Retrospectiva Dark Universe: Secret of the Blue Room (1933)

Capítulo 9

El éxito de los monstruos de Universal se convirtió en un arma de doble filo para el joven productor Carl Laemmle Jr. , quien tuvo que responder a la demanda del público y la compañía por estos personajes.

A partir de 1933 el Dark Universe, que todavía no era conocido con ese nombre, empezó a incrementar la cantidad de producciones.

Por lo general tenían un título fuerte por año , que tenía una mayor difusión en los medios, y una segunda producción que servía para mantener interesado al público por el género.

Estas propuestas de complemento tenían un menor presupuesto, pero también brindaron muy buenas películas que lamentablemente quedaron en el olvido.

Debido a que la atención sobre este tema suele estar centrada en las historias de monstruos, el resto de las producciones que conformaron esta franquicia no tienen demasiada popularidad.

Una particularidad muy interesante del Dark Universe es que también incursionaba en el terreno de la ciencia ficción y los misterios policiales.

Siempre vinculado obviamente con algún elemento del cine de terror que era la especialidad de la casa.

Un gran ejemplo de esta cuestión fue Secret of the Blue Room, que llegó a los cines en el verano norteamericano de 1933, mientras se esperaba el estreno de El hombre invisible, dirigida por James Whale (Frankenstein).

Dos película que tuvieron como principal figura femenina a Gloria Stewart, a quien siempre recordaremos, por una cuestión generacional como “la viejita de Titanic

La actriz había protagonizado un tiempo atrás The Old Dark House y enseguida se convirtió en una figura popular del estudio Universal.

Secret of the Blue Room es una película muy interesante porque presenta una combinación fabulosa del género de terror con el misterio estilo Agatha Christie.

Esta producción fue una remake de un popular film alemán que había resultado un suceso comercial en Europa en 1932.  En Universal tomaron nota de esta cuestión y decidieron comprar los derechos de la historia para adaptarla al público norteamericano.

Curiosamente Laemmle Junior delegó la dirección en el realizador alemán Kurt Neumann, quien ese mismo año había hecho para el estudio The Bird Cage, una propuesta de aventuras.

En este caso tuvo que trabajar con la estética del expresionismo alemán que por entonces representaba la identidad visual del Dark Universe.

Gloria Stuart interpreta a una mujer que es cortejada por tres hombres que quieren casarse con ella.  Durante la cena de su cumpleaños, que la joven comparte con sus pretendientes, surge el tema de un misterioso caso que tuvo lugar en la mansión que habita la chica con su familia.

En una habitación azul, que se encuentra cerrada desde hace 20 años, ocurrieron extraños crímenes en el pasado y según la leyenda, quien pase la noche en ese lugar morirá asesinado antes de la una de la madrugada.

Para probar su valentía ante la joven los tres pretendientes aceptan el desafío de dormir una noche en la supuesta habitación embrujada.

El que logre sobrevivir se casará con la chica.

Cuando los primeros dos candidatos encuentran un destino trágico en el lugar, el tercer hombre decide investigar si las muertes fueron ocasionadas por un hecho sobrenatural o es se trata de la obra de un psicópata.

Lo genial de esta labor de Kurt Neumann es que el director logra comprimir la intriga del la trama en apenas 66 minutos. En la secuencia inicial, que incluye una escena musical con Gloria Stewart, se establece enseguida el conflicto y luego la película se mete de lleno en el terreno del misterio hasta el final.

La tensión y el suspenso están impecablemente manejados en la narración del cineasta alemán, quien además juega con el cine de terror, donde crea muy buena atmósferas con un gran uso de los decorados góticos.

Esta película se filmó en apenas seis días y resultó un éxito comercial inesperado para Universal que luego refritó la misma historia en dos oportunidades.

La primera remake se estrenó en 1938 con el título The Missing Guest y la segunda llegó a los cines en 1944, con la particularidad que la trama se narró a través del género de la comedia musical.

Reitero, quienes tengan afición por la novela de misterio Agatha Christie o Gastón Leroux en esta película encontraran una excelente propuesta de suspenso.

Dura apenas una hora y se disfruta muchísimo.

Cabe destacar a modo de Dato Loco que al igual que Drácula, Los crímenes de la Calle Morgue y La momia, los créditos iniciales de Secret of the Blue Room fueron musicalizados con la melodía de El lago de los cines de Chaikovski.

Luego de este film el director Kurt Neumann pasó a dirigir varias película de Tarzán con Johnny Weissmuller. Sin embargo, durante la década de 1950 adquirió notoriedad en Hollywood por su labor en el género de la ciencia ficción, donde brindó clásicos como Rocketship-XM, La mosca (con Vincent Price) y Kronos.

En el siguiente video les dejo la versión completa de Secret of the Blue Room para quienes se manejen bien con el idioma inglés.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.