la revista cómica para insertarlos en el período histórico de la Segunda Guerra Mundial.

Una premisa que explorar con mucho realismo el destino que tuvieron esos adolescentes de comienzos de los años ´40 que salieron de la escuela secundaria para subirse a un buque y pelear en Europa África y el Pacífico contra las tropas de Alemania y Japón.

La trama se inicia en el último año del colegio secundario, mientras Archie, Judhead, Reggie, Betty and Veronica intentan discernir que harán con sus vidas en el futuro.

De telón de fondo se desarrolla el panorama de la guerra de Europa donde los nazis avanzan sobre el continente.

La bisagra para los protagonista se produce el 7 de diciembre de 1941 cuando Japón ataca Pearl Harbor e impulsa la entrada de los Estados Unidos al conflicto.

A partir de esos hechos los guionistas desarrollan un drama bastante intenso donde se retrata las consecuencias la guerra desde las diferentes perspectivas sociales de los personajes.

Los padres que quieren evitar que sus hijos viajen a Europa, los jóvenes que se ven obligados a unirse al ejército ante la euforia patriótica y aquellos desean viajar a Europa y no pueden hacerlo por alguna cuestión física.

El relato abre dos lineas argumentales muy interesantes en ese sentido.

Por un lado se describe las experiencias de Archie y Reggie en el ejército mientras cursan el período de entrenamiento y luego en las campañas militares de la región africana.

En el caso de Judhead se representa a los jóvenes que no fueron admitidos en las fuerzas militares y tenían que vivir con la impotencia de no poder acompañar a sus amigos.

El arte del cómic corrió por cuenta de Peter Krause, quien optó por una estética más realista, alejada de los diseños de caricatura con los que se asocian estos personajes.

Archie 1941 es una gran combinación entre el coming of age con el género bélico que retrata a través de la ficción un retrato de esa generación que definió el destino del siglo 20.

Mi única objeción con esta miniserie es que la editorial y los guionistas se quedaron demasiados cortos a la hora de planificar esta propuesta en cinco episodios.

La trama daba para más y los últimos dos capítulos se sienten muy acelerados, donde todo se resuelve demasiado rápido.

Especialmente en lo referido a las experiencias que viven Archie y Reggie en los frentes de batalla.

El cómic es genial pero podría haber sido grandioso con unos capítulos adicionales que permitieran un desarrollo más orgánico del relato.

Cabe destacar entre las diversas cubiertas que tuvo la miniserie este homenaje a la primera portada de Wonder Woman, que al igual que Archie debutó en 1941.

La miniserie fue muy bien recibida por los lectores y a raíz del suceso del proyecto la editorial ya anunció un nuevo proyecto para este año donde continuarán con este revisionismo histórico a través de los personajes de Riverdale.

En la próxima entrega, titulada Archie ´55, el tema central serán los orígenes del Rock and Roll.

 

Publicidad

1 Comentario

  1. Ja, te vino como anillo al dedo con Band of Brothers / The Pacific.

    La premisa de disparador sobre «que será de sus vidas de adultos» y el inicio de la guerra me recordó a esa excelente mini serie alemana de la 2GM, llamada «Unsere Mütter, unsere Väter» o «Hijos del Tercer Reich», que trata sobre la juventud alemana durante el período de la 2da Guerra. Me encantó mostrar lo que significó de su lado, esa euforia que tenían antes de entrar al combate y como mutaba su psicología en el transcurso de la misma.

    Jamás se me habría cruzado un «Archie goes…» con la 2GM. Ahí uno se da cuenta que el personaje, con un buen equipo, da para todo tipo de historias.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.