Reseña de Alita: Battle Angel

Publicidad

CALIFICACIÓN: B+

Con todas las objeciones que se le pueden hacer a Battle Angel, la producción de se destaca como la adaptación más respetuosa y cariñosa que se hizo en Hollywood sobre una historieta japonesa hasta la fecha.

Estos proyectos que reimaginan para una cultura diferente los clásicos asiáticos de la ciencia ficción o fantasía son muy complicados, ya que en general la esencia de los contenidos originales tiende a desaparecer.

Lo vimos en el pasado con la espantosa Dragon Ball: Evolución o más recientemente en Ghost in the Shell, que no era una mala película pero tampoco terminaba de convencer.

En Battle Angel se nota que hubo esfuerzo por lo menos de hacerle justicia a la popular cyborg creada por Yukito Kishiro en los años ´90.

Habrá que ver si la película logra capturar la atención del público general que no tenía conocimiento de este personaje.

Ese será el principal desafío de esta producción, ya que entre los seguidores del manga y el animé su recepción creo que será más positiva.

El film presenta una particular fusión entre el cine de James Cameron y el estilo narrativo de , cuya labor estuvo limitada exclusivamente a la dirección.

Esta es la primera vez en su carrera que no participa de la gestación de un proyecto y sólo se dedicó a cumplir una tarea específica.

Pese a todo Battle Angel sobresale como la obra más sofisticada de su filmografía y su mejor película desde la primera entrega de Sin City.

Paso a resaltar los aspectos positivos de este estreno que justifican su recomendación.

La producción de Cameron en principio consigue capturar a la perfección el corazón del manga y su personaje principal.

El trabajo que hicieron con Alita es extraordinario. No sólo porque adaptaron la esencia de la personalidad de la heroína, sino que la combinación de los efectos especiales con la interpretación de Rosa Salazar es perfecta.

A la actriz se la nota comprometida con el personaje y consigue plasmar esa empatía tan especial que generaba la cyborg en el manga. Los ojos de animé no molestan en absoluto y después del primer impacto inicial se aceptan perfectamente.

Rosa Salazar es la gran figura del film y logra que el espectador se enganche con los conflictos que atraviesa la androide, algo que no ocurría con Scarlett Johansson en Ghost In The Shell.

Desde los aspectos más técnicos, Robert Rodriguez brinda una cátedra sobre como filmar secuencias de acción emocionantes en una película concebida para ser disfrutada en una pantalla de cine.

Queda la sensación que la mayor atención de Cameron como productor residió en recrear con fidelidad ciertos aspectos visuales del manga en la película.

Todas las secuencias del juego del Motorball y los duelos entre los cyborgs brindan un espectáculo magnífico.

Para tratarse de una producción hollywoodense la verdad que la película es muy respetuosa con la historia del personaje principal y para quienes conocimos a Alita hace 30 años en su fuente original esto es muy valorable.

Por supuesto, el film no está exento de objeciones y presenta una serie de debilidades.

Alguna de ellas eran predecibles ya que de otro modo Battle Angel jamás hubiera existido.

Para conseguir los 200 millones de dólares de presupuesto Cameron tuvo que sacrificar algunos elementos por demanda del estudio Fox.

El cyberpunk japonés sucio y violento que caracteriza el mundo original de Alita acá fue muy atenuado porque la calificación del film es “apta para mayores de 13 años”.

De todos modos creo que el productor se la podía haber jugado un poquito más con el retrato de Iron City que se ve demasiado limpia para mi gusto.

Hay una cuestión rara con la ambientación que no me terminó de cerrar. La trama se desarrolla en el año 2563 pero los habitantes de la ciudad se visten como en el 2018.

No sé si buscaron ahorrar presupuesto en ese aspecto pero genera ruido que la indumentaria de la humanidad no cambiara en 500 años.

El argumento de Battle Angel se sabotea a sí mismo por la propia ambición de Cameron, quien además fue el guionista.

En lugar de concentrarse en un aspecto específico de Alita, el guión combina elementos de los primeros cuatro tomos del cómic y esto genera que varios temas no logren ser bien explorados.

La narración de Rodriguez se desarrolla demasiado rápido y no permite que la gente que desconoce estos personajes pueda seguirlos con un poco más de profundidad.

Por ejemplo, la subtrama romántica quedó muy acelerada y el actor que interpreta a Hugo, el interés sentimental de Alita, es de madera terciada.

No puedo entender cómo se les escapó esto a Cameron y Rodriguez.

Keean Johnson no sólo no tiene carisma sino que está muy por debajo del nivel de Rosa Salazar y eso se nota mucho en sus interacciones.

Por otra parte, el elenco tiene actores estupendos pero con excepción de Salazar, nadie consigue sobresalir por esta cuestión narrativa de contar tantas cosas a la vez.

En lo personal me quedo con un balance positivo de esta producción. Sus debilidades son cuestiones que se podrían resolver en una potencial continuación pero en términos generales Cameron creo que le hizo justicia a Alita.

Para los aficionados del género vale pena disfrutarla en una pantalla de cine.

Ojalá los realizadores puedan seguir adelante con la historia de esta heroína que desde hace más de 30 años representa a uno de los grandes íconos populares del cyberpunk japonés.

Publicidad

15 Comentarios

  1. Que sorpresa, tenia mis dudas! pero tratandose de Cameron y Rodriguez tenian que darle en el clavo. Gracias por la critica, voy con mas fe a verla jaja

    Ahora Robotech y Akira para cuando? no se hacen mas!!

  2. Pero The Zero Theorem es de hace 6 años, después de esa película hizo de villano 5 veces mas, mi comentario es mas que nada sarcástico pero básicamente así es la carrera de Waltz. Lo mismo pasa con Bob Mendelson.

  3. Que es eso de decir que Christoph Waltz solo hace de villanos???
    En Django de Tarantino es mas heroe que el propio django, en “un dios salvaje” tampoco hace de villano.

    Mas alla de ese hecho, necesito que alita sea muy buena y tenga algo de éxito y conocimiento, que mas alla del aspecto visual el anime debe conocerse también por sus personajes, sus capacidad de transmitir ideas, mensajes, historias, visiones de mundo. Los japoneses son maestros en “contar” historias, es narrarlas e introducir todo un mundo de ideas y eso debe ser mas conocido.

  4. Con todo respeto pero esperar que en una producción Hollywoodense de 200 millones de dólares se traslade la visión del mundo de los japoneses en estas obras es un acto de ingenuidad.

    No se puede porque la película directamente no se hace Nicolás. Por eso es tan difícil adaptar estos materiales sin que se pierda su esencia.

    Como menciono en la reseña, Cameron tuvo que transar con algunas cuestiones para poder conseguir el presupuesto. Alita es la película norteamericana basada en un animé que más se acerca a retratar el espíritu de la obra original, pero no es exactamente igual por estas cuestiones que menciono.
    Si conocés el manga entonces vas a ver que el espíritu del personaje principal quedó bien retratado y eso es muchísimo para una película de Hollywood.

    En cuanto a Waltz, el comentario de Nicolás era una humorada, que entendí a donde apuntaba, no se pongan tan quisquillosos muchachos.

  5. la pelicula mas fiel que he visto de un anime ha sido meteoro de las hermanas wachowski, el problema es que muchos de sus elementos se veian anticuados, ademas de que la narracion era confusa

  6. Perdon por el off topic Hugo.

    Acabo de leer que Josh Brolin va a hacer de Gurney Haleck en Dune (gran casting) y que Jason Momoa va a hacer de Duncan Idaho (WTF???!!!).

    No se si leíste algunos de los libros, pero se me hizo rara la noticia sobretodo por Momoa, se siente como que lo quieren meter en cualquier película con forceps.

  7. Te soy honesto Darío, no estoy muy familiarizado con el mundo Dune. Me acuerdo de la película de David Lynch pero no mucho más. Es una lectura que me debo porque me la recomendaron mucho.

  8. Acabo de volver del cine. Impecable técnicamente, el 3D es de lo mejor que ví en años, y algunas actuaciones son medio flojas, pero bueno…
    Lamentablemente no le veo mucho futuro en la cartelera argentina… viernes 20:00 en ShowCase de Belgrano éramos 11 en total 🙁

  9. Sin llegar a ser excelente, la pasé bien con esta peli. El tema del romance me pareció de lo más cliché, no se si se maneje igual en el manga original.

    Algo que me llama mucho la atención, es que a diferencia de Ghost in the Shell, esta película no se la cargó la corrección política. Ambas con chicas cyborgs de protagonistas en un mundo futurista de ciencia ficción, no le tiraron palos a Rosa Salazar como a Scarlett Johanson por no poner una asiática en el rol protágonico. Me imagino que ayudó mucho que Rosa fuese latina y usaran los “ojos de anime”. Independiente de eso, concuerdo que Rosa se come más a su personaje que Scarlett.

  10. No, el romance entre los personajes hasta me atrevería decir que es más emotivo en el cómic. Esa es una de las debilidades de Cameron como guionista en general. Pasa lo mismo con Stephen King, cuando tienen que desarrollar diálogos o situaciones románticas este no suele ser el fuerte de ambos, pero son unos genios en otros aspectos, no pueden ser perfectos.
    Es cierto lo que mencionás porque esos clichés están más cerca de una novela de Crepúsculo que en el manga donde fluye más natural.

  11. La fui a ver con una amiga el sábado. Salimos conformes las 2, ella que nunca vio anime ni leyo manga en toda su vida y yo que flashee con esta historia cuando vi el VHS (¡¡doblado en gallego!!)
    Me pareció mucho mejor que Ghost in the shell, la cual por una cosa u otra no me terminaba de cerrar, en esta película si podés reconocer a la protagonista
    Concuerdo en tu comentario de que la a la ciudad de los marginados la iluminaron bastante, pero es entendible que hicieran eso para llegar a más público

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.