Grandes pinballs de la historia: Space Shuttle (1984)

En 1980 la aparición del video juego Pac-Man puso fin a la primera era dorada de este tipo de entretenimiento que por entonces se había convertido en un auténtico ícono de la cultura estadounidense.

El golpe mortal se produjo un año después cuando hizo su debut Donkey Kong que terminó por alejar a mucha gente de los flippers con una propuesta diferente.

Esto generó una drástica reducción en las ventas de pinballs por la sencilla razón que la gente se alejó de las mesas para disfrutar los nuevos juegos.

Muchas empresas enfrentaron una severa crisis económica en los primeros años de la década de 1980 y en el caso de compañías históricas como Williams terminaron cerca la quiebra financiera.

La industria enfrentaba un ultimátum.

Si los ingenieros y diseñadores no le encontraban una vuelta al juego para traer de regreso al público para 1985 el flipper estaría completamente muerto.

En el contexto de esta crisis apareció la mesa Space Shuttle que marcaría una bisagra en la historia del pinball.

No sólo porque salvó literalmente a la compañía Williams de la quiebra, sino que además dio inicio a la era moderna del flipper, que en adelante presentaría propuestas más complejas.

Joe Kaminkow y Barry Osler fueron los ingenieros responsables de crear un nuevo estilo de juego. Ya no se trataba de golpear una pelotita para obtener muchos puntos sino crear una experiencia inmmersiva para el jugador.

Hasta ese momento abundaban en el mercado los flippers basados en celebridades de la música como Dolly Parton o los Rolling Stones.

También estaban aquellos con temáticas de película pero no ofrecían nada especial salvo por el arte de la mesas.

En el caso del flipper de Rocky, que aparecía en la tercera entrega de la saga, se trataba de la misma mesa de juego que Force II con la diferencia que los diseñadores de Gotlieb le cambiaron las ilustraciones con las imágenes del personaje.

Por esa razón cuando en 1984 apareció Space Shattle el mundo del pinball quedó impactado por esta novedad.

La característica especial de este flipper es que contaba con un nuevo y complejo sistema de sonido, cuyos efectos lograban transmitir la sensación de estar dentro de un nave espacial.

Por otra parte, la temática que presentaba estaba perfectamente retratada en el arte de la mesa, con las ilustraciones de los astronautas trabajando sobre un satélite.

Space Shuttle llamó la atención por ser la primera mesa en incluir un juguete dentro de la vitrina. Sobre la rampa principal en este caso sobresalía una excelente réplica de un transbordador de la NASA.

Sumado a una melodía realizada con sintetizadores, efectos sonoros que simulaban el ruido de cohetes y explosiones, más una voz en off que le daba indicaciones al jugador, la empresa Williams consiguió convertir a la clásica partida del pinball en una experiencia diferente.

No es un detalle menor que Space Shuttle además ofrecía un estilo de juego mucho más veloz al que tenían las mesas realizadas hasta ese momento y por ese motivo la acción era constante.

Cuando salió a la venta en Estados Unidos enseguida fue un éxito enorme que trajo como resultado importantes consecuencias.

La empresa Williams salió a flote de su crisis y el suceso de este flipper impulsó todas esas mesas grandiosas que harían en los años ´90.

Space Shuttle además impulsó al resto de las compañías a generar flippers más complejos para capturar la atención de una nueva generación de consumidores.

Ya no bastaba con poner la imagen de un artista famoso en el panel central, ahora lidiaban con la competencia de los videos juegos arcade y estaban obligados a pensar en conceptos más elaborados.

En la comunidad pinball Space Shuttle es considerada una obra maestra del género, que en la actualidad  puede disfrutar en la excelente simulación digital para tablets y computadoras.

8 Comentarios

  1. Seguramente al agregar mas complejidad al diseño de la mesa, la ingenieria se habra complicado bastante mas, no era atornillar un juguete en el centro y punto, la bola debia comportarse de manera entretenida. Siempre quise tener una bolita de pinball en la mano para saber cuanto pesa, porque en las mesas por momentos parece ser re pesada pero en otros va tan rapido en los rebotes que es imposible de seguir con la vista.

  2. Ah Hugo, sugerencia de lector: estaria bueno que pongas un link a un video de la mesa en cada articulo, me da fiaca buscar despues jaja

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*