Reseña de Leaving Neverland

Publicidad

 Leaving Neverland es una propuesta muy polémica que actualmente se debate en todo el mundo, tanto en los medios de comunicación como en redes sociales.

En esta nota voy a analizar el film, compartir la impresión que me dejó y lo que me ocurrió con este tema días después de haber visto esta producción.

Antes que nada debo aclarar que nunca fui fan de ni seguí de cerca su obra, por lo que carezco de una conexión emocional con el artista.

Lo que me gustó de Jackson fueron sus video clips, que siempre me parecieron muy creativos y completamente adelantados a su tiempo y el video juego arcade Moonwalker, basado en el film, que solía jugar muchísimo de niño.

Ahí termina mi conexión con el cantante, quien no fue una figura que haya marcado mi vida. Mi ídolo de la infancia siempre fue Bruce Springsteen y lo sigue siendo en la actualidad, por lo que escuchaba otro tipo de música.

Este “documental” de cuatro horas realizado por el cineasta inglés Dan Reed retrata los supuestos abusos sexuales que habrían sufrido durante años dos hombres que conocieron a Jackson desde niños: Wade Robson James Safechuck.

La primera parte del film narra el origen de los denunciantes y el modo en que tomaron contacto con el cantante.

Robson siendo muy pequeño ganó un concurso de baile que le permitió conocer a su ídolo y Safechuck, quien no era fan de Jackson, protagonizó con el artista un aviso publicitario de Pepsi.

La película es brutal y terriblemente perturbadora porque nos presenta un perfil muy diferente de Michael Jackson.

El supuesto adulto con alma de niño, producto de una infancia tardía, acá se describe como un criminal nefasto y pervertido que probablemente violó a todos los chicos con los que tuvo contacto.

En Leaving Neverland no existen las sutilezas ni la presunción de inocencia y se describe a Jackson como un pedófilo depredador que se desenvolvió con impunidad, gracias al poder que manejaba y una red de colaboradores que evidentemente lo amparaban.

Lo más escalofriante de esta situación es que los padres de todos estos chicos fueron responsables de alguna manera de entregarle sus hijos al supuesto criminal.

Los relatos de Robson y Safechuck son muy gráficos y describen de manera directa toda la perversión con la que se manejaba Jackson y el modo en que manipulaba a los menores.

La película de Green establece un patrón de conducta del artista, quien solía cortar su relación con los niños una vez que entraban en la pubertad.

Es decir, cuando empezaban a crecer y desarrollarse su relación con ellos se enfriaba y se acercaba a otros chicos pequeños, que eran siempre varones.

Jackson además seducía a los padres de estas familias que tenían un punto en común.

Todos estaban obsesionados con que sus hijos triunfaran en Hollywood y que Michael les abriera las puestas a ese mundo.

Hay un debate muy interesante que dispara este film sobre el culto exacerbado a las celebridades y el modo en que se tiende a quemar la infancia de los niños con esta obsesión por introducirlos en el mundo del espectáculo.

Siempre generó dudas por qué Jackson no podía relacionarse socialmente con gente adulta y sólo tenía vínculos con nenes de siete a once años.

La otra pregunta popular era dónde estaban los padres que permitieron que los chicos durmieran con él en una cama.

En Leaving Neverland se explica que Jackson seducía primero a los padres con viajes alrededor del mundo y todo tipo de lujos para entrar en confianza con las familias.

Una vez que se establecía un vínculo intimo el cantante de a poco alejaba a los chicos de sus padres para manipularlos y ejercer un abuso sexual sobre ellos.

La primera parte del film cubre esta cuestión y da a entender que Macaulay Culkin también habría sido abusado por el artista si bien se aclara que el actor siempre negó estos hechos.

Lo cierto es que el visionado de esta propuesta es demoledor y te deja en un estado de angustia.

El relato que presentan los denunciantes tiene sentido y los detalles gráficos que se narran brindan un patrón de conducta claro de Michael Jackson.

La segunda parte del documental se centra en los juicios que enfrentó el cantante, donde Robson y Safechuck contribuyeron, junto con sus padres, a su defensa.

Ellos explican por qué mintieron frente a un jurado y la crisis nerviosa que sufrieron tras la muerte de Jackson que los llevó a tomar conciencia que habían sido víctimas de los abusos  sexuales.

Cuando uno termina de ver esta película la primera reacción que surge es bronca e indignación por la impunidad con la que se manejó un pedófilo serial durante toda su existencia.

Sin embargo, luego sucede una situación muy particular.

Cuando uno analiza este film desde los aspectos cinematográficos y repasa los testimonios de los denunciantes entonces descubre que las experiencias de Robson y Safechuck se desarrollan en el terreno de lo incomprobable.

Algo que nos lleva directamente a un seria problemática que presenta esta producción.

Las grandes debilidades de Leaving Neverland

Desde un punto de vista estrictamente periodístico resulta imposible calificar a esta obra como un documental, ya que no documenta absolutamente nada ni se esfuerza por corroborar que el testimonio de los denunciantes sea cierto.

El director Dan Green intenta convencer al público que Michael Jackson tenía tanto poder que fue capaz de manipular todo el sistema judicial de los Estados Unidos, el FBI, el Departamento de policía de Los Ángeles y los organismos de protección al menor que trabajaron en un juicio millonario que duró una década.

Un litigio donde Jackson fue declarado inocente no en una, sino en 14 causas de supuestos abusos, muchas de los cuales resultaron una gran cortina de humo para sacarle dinero.

La primera denuncia de Jordan Chandler en 1993, que inició todo este pleito, terminó de esa manera y el padre del chico que inventó todo eventualmente se terminó suicidando, algo que no se menciona en el documental.

El tema con estos dos testimonios es que si cambiás el nombre de Michael Jackson por el de otra celebridad fallecida también tendría el mismo efecto, porque no dejan de ser la palabra de dos personas contra otra que no puede defenderse ya que se encuentra muerta desde hace una década.

El documental no presenta ningún tipo de prueba fehaciente o peritos psiquiátricos que contribuyan a respaldar a los denunciantes.

Todo los que tenemos es su versión y la palabra de sus familiares que cuentan anécdotas y apoyan a los protagonistas pero tampoco pueden asegurar que Michael Jackson haya abusado de ellos.

El director Reed sólo muestra una campana de los hechos y sin ningún tipo de prueba, con una narración tendenciosa, da por sentado que el artista fue el mayor pedófilo del siglo 20.

Lamentablemente no alcanza.

Al pujar la narrativa del film hacia un solo lado, la búsqueda de la verdad se contamina porque el relato resulta manipulado.

Imaginen un juicio por asesinato donde sólo se juzga al sospechoso por el alegato de la fiscalía y no hay ningún tipo de espacio para la defensa.

Un documental puede presentar y desarrollar una denuncia pero bajo ningún punto de vista tiene la facultad de determinar la culpabilidad o inocencia de un acusado, por la sencilla razón que el cine no es un tribunal de Justicia.    

Michael Jackson, habrá sido el rey de los freaks, pero se defendió en vida en dos oportunidades y fue absuelto de todos los cargos. Dos veces le allanaron sorpresivamente el rancho de Neverland y jamás se encontró nada que pudiera incriminarlo.

Esos son hechos concretos que no se pueden ignorar.

¿Dónde están los empleados de Neverland, colaboradores del cantante, personal de seguridad, limpieza, etc que pudieran corroborar los testimonios de Robson y Safechuck?

La película de Reed condena al artista de manera directa en un film donde sólo se escucha una voz y no alcanza para sostener una acusación tan seria.

Wade Robson fue el testigo clave de la defensa de Jackson en el juicio del 2005 y pasó por un montón de peritos antes de afrontar a la fiscalía.

¿En que cabeza cabe que el cantante delegaría el sostén de su defensa justo en el tipo que abusó durante años y que tendría que someterse a pruebas psicológicas para ser aceptado en un tribunal?

Robson no sólo era adulto cuando defendió a Michael sino que años después de la muerte del cantante sostuvo su apoyo con convencimiento.

Llama la atención que en el momento en que su carrera se vino a pique y lo dejaron afuera del espectáculo de Cirque du Solei dedicado a Jackson, de repente sale con esta historia de los abusos.

En pleno auge del movimiento Me Too, donde la tendencia social es primero matar al acusado y después averiguar si la denuncia tiene un sustento.

Junto con Safechuck en el 2017 demandaron al organismo que maneja las finanzas del artista por 1.5 billones de dolares, una denuncia que fue desestimada por un juez, debido a las inconsistencias que presentaban sus testimonios.

Los mismos que exponen en esta película.

En el caso de Safechuck su relato también presenta más agujeros que un colador y como el director no lo entrevistó, sino que se limitó a exponer su versión, quedan muchas dudas al respecto.

En la película menciona que se negó a defender a Michael en el segundo juicio cuando los abogados ni siquiera lo tuvieron en cuenta entre los testigos.

En un momento la película presenta un audio donde él entrevistó de niño a Jackson en un avión.

Safechuck le pregunta qué fue lo que más disfrutó del viaje a Hawai.

Jackson respondió literalmente:

“Lo que más disfrute fue pasar tiempo con vos y tu familia y no puedo esperar a que vuelva a repetirse”

Luego menciona el comercial que filmaron juntos. La transcripción de ese audio se usó en el juicio de 1993.

En Leaving Neverland el director Reed cortó de manera deliberada la parte que Jackson menciona a la familia del chico y el audio queda como si lo estuviera seduciendo. Algo que el propio Safechuck remarca en su testimonio como adulto.

Cuando uno descubre estas cuestiones la película empieza a generar ruido.

En la segunda parte su madre menciona que el día de la muerte de Jackson, en el 2009,  celebró frente al televisor el fallecimiento porque ya no podría abusar más de ningún chico, mientras que luego declara que recién cambió de opinión sobre Michael cuando su hijo le confesó los supuestos abusos en el 2013.

Una contradicción de tiempos notable que no cierra para nada.

La verdad que no sé si Robson y Safechuck son dos mentirosos, pero a medida que uno busca información sobre ellos y se topa con detalles de los juicios este supuesto documental no resulta ser tan sólido.

Mucha gente, especialmente en la prensa, salió a comprar a Leaving Neverland como la verdad absoluta cuando no hay una prueba concreta que cambie radicalmente la inocencia de Jackson, determinada por un tribunal de Justicia en este tema.

 El error de los fanáticos de Jackson

La gran tragedia de esta situación es que probablemente nunca sepamos que pasó realmente con el artista y estos dos casos puntuales porque no deja de ser el testimonio de ellos contra alguien que no puede defenderse.

Los fans que tienen fe ciega en su inocencia absoluta salieron a agredir a los denunciantes y esto es una gran equivocación por dos motivos.

En primer lugar si Robson y Safechuck estuvieran mintiendo la censura y agresión hacia ellos podría impedir que otras víctimas reales hablaran en este u otros casos, por miedo a la represalia mediática.

Por otra parte, existen pruebas contundentes para refutar las acusaciones del film por lo que no es necesario llamar al boicot y la violencia.

Todo lo contrario, hay que ver la película y escuchar los testimonios para luego debatir el tema y permitir que cada uno saque sus propias conclusiones.

En mi caso personal después de ver el film e indagar en este conflicto hoy tomo con pinzas esta producción porque hay muchas cuestiones que no me terminan de cerrar.

Por eso creo también que es apresurado en este momento prohibir las canciones de Jackson o su imagen de los medios, como hicieron los productores de Los Simpsons.

Ese es otro tema a discutir en el futuro. Si se comprobara que estas denuncias son reales qué hacemos con el legado artístico de Jackson.

Por lo pronto Leaving Neverland no tuvo la repercusión que HBO proyectaba.

En los índices de audiencia en Estados Unidos el film generó menos rating que la repetición de la película Rascacielos, con The Rock, y el episodio semanal de The Walkig Dead que hace rato viene en picada.

La segunda parte inclusive tuvo menos espectadores algo que indica que o no todo el mundo está interesado en el tema en ese país o la gente no compró la supuesta veracidad de la denuncia.

Es un tema muy complejo que habrá que ver como se desarrolla en los próximos meses.

El director Reed habla de una continuación con posibles nuevas denuncias y ya están marcha también otras películas que se proponen a refutar estas acusaciones.

La polémica recién comenzó y dudo que esto termine en un corto plazo.

Este es el avance de Leaving Neverland.

Publicidad

19 Comentarios

  1. Sin entrar en la polémica de este documental, que no vi. me gustaría saber si viste y que opinión tenes de las series documentales de netflix como making a murderer y wild wild country.
    A mi entender son dos series que logran esquivar la equivocación de mostrar una sola campana de los hechos y logra darle tiempo a muchas visiones pero como todo documental y mas en estos que tienen una gran realización, es difícil saber cuando algo no esta manipulado por el montaje sobre todo para que las miradas siempre vayan a una dirección de pensamiento aun cuando se entreviste o se ponga material de la otra parte.

  2. No vi ese documental Nicolás.

    En una película de este tipo donde testimonios y materiales pueden estar manipulados por la edición hay que tener cuidado con lo que se compra, porque no existen las verdades absolutas.
    Y menos cuando no se presentan evidencias sólidas que respalden una denuncia.

  3. O sea que esto está hecho para que el progre o zurdo salga a decir algo como “prefiero creerle a una supuesta víctima que a un presunto violador” como hicieron con Darthes. Gracias, yo paso! Al menos yo no creo que la presunción de la inocencia sea un “concepto jurídico solamente” como dicen las feministas para avalar y que pretendamos que creamos sus denuncias sin pruebas. Me enoje! Jajajaja nah mentira.
    Saludos!

  4. Es muy interesante lo que mencionas Hugo y hoy en dia se nota mas que nunca como la condena social (o mediatica) parece ser suficiente para que una persona sea culpable.

    Y lo peor es que luego de eso, no importa que determine la justicia real (por ponerle un nombre) porque nadie va a creerle sin importar las pruebas que se tengan. Todo esta “manipulado” o “comprado”.

    Una pelicula que refleja una situacion similar y no me canso de recomendar es “la caceria” que muestra la angustia que tiene que pasar un inocente ante una acusacion.

    Con esto no quiero decir que sea inocente, sino que los juicios mediaticos pueden hacer muchisimo daño y que aunque despues haya un “disculpa, me equivoque” a nadie le va a importar porque una vez instalada la duda, no hay forma de eliminarla.

    Muy buen articulo Hugo.

  5. Gran análisis Hugo, muy completo. Sirve para echar luz sobre todo el quilombo que genero este documental. Creo que ya no pienso verlo. Es interesante comparar épocas y ver como antes Jackson iba a tener una especie de resurgir después de todo el escándalo y hoy en día lo habrían desterrado de por vida en Hollywood, como hicieron con Kevin Spacey. Si se hizo bien o mal ¿quien sabe?

  6. Siempre respeté a Jackson como artista, pero reconozco que me daba “cosita” verlo siempre rodeado de chicos, vamos, que eso no era muy normal! Pero como dijo Hugo fue declarado inocente 14 veces, y aun así a Miguelito todavía no le dan ni el beneficio de la duda!

    Y sobre el episodio de los Simpsons no me parece justo sacarlo, es una falta de respeto hacia el público y el resto de los artistas que participaron, y es un gran episodio!
    Me recuerda a lo que paso con Kevin Spacey, si el tipo es culpable que vaya en cana, pero acaso ahora nos tenemos que olvidar de su gran laburo en Seven, Usual Suspects, House of Cards?
    Por que si seguimos esa línea entonces deberían bajar de un hondazo todas las producciones de Weinstein, no?

  7. Por lo que lei de tu reseña ( y en otros sitios)..es un “documental” producto de sus tiempo…actualmente sale una acusacion o algo contra alguien en twitter o cualquier red social y ya los “cabeza de nada” que pupulan por esos redes lo transforman en verdad…Es la neo inquisicion con sus hogueras. Es panfletear al aire para que se transforme en verdad, esta era ha llevado al maximo esa frase ” miente, miente que algo quedara”

  8. Te felicito por el post, Hugo. Sigo tu blog y el posteo de hoy fue más que interesante. Más aún siendo que tenía interés por ver el documental.
    Es muy notorio que no solo te limites a hacer una crítica, sino un análisis que va más allá de cuestiones cinematográficas. Hoy por hoy, es muy lamentable lo que advertís de este “documental”: constantes acusaciones que alcanzan una condena social irreversible sin siquiera haber prueba que acrediten los hechos. Si hay documentales de semejante distribución que no investigan cómo es debido, no podemos exigir a la gente que deje de compartir acusaciones sin sustento.
    Una cuestión que abordó muy bien “The Hunt” con Mads Mikkelsen, independientemente de la interpretación que cada uno tenga de la película. Como una simple versión de la historia basta para arruinar a una persona.

  9. Yo vi la 1er parte y mitad de la 2da. Mi primer critica es que 4 hs es demasiado… Coincido en que el documental presenta una cantidad enorme de testimonios, pero no hay un sustento que los avale. El tema es que si estos delitos fueron ciertos, en mi opinión, no creo q nunca salga nadie del entorno de Jackson confirmándolo, sencillamente pq es probable que tengan tb una condena por encubrimiento. Tal vez alguno deje alguna carta para después que mueran…
    A mí lo que más me impacto es como la prensa siempre mostro a Michael rodeado de chicos (distintos todo el tiempo), tenía un “disney” privado al que llevaba chicos (que no eran familiares) todo el tiempo, dormían en la misma habitación con él (esto último dicho por el mismo Michael) y a nadie le hacía ruido… Q se yo. No es por prejuzgar, pero si tiene cuatro patas, mueve la cola y ladra, para mí es un perro…
    Pongo una entrevista que, en su momento, me acuerdo q me impacto:
    https://youtu.be/eVfiA6FuXwE?t=405

  10. Me olvide de mencionarlo, innecesarias las cuatro horas de duración. Tranquilamente se podría haber resuelto con dos episodios de 90 minutos. Especialmente por el material que tenían.

    En los ´90 me acuerdo que se cuestionó muchísimo el tema de Jackson con los pibes, pero nadie se animaba a mencionar la palabra pedofilia.

    Obviamente es rarísimo como todo lo que rodea a Jackson. Los pibes que dormían con él sumado a los padres que lo permitían abre la puerta a muchas especulaciones. Nos referimos a un tipo que se creía Peter Pan…
    Otro personaje que quedó manchado para siempre, aunque esa es otra discusión.

    Jackson tenía inclinaciones extrañas, todo apuntaría a que sí, pero nunca se pudo probar que abusara de un menor y esa es una realidad de este caso.

  11. Genial nota. Y si cómo mencionas es un pedófilo, que pasa con el legado?… No sé, mira a Maradona persona, Maradona jugador…. Ok no es un pedófilo ni está muerto… Pero la idolatría cuando es muy fuerte en los fans no muere. Si la persona.

    París Jackson está armando una demanda no sé si con otros hijos porque de la vida privada de hasta ahí… Pero ya se están moviendo por este documental/demanda…

    Por último, y si no es pedófilo? Creo que es muchísimo más grave… Porque ahí se demuestra que un medio manipula intereses vaya a saber con qué finalidad recíproca. ( De los millones que le sacan estos pibitos si un juez les cree … Y siguen investigando … dame un porcentaje a mí que promovi el documental/ demanda?) Tal vez… Lo que es seguro es que ahí dejo una mina de oro…

    Y ahora mí parte favorita y conspiranoica… Y los iluminatis que denunciaba jackson en canciones o entrevistas, la supuesta sonrisa de los familiares el día del velorio (quizás no murió) porque algo es seguro y lo ves, la industria musical con Beyoncé, JC , Rihanna, Black milk, kanye west, Katy Perry, Miley Cyrus, y tantos otros q hacen símbolos iluminatis…y tienen videos con esa simbología asquerosamente visible.. Qué onda? Algo hay.. tantos boludos haciendo lo mismo no sé.. no me cierra. Me entretiene leer esas cosas pero también me hacen ruido….

    Ni te cuento jim carrey… Qué casualmente después de hablar de los iluminatis muere su pareja y su carrera actoral se fue en pique pobre… ### modo conspiranoico off

    Quizás nunca se sepa ni una cosa ni otra, y como el público en general me la juego que “como el mundo sigue girando y a mí me importa tener platita en el bolsillo para comprarme un led 4k de 50 ‘… mañana ya me olvidé de todo, el documental, Jackson, metoo, y los iluminatis androides reptilianos! …..todoooooo.”

    Esa es la verdadera Vox populi inconciente mundial..

    Así estamos!

    Saludos

  12. Gran análisis Hugo.

    El documental, creo yo, refleja una situación que estamos viviendo como sociedad hoy en día, que es “te mato y luego pregunto”.

    El tema de las falsas denuncias se está yendo de mambo. Hace un tiempo se comió una Morgan Freeman, donde después saltó que era todo invento de la periodista -inclusive ella misma lo admitió-. Que pidió Freeman? Que el mismo tiempo de aire que dieron para acusarlo, se de para limpiar su imagen frente a una falsa acusación. Creo que todavía sigue esperando… Y ni hablar de gente normal, que tiene que lidiar con acusaciones por algo que no hizo y que sin embargo, queda marcada de por vida.

    Sobre el documental en sí. Leí en Twitter que se armó lío, que Los Simpson sacaron del canon el episodio donde aparece -y todo por un documental de dudosa veracidad-. Que varios artistas salieron a bancar a MJ, comentando justamente que si no saltó con el FBI y la justicia americana, es porque no se encontraron pruebas de abuso y es inocente. Y que es lamentable que salten ahora, 10 años después de morir, sin que él pueda defenderse. No soy fanático de Jackson, reconozco su aporte a la música, de esos iluminados que aparecen cada X tiempo que rompen todos los esquemas. Pero me suena a que es un documental, extenso al pedo, amarillista digno de Chiche Gelblung o Mauro Viale.

    En fin, gracias por este post Hugo. La verdad, soberbio y digno de ser compartido.

    Abrazo!

  13. Recordemos que también ocurrió lo mismo con Stallone. ¿En que quedó la supuesta denuncia de abuso? En nada, porque era mentira!!
    El número de medios que cubrieron eso fue muy inferior a los que dieron originalmente la noticia.

    Por eso hoy hay que tomar todo con pinzas y revisar como viene la mano en cada situación porque se vende muchísimo humo.
    Abrazo.

  14. Lo que pasa con estos dos testimonios…es que primero dijeron A, luego dijeron Que A no era cierto, que lo cierto era B ( esto fue ante un juzgado); ahora vuelven a decir que B no es cierto, lo que es cierto es A…O sea, a esta altura pueden ser juzgados por mentir ante la corte. La creibilidad de las personas en las que se basa el “documental”, es casi nula, por eso creo que no se molestan en contrastar con datos y otros testimonios.

  15. Hugo estaria bueno que un dia hagan un documental sobre Jordan Chandler, uno de los que denuncio a Jackson.
    Hay gente que dice que el tipo era el dentista de los famosos porque les conseguia drogas (entre ellas carrie fisher si no me equivoco).
    Despues hubo un monton de cosas raras como la madre defendiendo al acusado y divorciandose del padre.
    Incluso el niño implicado dijo años despues que Jackson no le hizo nada.
    Lo mas raro es que poco tiempo despues de la muerte de Jackson el tipo se suicida.

  16. Sí esa es otra historia sucia que quedó sin aclarar. Un tema que convenientemente pasaron por arriba en este documental. Por eso digo que hay muchas cosas raras con estas película que no cierran para nada.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.