Jean-Claude Van Johnson

Publicidad

Mi nombre es Jean Claude-Van Damme. Solía ser super famoso. Tal vez recuerden mi primer rol protagónico en El gran dragón blanco, la dan por televisión muy seguido.

O tal vez vieron Time Cop, que es como Looper con Bruce Willis, pero un millón de veces mejor.

30 segundos es el tiempo que le llevó al piloto de esta serie para que me enganchara por completo. Ese comienzo soberbio con un Van Damme reflexivo en una narración en off es un gancho excepcional para lo que podría haber sido una de mis nuevas sitcoms favoritas.

Lamentablemente la fiesta duró poco debido a que los estudios Amazon están empecinados en seguir el camino de Fox en la televisión, con la cancelación abrupta de series que ni siquiera tienen tiempo de instalarse en el público.

Hace rato que vengo marcando esta cuestión en otras notas.

Ya había ocurrido hace un tiempo con Good Girls Revolt, una excelente producción sobre las periodistas de la revista Newsweek en 1969 que se revelaron ante los editores y dueños del medio para poder escribir y firmar artículos, algo que tenían prohibido hasta entonces por ser mujeres.

La serie tuvo muy buenas reseñas, además de un sólido reparto y una gran reconstrucción de ese período histórico, sin embargo Amazon la canceló luego de 10 episodios.

El motivo fue que al presidente del estudio, Roy Price, no le interesaba tener en la plataforma una serie que se centraba en el sexismo y el acoso sexual en ámbitos de trabajo.

Esta es la parte donde la historia se pone interesante, ya que un tiempo después el propio Price fue despedido de Amazon por denuncias de acoso sexual.

Junto con él se fueron también sus colaboradores y lo primero que hicieron los nuevos directivos fue erradicar de la compañía todos los proyectos que Price había impulsado.

Entre esas producciones estaban Jean-Claude Van Johnson, I love Dick, con Kevin Bacon, y One Mississippi, de la comediante Tig Notaro.

Resulta una pena que la serie de Van Damme no hubiera podido seguir con los nuevos directivos porque era muy entretenida. Después de todo Price no participaba de la realización del programa, sino que simplemente compró el proyecto para la programación de Amazon.

La producción corrió por cuenta del director Ridley Scott y David Callaham, responsable de la saga Expendables y la próxima película de Wonder Woman.

De todos modos fue muy raro el tratamiento que le dieron a la serie.

Van Damme concibió la idea en el 2013. El piloto se estrenó en agosto de 2016 y el resto de la temporada, que sólo duró seis episodios, recién se conoció en diciembre de 2017.

Lo poco que se pudo ver era muy divertido y presentaba una combinación de lo que había sido el film JCVD con El último gran héroe.

El concepto de la serie era que Van Damme salía de su retiro artístico para emprender misiones de campo como agente secreto. Un delirio absoluto.

La gracia de la trama pasaba porque el protagonista se desempeñaba en las misiones como una especie de Inspector Gadget, donde arruinaba con su ineptitud cada situación en la que se involucraba.

Un detalle que particularmente me gustó de esta producción fueron las referencias cinéfilas y la sátira que presentaba de la industria de Hollywood.

En el primer episodio la representante de Van Damme, interpretada por Phylicia Rashad (la esposa de Apollo en Creed), le ofrece el guión de una reimaginación en tono de acción de Anne of Green Gables y más adelante lo vemos al protagonista trabajando en la versión de artes marciales de Huckleberry Finn.

Un guiño humorístico similar al Hamlet de Arnold en El último gran héroe.

La escena final del último episodio abría la puerta a una segunda temporada que prometía ser completamente desquiciada (a un nivel Sharknado), pero no voy a arruinarles ese momento con más detalles por si no la vieron.

Otra cualidad para resaltar de Jean-Claude Van Johnson es que comprimía muy bien las historias en un tiempo limitado de 30 minutos y te quedabas con ganas de ver más.

La verdad que es una lástima que el proyecto no lograra superar la primera temporada, ya que era un sitcom que tenía su potencial.

Este fue el avance de la serie.

 

 

 

 

Publicidad

6 Comentarios

  1. Hugo, ya que hacés la referencia a Tig Notaro, mírate el documental «Tig» que está en Netflix sobre toda su historia de vida, todo lo que le pasó en el año 2012, y como se volvió una referente del humor negro en stand up por eso …

    La encontré buscando referencias porque está filmando en «Star Trek Discovery» (estoy esperando que sigas con la reseña de la Serie Original!)

  2. Uhhh que bajón de noticia, cuando vi el trailer compre absolutamente, pero después me olvide de verla, la verdad parecía que Van Damme derrochaba carisma mal! ahora que me la recordaste sin duda voy a buscar donde verla, muy loco lo que contaste de este Roy Price, Hollywood esta lleno de Hipócritas.

  3. Una pena, el trailer es genial. Pero es la politica de los estudios en general ae trate de series o de cine. Solo les interesa la ecuación abonados y bajos costos

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.