Reseña de Titanes del Pacífico 2

CALIFICACIÓN: C-

El fiasco que presenta esta producción se puede resumir de un modo muy sencillo.

Titanes del Pacífico, estrenada en el 2013, fue la obra de autor de un artesano del cine que no tuvo reparos en expresar su amor por el subgénero mecha del animé y las películas japonesas de monstruos gigantes.

Por el contrario, la continuación no es otra cosa que el producto chapucero y desapasionado de un grupo de ejecutivos de marketing del estudio Universal (que ahora distribuye esta propuesta en lugar de Warner), que busca impulsar una nueva franquicia estilo Transformers.

Con un concepto muy simple, el film original de Guillermo del Toro elaboró una historia entretenida que estaba muy influenciada por los clásicos de la animación japonesa.

Si tenías una conexión con esa temática disfrutabas la película con más intensidad que el resto de los espectadores. No fue casualidad en ese sentido que a nivel comercial Titanes del Pacífico funcionara mejor en los países asiáticos que en Estados Unidos.

Lamentablemente la nueva entrega es una producción que no consigue transmitir la misma experiencia.

En principio esa impronta de animé que se destacaba con fuerza en el trabajo del realizador mexicano acá se perdió por completo y el resultado es un refrito hollywoodense de lo que fue el film original.

Para ponerlo en otros términos, esta producción tiene una visión muy norteamericana del concepto del mecha japonés.

En los aspectos visuales el nivel de las secuencias de acción y el tratamiento de los elementos fantásticos es muy ordinario y parece una película barata que se hizo a las apuradas.

Todo se ve muy artificial y ni siquiera desde la estética el film consigue tener una identidad propia.

Las secuencias con los robots después de un tiempo resultan redundantes y el diseño de los monstruos es bastante pobre y carece de esa variedad de detalles que presentaban las criaturas de Guillermo del Toro.

De todos modos tampoco importa porque tienen un rol muy limitado, ya que gran parte del conflicto se pierde en una tediosa conspiración militar, que gesta un villano acartonado que encima hace chistes y pretende ser gracioso.

Por una cuestión de spoilers no me puedo expandir en esta cuestión pero me pareció patético lo que hicieron con ese personaje.

Dentro del reparto John Boyega (Star Wars) con su carisma rema completamente solo la trama y en más de una oportunidad levanta la película cuando se estanca en el aburrimiento. Su labor y la secuencia de acción final en el monte Fuji es lo único rescatable de este film.

Entre las nuevas figuras, la debutante Cailee Spaeny encarna al típico personaje adolescente de Transformers que con 15 años construye y maneja robots como si fuera algo natural. Si bien su rol no tiene mucho sentido al menos entabla una buena dupla con Boyega hasta que los genios de los guionistas los separan durante la mayor parte de la trama.

A la chica luego la insertan en un comando teen de soldados, cuyos miembros parecen salidos de una película de Disney Channel y obviamente no tienen ningún tipo de desarrollo.

El resto de los actores están pintados. Scott Eastwood, quien no es un muchacho muy expresivo, no aporta nada y Adria Arjona (hija del cantante Ricardo Arjona) es retratada como un objeto de decoración.

La dirección corrió por cuenta de Steve DeKnight, responsable de la serie Daredevil de Netflix, pero su inclusión en los créditos es más que nada una formalidad ya que se nota que tuvo las manos atadas en este proyecto.

Reitero, esta es una película que fue manejada por ejecutivos de marketing que incluyeron las fórmulas comerciales que ellos entienden les puede dar mejores réditos económicos.

No importa si no hay un concepto artístico detrás del film o la trama se desarrolla a las apuradas, sin darle respiro al espectador para que conozca los nuevos personajes.

Mientras haya gente que pague la entrada de cine para ver un collage de efectos especiales el resto es intrascendente.

A modo de consuelo por lo menos puedo afirmar que es más llevadera que Transformers 5.

En resumen, una decepción que tampoco es una sorpresa ya que los trailers promocionales no auguraban un gran espectáculo.

12 Comentarios

  1. siempre los gringos arruinado franquicias japonesas, si bien quieren americanisarlas para el publico pero sacrifican mucho de su esencia y lo que las hacen grandes, guillermo del toro le puso empeño a la primera pues era una carta de amor al genero mecha

  2. ='(.

    Algo que me reventó en su momento de la crítica y de amigos sobre Pacific Rim fue “se parece a Evangelion”. Como si Evangelion hubiese inventado el género mecha. Seguro que eso fue lo que hizo que funcione en Asia y no tanto en Occidente.

    Lo de Guillermo del Toro en la 1° fue realmente un homenaje a toda esa camada con la que seguramente creció. Además que banqué totalmente el concepto de que el mundo se una con su tecnología y demás en defendernos de los Kaijus. Tenía humor pero no ese humor estúpido que abunda hoy en día, tenía escenas que eran dignas de un wallpaper y personas de lo más variado. Sigo viendo hoy la escena del barco-bate y es gloriosa!

    Lamentablemente, rompieron una idea que podía dar una historia a explotar muy copada.

  3. Cinco años para poder hacer una secuela y salen con esto. La idea de que ahora sean una parva de pendejitos los pilotos Jaeger cuando en la original eran adultos no tiene el menor sentido y Hollywood me tiene podrido intentando convertir a Scott Eastwood en estrella, el tipo es de madera, lo único parecido que tiene al padre son los rasgos faciales, encima hay algunos nabos que creen que debería ser el nuevo Wolverine, déjame de joder.

  4. Ja ja, es verdad que Scott Eastwood es de madera y esta película lo deja muy mal parado, porque tenía un papel que no le exigía nada y el muchacho es una piedra.

    Los soldados teens es una decisión marketinera. Creen que por poner a pibitos a cargo de los robots la película será más atractiva al público juvenil y es una boludés.

  5. es curioso que la mejor pelicula basada en en animes la haya hecho un mexicano, parece que los gringos no son tan apasionados por el anime como los latinos

  6. Creo que lo de poner adolescentes a manejar robots gigantes, es muy heredado del anime Japones…Evangelion, Knights of Sidonia, Gundam, Power Rangers son adolescentes…o al menos no son personas adultas. Y si, sin duda es una movida de marketing.

  7. Es verdad Emanuel lo que marcás, pero en este caso dudo mucho que los productores lo hicieran como una referencia, sobre todo por el modo como está manejado en la historia.

  8. La vi ayer… Si bien no es la gloria, no me pareció tan grave. Me mantuvo entretenido toda la duración dela película, los Jaeger se siguen viendo geniales, y las peleas jaeger vs jaeger sumaron. Tiene, me parece, muchos puntos de contacto con Independence Day Resurgence, y sale bastante mejor parada. Lo del villano se podría haber laburado mejor, pero fue un giro interesante. La ausencia de Charlie Hunnam se tendría que haber resuelto de alguna manera, salvo que en oriente la rompa toda, y vuelva para una tercera…
    El tema de los adolescentes o los novatos tomando la posta, bueno, sea ha visto miles de veces. En Kingsman I pasa exactamente lo mismo (todos los agentes muertos y los novatos tomando la posta), con algunos años de diferencia y todos la aplaudimos. Lo mismo que el tipo que no puede salir de la sombra del padre, es autodestructivo y termina siendo el héroe que salva el día. Háblame Goose.
    Es predecible, y está llena de clichés, pero es un producto digno, a mi entender. Al menos más digno que otras producciones con temáticas comparables.
    Argumentalmente, tal vez yo hubiera ido para otro lado… Hubiera hecho una película toda de Jaegers contra Jaegers, pensando en que, ante la pérdida de la amenaza Kaiju, la tecnología se hubiera usado enfrentando naciones, y tal vez ahí hubiera metido de nuevo a los Kaiju como el enemigo común que reunifica la resistencia…
    Y habría desarrollado un poco más los personajes, pero en el cine pochoclero de hoy, eso no se puede, porque el espectador promedio se aburre, no la recomienda, y la cuenta no cierra…
    Sigo esperando que el producto digno de la temática sea Robotech… pero al paso que vamos, va a estar tan, pero tan quemado el tema que no va a pasar de la primer película. Espero equivocarme.

    Saludos

  9. O sea que el único parámetro para decir que es buena es porque “es entretenida”.
    Depende de cada espectador supongo, a mi me pareció un bodrio. Es una más de Transformers, no tiene nada que ver con lo que fue Pacific Rim, esa es la clave de la cuestión.
    Al margen que lo Kaiju están pintados.
    En cuanto a Kingsman son dos casos diferentes. En la primera entrega el protagonista atravesaba una transformación y recién hacia el final surgía como un agente Kingsman. Acá tenés una pibita de 15 años que vive en la calle y construye robots gigantes de la nada porque sí.
    Saludos.

  10. Cómo va?
    Me parece que es subjetivo. Para mí, en una película de robots gigantes vs monstruos gigantes, el entretenimiento no es el único parámetro, pero es uno prioritario. Evidentemente, más allá de tus conocimientos específicos como crítico, tu compromiso con el género mecha te hace un espectador más exigente que yo, y por eso te parece un bodrio, y para mí pasa. Pasó lo mismo con Thor 3, que para mí es mala, pero por tu compromiso con el cómic, para vos fue una catástrofe, la catástrofe de 2017. De forma inversa, no te pareció tan grave Episodio VIII, y esa fue mí catástrofe del año pasado, porque la saga me gusta mucho más que a vos.
    Volviendo al caso específico de Pacific Rim, me parece que la película implica un contrato de aceptar que, en vez de moler a misilazos a los Kaiju desde una distancia segura, se van a hacer robots para reventarlos a piñas. De por sí, ya un disparate, pero es lo que entrás a ver. A mí, desde mí poco comprometida visión, me parece que los Kaiju están tan pintados en la secuela como en la original. Son algo a que pegarle, ese enemigo casi invencible, y no mucho más. Ese homenaje al cine de monstruos que hizo Del Toro, diseñando los monstruos como si hubiera un tipo adentro, en referencia a las viejas películas, al 90% de la audiencia de Pacific Rim se le escapó, y el 90% de la audiencia de Pacific Rim 2 no lo va a extrañar. Quieren un bicho más grande, para pegarle más.
    La secuela está tan llena de clichés como la original, con la diferencia de que se perdió el efecto sorpresa, que si tuvo la de Del Toro, que sólo le escapó al beso en la escena final entre los protagonistas.
    Igualmente, también me parece que, dentro del disparate general que es la línea argumental, es algo más logrado que las Transformers y que Indepedence Day Resurgence, que no son coherentes dentro de su propio universo. También es cierto que, ante los formatos imperantes de películas cortas, simples y chatas, una película de entrenamiento como la primera mitad de Kingsman hubiera sido menos efectista, más lenta y eso le hubiera jugado tal vez un poco en contra, ya que nadie se bancaría esperar una hora para ver la primera batalla.
    Cómo siempre, un gusto intercambiar opiniones en tu blog.
    Saludos

  11. A ver Juan Pablo, con la guita que tienen el resultado general es muy mediocre como propuesta del género. A eso apunté más que nada. Obvio cuando voy a ver pacific rim no quiero ver un drama de shakespeare pero esto lo distorsionaron en el cine de Transformer y se nota que es una película manoseada por el marketing.
    Mirá lo que hicieron los japoneses hace poco, con menos presupuesto, en Shin Godzilla que es brillante. Es una historia de monstruos gigantes y tiene su complejidad sin caer en la tontería.
    No sé, esta continuación me pareció muy pobre y sin ningún compromiso por el género.
    Saludos.

  12. Buenas. Primero que nada quiero aclarar que antes de ver una película en el cine me tomo mi tiempo para ver tus reseñas y clasificaciones. Generalmente tengo una opinión bastante similar a la tuya.
    Esta vez, fui a ver Pacific Rim, habiendo esperando (desde 2013) una continuación, sin haber leído tu critica. Salí del cine con una sensación de estafa total, le comente a mi amigo mi opinión del film y mi firme descontento con el mismo. Llego a mi casa y se me ocurre mirar tu critica. La verdad no pude estar mas de acuerdo con tu reseña y la verdad cada día me fío más de tu trabajo.
    No voy a ir al cine sin antes leerme tu crítica.
    Un saludo.
    PD: Me paso algo similar en 2014 con “La Leyenda de Hércules”. Que perdida de tiempo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*