Reseña de The Highwaymen

Publicidad

Calificación: B+

Este fin de semana vi The Highwaymen y me gustó mucho porque narra con bastante rigurosidad la otra campana que faltaba en el cine sobre el caso de Bonnie y Clyde.

Un tema que en lo personal me resulta apasionante ya que abrió diversas cuestiones para debatir.

Dentro del cine hollywoodense esta historia siempre fue distorsionada por un romanticismo absurdo que retrató a la pareja de psicópatas como unos justicieros urbanos que desafiaban el sistema.

Una idea sencilla de comprar cuando te quedás con la versión que te cuenta el cine.

Ahora si te tomás el trabajo de investigar, leer un par de libros y mirar buenos documentales lo más probable es que empieces a cuestionar ese relato, como me pasó a mí.

Cuando entrás en contacto con las crónicas reales de los hechos no quedan dudas que Bonnie y Clyde entran en el terreno de los asesinos seriales.

Probablemente se estén preguntado por qué fueron tan idolatrados por la sociedad norteamericana en su momento, al punto de contar en la actualidad con un festival que celebra su historia.

Eso también tiene una explicación clara y en breve me voy a referir a esa cuestión.

Primero quiero repasar la sinopsis de este film para los lectores que tal vez no conocen demasiado el tema.

The Highwaymen narra específicamente la historia de los dos rangers de Texas jubilados que salieron de su retiro para organizar lo que sería la masacre de los delincuentes.

Algo que me encantó de esta película y me parece que habla de la inteligencia del guionista John Fusco (Young Guns) es que no glorifica la figura de los rangers sino que se concentra en reconstruir estos hechos como sucedieron en la vida real.

Frank Humer y Maney Gault, los personajes que interpretan y Woody Harrelson, nunca tuvieron la intención de entregar a los criminales en la Justicia sino que salieron literalmente a cazarlos.

La realidad (y en la película se retrata muy bien) es que las autoridades acudieron a los rangers como último recurso para acabar con la banda de Bonnie y Clyde que no paraban de masacrar policías en su raid delictivo.

La película no exalta la figura de los dos rangers sino que describe la situación que enfrentaron y el modo en que llevaron a cabo la operación.

En el caso de Maney Gult (Harrelson) en más de una ocasión se lo retrata con dudas sobre la idea a matar a los delincuentes y al personaje se lo ve afectado emocionalmente por los hechos violentos que participó en el pasado.

Hay una escena muy buena donde Harrelson describe una anécdota policial que lo traumatizó y se conecta perfectamente con la historia de Bonnie y Clyde.

Cuando los recursos morales se agotaron y se lidia con bestias que no tiene el mínimo respeto por la vida humana, hablamos de violadores y asesinos violentos.

¿Les pedís permiso para arrestarlos o acabás con ellos con la misma violencia con la que se desempeñan?

En otra escena de este film lo que le plantea el personaje de Harrelson al de Costner también es muy interesante.

Si la policía se desempeña con el mismo sadismo que los delincuentes entonces dónde está la línea que los separa de ellos.

The Highwaymen trabaja muy bien estos dilemas morales a través de un relato donde los célebres criminales tiene un rol secundario.

En parte porque la historia de la banda y su caída ya se narró en numerosas producciones.

El film de John Hankock, responsable de la subestimada película del Punisher con Thomas Jane, no obstante elimina todo vestigio de romanticismo en la pareja de ladrones para presentarlos como los asesinos desquiciados que eran.

De acuerdo a las crónicas de la época y los testigos que sobrevivieron a sus robos, Bonnie especialmente se desempeñaba con mucha más violencia que Clyde, un detalle que se incluyó en esta propuesta.

Otra cuestión que muchas películas escondieron en el pasado es que los criminales llegaron a matar numerosas personas inocentes e inclusive policías a los que masacraron a sangre fría.

Por ese motivo también en un punto la operación para detenerlos se distorsionó luego en un burdo caso de justicia por mano propia.

Ahora bien, la otra campana de esta historia que también está presente en el guión de Fusco es la idolatría de la sociedad por estos asesinos.

En la película vemos como los criminales se desenvuelven como celebridades prácticamente, pese a las cosas terribles que hacen.

Esto por un lado habla de una sociedad enferma que Oliver Stone analizó en un contexto moderno en esa gran obra que fue Asesinos por naturaleza.

En el caso de Bonnie y Clyde influyó muchísimo (aunque esto no sea una excusa para defenderlos) el contexto social y económico en el que se desenvolvieron. Es decir, la Era de la Depresión.

Para la gente que se moría de hambre y no podía darle alimentos a sus hijos los verdaderos enemigos públicos no eran los gánsteres sino los bancos.

Con cada golpe que los delincuentes les daban a esas instituciones el pueblo que sufría lo veía como una venganza personal. Tal vez no todo el mundo apoyaba la violencia con la que se desempeñaban pero si la actitud de perjudicar a los bancos.

Bonnie y Clyde y otros ladrones célebres como John Dillinger se aprovecharon de esta situación y al repartir plata en las comunidades más pobres se ganaron la protección de la gente, como se retrata perfectamente en esta producción de Netflix.

A partir de los años ´60 la imagen de la pareja de criminales se distorsionó cuando pasó a ser vista como emergentes rebeldes de la contracultura, algo que se  consolidó en la clásica película de Arthur Penn, de 1967, con Warren Beatty y Faye Dunaway.

Sin embargo la realidad es que estos criminales nunca fueron  justicieros sociales y usaron a los pobres para evitar que los delataran en la policía.

En lo referido a la rigurosidad histórica The Highwaymen es la película que mejor retrató el trágico final que tuvo la pareja de ladrones.

El director Hancock optó por filmar la secuencia de la emboscada a partir de los testimonios de los policías que participaron en la operación, donde queda claro que el hecho fue una masacre.

Algo que en definitiva terminó por incrementar la popularidad de los delincuentes que fueron despedidos por miles de personas en sus entierros.

Desde los aspectos más cinematografícos, esta producción sobresale especialmente por la excelente dupla que conforman Kevin Costner y Woody Harrelson, quienes están impecables en sus roles.

Hacia el tercer acto se me hizo un poco larga la película y sentí que el director la podía haber redondeado antes, pero en general es una buena propuesta que trabaja este famoso caso desde una visión diferente que no tenía antecedentes en el cine.

En lo personal la recomiendo, especialmente a quienes les interesen estos temas.

 

 

Publicidad

5 Comentarios

  1. Jajaja sabía que te iba a gustar, Hugo! Coincido con el chicle del 3er acto, creo que con 10 minutos menos cerraba perfecto.

    Voy a ser largo porque es una peli que me encantó.

    – Me gustó el detalle de no mostrar la cara de Bonnie & Clyde solo hasta el final cuando los matan. Esa cosa de no mostrar el rostro creo que eleva un poco el tema del temor y esa cosa de implacables que tenían.
    – Otro gran detalle que tiene es la escena de la gasolinera. Creo que la gente en esa glorificación a robarle a los bancos olvidaban que moría gente inocente y trabajadora como ellos.
    – Leí a un par de trasnochados criticarla porque «glorifica la violencia policial», «no es exacta (sic)» y un par más increíbles.
    – Vi a varios quejarse de la escena del padre, donde declaran que le pide que lo mate. O vieron otra peli, o les falta comprensión. Yo entendí que el padre solo le pide que no la alargue más porque el pibe no se va a entregar. Se definía su destino con que le bajaran la munición de una armería o la silla eléctrica. En fin, los cabeza de Funko que pululan hoy en día.
    – Me sorprendió lo de la profanación de los cuerpos con el auto. Es algo que sucedió real porque están las fotos que se muestran en los créditos, pero no deja de ser perturbador e interesante a la vez.

    Me gratificó ver que se mostró con respeto -el que puede haber- y honestidad plena como fue la cacería de estos psicópatas. Sobre la masacre que resultó la muerte de ellos, se percibe en parte que se les fue la mano pero también el temor. No hay que olvidar que estaban frente a dos tipos que si quedabas herido, te remataban en el piso sin remordimiento. Y que venían con la carga encima de haber bajado a varios policías. Ojo, no los justifico, pero entiendo también del otro lado que llevó a esa respuesta.

    En fin, gran película respetuosa con la historia, algo difícil de encontrar hoy.

    Aprovecho para hacer un pedido… ¿para cuando un crónicas policiales? Se extrañan!

    Abrazo Hugo!

  2. LA vi tambien el fin de semana, la verdad me parecio muy buena pelicula. hay escenas tremendamente tensas que no son grandilocuentes pero generan tension, esa del juego de cartas donde menciona lo acontecido en el pasado es un ejemplo. El otro es lo que pasa en el baño…Lei otras criticas, donde le pegaban, porque la pelicula no explicaba porque la sociedad idolatraba a estos delincuentes o porque dejaba lugar a la relacion de ellos.

  3. Woody un grande, y Kevin no lo veia hace rato en pelis. No me extraña si ambos tambien estan de productores, interesante la voy a ver. Gracias por la nota!

  4. La teoria de la curva de la vida justifica la peli . Muy buena. Yo despotricaba contra netflix, esta y the dirt me mandaron al rincon

  5. Me encantó. Tengo debilidad por Kevin Costner, desde que tenía 14 años y vi Revancha con Kevin y Anthony Quinn. La verdad que nunca se me pasó por la cabeza sospechar que había otra campana en la historia de Bonnie & Clyde, y es perfecta. Sin saber nada del tema te das cuenta que trata de ajustarse a la veracidad de los hechos aún yendo en contra de la espectacularidad si es necesario. No se me hizo larga, pero creo que fue porque tiene una gran dupla protagonista que equilibra bien. Te shockea mucho la idolatría que generaban en el ciudadano común, y esas escenas del final te causan más conmoción que el tiroteo.
    Gracias Hugo por recomendarla, porque de lo contrario quizá se me pasaba. Y si tenés algún documental para recomendar es bienvenido.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.