Historia de Wonder Woman: Volumen II

Capítulo 70: Nuestros mundos en guerra

A mediados del 2001 tuvo lugar la tradicional saga de DC que cada tanto reunía a todos los héroes en un mismo conflicto.

Nuestros mundos en guerra no fue precisamente una oda a la creatividad y la verdad es que dentro de las propuestas épicas de la editorial esta califica entre las más intrascendentes que se realizaron hasta la fecha.

Con el paso del tiempo quedó por completo en el olvido, sobre todo porque resultó muy opacada por las sagas que se publicaron unos años después.

No obstante, con todas sus falencias, este evento le dio un rol relevante a Wonder Woman, algo que no había ocurrido con las miniseries previas donde la amazona tenía un papel muy secundario o directamente quedaba afuera del conflicto.

Si bien en 1991 la saga La guerra de los dioses se centró exclusivamente en Diana, ese proyecto se  relacionaba con la revista de la amazona.

En Nuestros mundos en guerra la heroína fue una de las principales figuras de la trama junto con Superman y el conflicto tuvo importantes repercusiones en su revista individual.

La trama era extremadamente básica y eso contribuyó a que no quedara muy bien parada en la recepción de los lectores.

Los héroes y villanos de DC en este caso se enfrentaban a un ente de energía llamado Imperiex, quien no tenía mejor idea que resetear el universo con un nuevo Bing Bang.

El relato no dejaba de ser un derivado de la trillada invasión alienígena que se había narrado centenares de veces en el pasado y por eso era difícil engancharse con la aventura que proponía la editorial.

En el momento de su publicación la saga terminó en todos los medios de comunicación alrededor del mundo por su escalofriante similitud con la realidad de ese momento.

DC publicó este evento semanas previas a los atentados del 11 de Septiembre y la destrucción masiva de ciudades que se retrataba en los cómic presentaban imágenes parecidas a las que se habían visto en la televisión.

Por supuesto, los artistas habían concebido el proyecto meses antes que ocurrieran los ataques terroristas pero la coincidencia fue algo perturbadora.

El 12 de septiembre de 2001, cuando el mundo se encontraba conmocionado por esos sucesos, DC publicó el número 596 de Adventures of Superman donde se retrataban a la Torres Gemelas atacadas por las fuerza de Imperiex.

 

Encontrarse con esta ilustración un día después de los atentados la verdad que era fuerte.

Debido a la sensibilidad que había en Estados Unidos con ese tema las librerías de cómics le reintegraron el dinero a los lectores que quisieran devolver ese número.

Aparece el Cheetah argentino

En Wonder Woman los hechos de Nuestros mundos en guerra comenzaron en el número 171( de agosto de 2001) donde hizo su presentación en sociedad la versión masculina de Cheetah.

El autor Phil Jiménez introdujo una nueva versión de la clásica villana de la amazona, quien esta vez era un hombre llamado Sebastián Ballesteros.

Un empresario de Buenos Aires amante de Circe, que convencía a la diosa africana Urzakartaga para que la otorgaran las habilidades sobrenaturales de la arqueóloga Barbara Ann Minerva.

Ballesteros se transformaba en Cheetah y ponía en marcha un plan para acabar con Diana mientras se desataba la crisis de Imperiex.

Si bien esta versión del personaje era rara y mucho más violenta que la villana original, Ballesteros funcionaba y por entonces Diana no tenía un antagonista masculino sólido en sus aventuras, más allá de Ares y Darkseid.

Lamentablemente Jiménez arruinó este arco argumental con una de las peores ideas que aportó su labor dentro de este cómic.

Junto con la nueva versión de Cheetah el autor también relanzó otra clásica villana de Wonder Woman que no aparecía desde la etapa de George Pérez; Silver Swan.

La nueva versión estaba encarnada por Vanessa Kapatelis, quien de la nada ahora se presentaba como una asesina sádica obsesionada por matar a Diana y sus allegados.

Jiménez quiso vincular el relato con el ciclo de Pérez y en su intención de homenajear a su mentor terminó por arruinar un personaje que había sido importante en los años ´80.

Vanessa Kapatelis había sido concebida como la conexión de Diana con la humanidad en su primeros años en la Tierra. Pérez nunca tuvo la intención de convertirla en Wonder Girl y por esa razón su historia personal y conflictos estaban centradas en la realidad.

De repente el personaje, que ahora era una mujer adulta, aparecía como una psicópata violenta, tras haber sido secuestrada y torturada por Circe, Ballesteros y Dr. Psycho.

La confrontación entre Diana y Vanessa, como era de esperarse, resultaba traumática para la protagonista, pero la amazona no podía  hacer demasiado por su amiga ya que enseguida se desataba la crisis de Imperiex.

La redención y muerte de Hipólita

Una particularidad de Nuestros mundos en guerra es que derivó en la muerte y desaparición de varios personajes conocidos, como Steel, los padres de Clark Kent, Aquaman, Sam Lane (el padre de Lois Lane) y Máxima entre otros.

Sin embargo la muerte más épica y perturbadora la protagonizó la reina Hipólita, quien finalmente encontró su redención tras años de acciones fallidas, que no sólo generaron daño a su hija sino al resto de las amazonas que comandaba.

Desde que Charles Marston concibió el cómic la relación madre e hija entre la reina y Diana se volvió más compleja con el paso de los años.

Dentro de la era moderna de la historieta, George Pérez había representado a Hipólita como una madre compasiva y líder espiritual que guiaba a las amazonas bajos principios pacifistas.

A partir de los ´90 la reina adquirió un perfil más oscuro, cuya vanidad y omnipotencia derivó en la muerte de su propia hija y Artemis.

En este aspecto de la historia Jiménez hizo un gran trabajo con la relación entre los dos personajes al darle una motivación validad a las malas elecciones de Hipólita.

En el número 171 antes que se desate la guerra de Imperiex y entren en escena el nuevo Cheetah y Silver Swan, el autor presenta una fantástica discusión entre Hipólita y Diana, donde ambas se pasan facturas con un realismo que no es habitual de encontrar en una propuesta de superhéroes.

Diana le recrimina que no respeta su responsabilidad como Wonder Woman al querer establecerse como una segunda justiciera de Themyscira en la Tierra. Un hecho que además derivó en una guerra civil entre la amazonas.

Por su parte Hipólita plantea un punto de vista bastante válido. Sus funciones como reina durante siglos le impidieron tener una vida personal más plena y en la Tierra encontró un lugar donde puede desarrollar sus sueños y ambiciones personales.

Lamentablemente madre e hija no logran llegar a un acuerdo porque enseguida se desata el conflicto bélico contra Imperiex.

Durante la resistencia de los héroes Diana resulta herida y su madre vuelve a liderar a las amazonas para una última batalla que termina con su vida.

Jiménez redime a la reina de las amazonas con un sacrificio épico donde el personaje se despide por la puerta grande.

 

La escena en que Diana descubre la muerte de su madre era bastante conmovedora y brindó uno de los pocos momentos notables de Nuestros mundos en guerra.

Hipólita luego se convertía en una guardiana de Themyscira y lograba hacer las pases con su hija en el plano espiritual donde tenían un último encuentro.

Estos hechos por supuesto tuvieron una enorme consecuencia en la serie regular de Wonder Woman, donde Diana tuvo que lidiar en adelante con el duelo de la muerte de su madre y la reconstrucción de Isla Paraíso.

Obviamente como suele ocurrir en los cómics  las muertes son siempre temporales y los personajes fallecidos eventualmente regresan en las historias.

No obstante, en este caso pasaron seis años hasta que la reina Hipólita fue integrada otra vez al mundo de las amazonas.

 

 

 

 

 

7 Comentarios

  1. Que loco Hugo como a veces la realidad supera a la ficción.
    Otro ejemplo de imágenes y vídeos que se eliminaron debido al ataque del 11/9 fue una promoción del Hombre Araña que atrapaba un helicóptero en una tela entre las dos torres gemelas. Yo tengo recuerdo de haber visto la imagen pero se que no se uso en la promoción de la película.

  2. Me acuerdo de ese trailer que llegó a verlo en el cine un año antes como previa de otra película de Sony. Aunque no sé ahora si fue un evento exclusivo. Me parece que no se llegó a exhibir comercialmente.

  3. Me parece que si llego a verse el trailer. De hecho, tuvieron que sacar y cambiar poster de la película porque se podían ver las Torres Gemelas en el reflejo de los ojos de Spiderman.
    Lo peor para Vanessa es que parece que solo es recordada por ser Silver Swain. En Rebirth fue rápidamente introducida como una esquizofrenica mutada por nanomaquinas. Para eso es mejor caer en el olvido.

  4. Sí, la verdad que sigue siendo incómodo de ver. Ahora al margen de esa cuestión debe ser uno de los mejores trailers del género por lejos. Esa escena ni siquiera estaba en la película y presentaba al personaje de un modo especial.

  5. el trailer yo lo vi en us momento aca en el cine, cuando hacia apenas unos dias habian caido las torres. Cuando pasaron el trailer y mostraron las torres recuerdo que toda la sala dijo “UUUUUUUHHH”. Se ve que la orden de levantar o no emitir dicho trailer aca no habia llegado del todo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.