Historia de Wonder Woman: Volumen II

Capítulo 51:  Wonder Woman and the Star Riders

Antes de desarrollar la temática de esta entrega debo recomendarles la excelente serie documental de Netflix, The Toy The Made Us.

Una crónica que revela la historia detrás de los juguetes icónicos de las últimas décadas, como los muñecos de Star Wars, Barbie, He-Man y G.I.Joe entre otros.

Resulta muy interesante descubrir cómo fue el origen de esos juguetes que marcaron a generaciones de niños en los últimos 40 años y se convirtieron en clásicos de la cultura popular.

En el episodio de hoy me voy a centrar en una de las grandes rarezas relacionadas con Wonder Woman que brindó un excelente lección a toda persona que esté relacionada con el mundo de la creatividad.

Muchas veces el destino de una obra o un producto comercial está determinado por el momento en que se lanza la propuesta.

En 1993, mientras Wonder Woman en los cómics trabajaba en un restaurante de burritos para llegar a fin de mes, la empresa Mattel decidió gestar un proyecto especial con la editorial DC.

En ese momento las jugueterías estaban pobladas por líneas de figuras de acción para chicos, que en la mayoría de los casos contaban por una serie animada de televisión. Un campo donde la Tortugas Ninjas eran los reyes absolutos.

No obstante, todas estas opciones estaban orientadas a los varones.

Las niñas tenían las muñecas de Barbie y otras franquicias que no se relacionaban con la aventura y la acción.

Inspirados por el suceso de Sailor Moon alrededor del mundo, un grupo de creativos de Mattel decidió adaptar el concepto japonés de las magical girls con los personajes de DC.

Así fue que nació la franquicia Wonder Woman and the Star Riders que presentaría una versión infantil de la princesa amazona.

 

El concepto era el siguiente.

Diana lideraba un equipo de heroínas contra una hechicera villana llamada Purrsia, que podía controlar todas las habilidades de los animales y estaba acompañada por una pantera, con cierta similitud a Battlecat, la mascota de He-Man.

La amazona tenía en su grupo a dos heroínas del cómic que en ese momento contaban con bastante popularidad. Dolphin, de la revista de Aquaman y Ice de la Liga de la Justicia. Además había otras dos integrantes creadas especialmente para el proyecto.

Solara, que obviamente tenía poderes de fuego relacionados con el sol (un robo de Starfire de Marvel) y Starlily, cuyos poderes se vinculaban con las plantas de la Tierra.

Para desarrollar este concepto DC y Mattel delegaron el proyecto en uno de los grande maestros de la historieta como es José Luis García López, quien en los años ´80 había elaborado la colección de figuritas de los Super-Amigos.

Un artista, que como mencioné en entregas previas de este informe, brindó algunas de las imágenes más populares de Wonder Woman en las portadas de la revista, que actualmente se usan en numerosos productos de merchandising.

Como se puede apreciar en la siguientes imágenes, López diseñó un nuevo traje de Diana, más orientado a capturar el estilo Sailor Moon que las compañías le querían dar al personaje.

Para acompañar el lanzamiento del proyecto, DC por su parte elaboró un cómic especial que se incluiría con los juguetes, además de encargar la producción de una serie animada.

En Mattel crearon la primera línea de muñecas para ser presentadas en la Toy Fair de 1993, la convención de juguetes más importantes de juguetes en los Estados Unidos, donde las grandes compañías adelantan sus nuevos proyectos.

La verdad que si se tiene en cuenta que este producto estaba dirigido a niña de entre seis y 10 años la idea no era mala y estaba en sintonía con las cosas que se hacían en los años ´90.

Lamentablemente para Mattel la presentación de Wonder Woman and the Star Riders fue un desastre y los empresarios de las grandes cadenas de juguetes dieron una respuesta negativa, ya que entendíaN que las niñas no estaban interesadas en propuesta de acción y aventuras.

Algo que sostenían con el hecho que otros productos similares habían fracasados años atrás.

Debido a la respuesta negativa de la industria del juguete Mattel y DC cancelaron todos los planes que tenían con Wonder Woman and the Star Riders y los juguetes nunca llegaron a los negocios.

El cómic que ya se había editado, luego se incorporó como regalo en una caja de cereales y la serie de animación quedó suspendida.

“Las niñas no están interesadas en propuestas de acción y aventuras”

22 años después…

Mattel y DC reeditaron el concepto de Wonder Woman and the Star Riders en una nueva franquicia destinada a un mercado que genera 6 billones de dólares por año.

¿Era realmente muy diferente el producto de 1993 al que se lanzó en el 2015?

No, pero en ese momento las condiciones del mercado eran distintas y en la industria no le tenían fe al concepto de las heroínas femeninas.

De hecho, el diseño de la Wonder Woman de DC Super Heroe Girls no es tan distinto al que concibió García López en el ´93 (inclsuive ambas llevan las piernas cubiertas), pero ese momento no fue bien recibida.

Mattel y DC tuvieron su revancha dos décadas después y en el caso de Wonder Woman, el año pasado, a raíz del estreno de la película del personaje también editaron una serie de figuras de colección inspiradas en esa producción.

 

Datos Locos.

El cuartel general que iban a tener las heroínas en la colección de 1993 era un castillo volador. A fines de los años ´90 en DC retomaron ese concepto en el Wonder Dome, la fortaleza griega de Diana que veremos más adelante.

Como en el mundo del juguete nada se tira y todo se recicla los diseños elaborados para Wonder Woman and the Star Riders luego se usaron para la línea Tenko and the Guardians of Magic de 1995.

Tenko y las Guardianes de la Magia llegó a tener su serie animada realizada por la productora Saban que se centraba en el concepto de las magical girls japonesas.

Como habían previsto los empresarios del juguete la franquicia fue un fracaso y enseguida desapareció de los comercios.

La serie animada formó parte del infame club de los 13 episodios en la animación de los ´90 que no consiguieron captar la atención de la audiencia.

Lo loco es que 20 años después esta clase de proyectos encuentran una recepción diferente y hoy son consumidos por el público infantil.

Dato Loco extra:

Otro delirio de Mattel relacionado con Diana que por motivos obvios nunca llegó a funcionar ni ver la luz en las jugueterías fue el avión invisible de la amazona para la línea Hot Wheels.

La particularidad de este producto es que el paquete venía vacío porque el avión era invisible…

Sin embargo el envase daba la sensación que contenía algo. Este delirio se hizo especialmente para la Comic Con de San Diego pero no tuvo éxito ya que a nadie le pareció gracioso pagar por un paquete vacío.

 

 

5 Comentarios

  1. Fue un producto adelantado a su época, lo raro es que en ese momento Sailor Moon estaba por explotar a nivel mundial, pero en USA llego mas tarde, acá y en europa fue a mediados del 95 en USA creo q recién exploto a finales de los 90.
    Ahora Mattel la esta juntando con pala con las DC Super Heroe Girls, pero es verdad q es otro mercado(pero si funciono moster high, como podía fallar DC). Es raro q disney todavía no replique la misma linea con marvel.

    Y el documental de Netflix es genial, creo q el 25 de mayo estrena la temporada 2 con Lego, StarTrek, Hello kitty y transformes.
    Otro muy buen documental que toca el tema de juguetes es el de las tortugas ninja, Turtle Power

  2. Mis hijas de 6 y 3 años son fanáticas de las SuperHeroínas de DC. Un bombazo de DC, que ahora va a tener serie animada, después de los episodios web. El documental de los juguetes que nombras es increible, sobre todo el de he-man, con muchos datos para mi desconocidos. Muy bueno este capítulo de WW Hugo! abrazo

  3. Ehh… es posible que me haya comprado una Batgirl…
    (Admito que no tenía ni idea de esa línea de juguetes y que solo quiero robarle la ropa descaradamente a Batichica. Ahora quiero a WW también).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*