The Amityville Horror: el libro de Jay Anson

Al terminar de leer el libro que creó el fenómeno de Amityville algo queda muy claro.

Si la historia fue un engaño inventado por unos estafadores, entonces el trabajo de Jay Anson es una de la grandes joyas de la ficción dentro del género de terror.

El 13 de septiembre de 1977 se publicó por primera vez The Amityville Horror, una propuesta que describía la extraña odisea que había vivido una familia en una casa de un pueblo de Long Island en Nueva York.

Seguramente a esta altura conocen la historia.

El 13 de noviembre de 1974, un joven de 23 años llamado Ronald DeFeo asesinó con un rifle a sus padres y sus tres hermanos. Un tiempo después declaró que una voces extrañas en la casa lo obligaron a cometer esos crímenes.

DeFeo, quien actualmente tiene 66 años, fue condenado a cadena perpetua y hasta la fecha la Justicia de los Estados Unidos siempre le negó la libertad condicional.

En diciembre de 1975 la familia Lutz, constituida por un matrimonio y tres hijos, se mudó a la casa de los DeFeo en el número 112 de Ocean Avenue.

Las experiencias paranormales que vivieron en el lugar generaron que 28 días después de la mudanza, los Lutz abandonaran la vivienda dejando todas sus pertenencias en el lugar.

Cuando el caso llegó a los medios fue un fenómeno mediático importante y generó que la localidad de Amityville se volviera conocida alrededor del mundo.

Los Lutz le vendieron los derechos de su historia a la editorial Prentice Hall, quien delegó la escritura del libro en el autor y documentalista Jay Anson.

Hasta ese momento Anson, quien no tenía ninguna vinculación con el trabajo periodístico, trabajaba en Hollywood como realizador de making off para distintos estudios.

Entre sus obras figuran documentales sobre Martin Scorsese y Clint Eastwood que fueron editados en extras de dvds.

Anson desarrolló el libro a partir de extensas entrevistas que la editorial le hizo a los Lutz para obtener sus testimonios.

The Amityville Horror, que en castellano se editó con el título de Aquí vive el horror, se convirtió en uno de los best sellers más populares de la década de 1970 y el fenómeno explotó cuando la historia se adaptó en el cine en 1979.

De esa manera comenzaba la polémica que probablemente nunca tendrá resolución.

Para algunos medios de prensa la historia fue una estafa generada por unos vivos que lograron engañar al público, pero también hubo mucha gente relacionada con la parapsicología que no se tomó en broma la historia.

El problema con Amityville es que al día de hoy hay incógnitas que sigue sin tener resolución.

Salvo por los Lutz, los dueños posteriores de la casa jamás experimentaron alguna situación extraña en el lugar.

Hace poco la vivienda se vendió por 950 mil dólares y sus nuevos ocupantes llevan una vida normal sin inconvenientes, salvo por los fans de la película  que merodean por el lugar en busca de una foto.

Por otra parte, George y Kathy Lutz siempre se mantuvieron firmes con sus testimonios y pasaron con éxito las pruebas del polígrafo donde se determinó que no mentían en sus declaraciones.

Los famosos investigadores Ed y Lorraine Warren, que hoy son conocidos por las películas de El conjuro, basadas en sus experiencias, tampoco se tomaron en broma estos hechos y siempre describieron a la experiencia de Amityville como uno de los hechos más perturbadores de sus carreras.

El misterio en torno al lugar era apasionante e inclusive esos ventanales de la casa que le daban la apariencia de una calabaza de Halloween contribuían a alimentar la leyenda de la maldición que supuestamente había en ese lugar.

Durante la investigación del matrimonio Warren en Amityville surgió la famosa y aterradora foto del niño fantasma que hoy es una imagen clásica en el campo de la parapsicología.

Sin embargo también es menester aclarar que la imagen despertó numerosos debates, ya que se cree que fue trucada. Aparentemente el fantasma no sería el espíritu de uno de los niños asesinados sino Paul Bartz, un colaborador del matrimonio Warren.

Aunque esto jamás tampoco pudo ser probado.

En lo personal les creo a los Lutz y no me parece que sean unos estafadores, el problema es que se manejaron muy mal en los medios y eso atentó con la veracidad de la historia.

George y Kathy Lutz siempre se mantuvieron firmes con sus testimonios y no se volvieron millonarios con el fenómeno de Amityville. Por el contrario, la exposición mediática terminó por arruinar su relación de pareja.

El problema de este caso es el libro que hizo popular estos hechos.

El trabajo de Jay Anson no es un trabajo periodístico sino que tomó los testimonios de los Lutz y alteró numerosos hechos para darle un efecto más dramático a la historia.

El libro está narrado prácticamente como una novela de terror que pide a gritos ser adaptada en el cine y ahí encontramos los problemas del caso Amityville.

Los Lutz no tuvieron ningún control del texto y Anson alteró hechos y agregó situaciones que nunca ocurrieron para conseguir un producto más sensacionalista.

Por ese motivo hay situaciones que contradicen el testimonio de los protagonistas en entrevistas, ya que fueron inventos de la editorial y el escritor.

Cuando un hecho violento se produce en un lugar la energía de esa situación queda impregnada en el ambiente y esto puede dar lugar a situaciones extrañas.

La energía negativa de ese lugar tal vez afectó a los Lutz, el tema es que sus experiencias luego se convirtieron en un circo mediático que no pudieron controlar.

El libro de Jay Anson expande la historia que se vio en el cine y si uno desea tomarlo como una obra de ficción, la verdad que es magnífica porque logra ser aterradora.

El autor consigue insertar al lector en la atmósfera misteriosa de la casa y el modo en que la energía del lugar afecta la psicología de la familia está muy bien desarrollado.

El tema es que al alterar los testimonios reales es imposible distinguir las experiencias reales de la familia y las adiciones del autor.

Tampoco ayudó el hecho que la editorial, a raíz del éxito del libro, luego publicara una saga de ficción que involucraba a los Lutz entre los personajes principales.

Si a esto le agregamos además las 18 películas que se hicieron en Hollywood hasta la fecha, que no hicieron otra cosa que consolidar la leyenda, es inevitable que el caso Amityville no se tome con seriedad.

En el 2013 se estrenó en la televisión el documental My Amityville Horror, centrado en la figura de Daniel Lutz, uno de los niños que vivió en la famosa casa.

El testimonio de Lutz es interesante porque revela que George Lutz tenía contacto con el Ocultismo. Lo que se da a entender en ese film es que la casa no habría sido el problema, sino que el hombre habría sufrido una posesión y generó las situaciones paranormales.

Eso explicaría por qué ninguno de los dueños posteriores de la vivienda jamás tuvieron problemas en el lugar.

Otro elemento que se suma a expandir la leyenda.

Hoy la famosa casa de Amityville se encuentra completamente restaurada y al ver sus interiores cuesta asociarla con un lugar embrujado.

En el pueblo de Long Island las autoridades y los vecinos se niegan a hablar en los medios sobre los crímenes de Ronald DeFeo y el caso de los Lutz, ya que entienden que esos hechos afectaron la imagen de la comunidad.

Desde hace muchos años hacen lo imposible por desvincularse por completo de estas temáticas pero la industria de Hollywood no los ayuda demasiado con las nuevas películas que llegan a los cines y el dvd.

Si les intriga el caso yo recomiendo conseguir el libro original porque es interesante (y muy entretenido) de leer, más allá que los hechos que se describen no sean completamente verídicos.

 

 

11 Comentarios

  1. Encontre otro libro de jay anson llamado “666,la casa endemoniada”, sabes algo de ese? Igual voy a arrancar por “Aqui vive el horror”. Que titulos feos ambos.

  2. Hugo, la web no está andando muy bien. Si no la ponés con el “www” adelante te manda a una versión desactualizada de la misma. Y cuando ponés el “www” primero te tira un cartel que, tras 5 segundos, te redirecciona a la versión más actualizada.

  3. Buen punto Fede, me olvidé de mencionarlo. Esa es otra novela de terror que hizo Anson para aprovechar el éxito que tuvo el libro de Amityville.
    Es una novela de terror que no tiene nada que ver con la casa embrujada.

  4. Como puede alguien habitar un lugar donde se cometieron asesinatos? La casa puede ser muy linda pero si se que en el lugar donde me tiro al sillon a ver la tele una persona fue asesinada….en Internet se encuentran las entrevistas a los Warren y las cosas que dicen sobre este caso te ponen los pelos de punta.

  5. Peor aun. ¿Cómo puede alguien dormir en la misma cama donde alguien fue asesinado?
    Un detalle verídico del caso es que los Lutz, para ahorrar dinero, cuando se mudaron decidieron quedarse con las mismas camas y muebles de los De Feo.
    Eso sí quedó en el libro.

  6. Recuerdo que cuando leí este libro tenía alrededor de 12, 13 años, y pululando en la biblioteca a la que era asiduo encontré este libro que se llamaba “Aquí vive el horror” Me lo lleve y fue al abrirlo que me percaté de que la horrible traducción escondía la historia de Amiyville. Ahora no recuerdo si por ese entonces ya había visto la remake del 2005 con Ryan Gosling, pero lo que no me dio miedo en la película me dejó congelado al pasar las páginas y presenciar lo truculento del asunto de los Lutz. Mas allá de que algunas cosas fueron inventadas para vender, admito que siempre me provocó miedo la idea de esta casa, y si en algún momento me dicen ‘Querés pasar una noche ahí?’ ni lo dudo.
    Hugo, me hiciste volver a mi adolescencia, así que ahora estoy encargando el libro en inglés para leerlo como se debe.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*