En memoria de Len Wein (1948-2017)

Una triste noticia para quienes amamos el arte de la historieta.

El domingo pasado falleció Len Wein a los 69 años tras un largo período con problemas severos de salud que incluyeron cinco cirugías en el corazón y una operación en la espina dorsal.

Una de sus últimas apariciones publicas tuvo lugar el pasado mes de junio durante el estreno de Wonder Woman, donde Wein asistió en silla de ruedas y disfrutó el film junto a varias figuras de la editorial DC.

El mundo de la historieta pierde de este modo a uno de lo más grandes artistas de los últimos 40 años, cuya labor dejó un enorme legado en este campo.

Para el título de las noticias fue el co-creador de Wolverine y La cosa del pantano, dos personajes que se convirtieron en íconos de culto en Marvel y DC respectivamente.

Si bien esas fueron contribuciones populares, la obra de Len trascendió mucho más allá de haber concebido a esos anti-héroes.

Primero como guionista y luego en su labor como editor, Wein le dio otra jerarquía al género de los super héroes con guiones elaborados que exploraban la humanidad de los personajes.

Ya sea en los Cuatro Fantásticos, Spiderman, Batman o Green Lantern cuando él se hacía cargo de una revista los argumentos se volvían fascinantes por la profundidad que la daba a los conflictos y por ese motivo fue una de las grandes estrellas de la Era de Bronce, que abarcó el período entre comienzos de los años ´70 mediados de los ´80.

Son esa clase de artistas que generaron que los cómics dejaran de ser vistos como pasatiempos infantiles.

Sin Lein Wein historietas como Wonder Woman y X-Men podrían haber desaparecido literalmente de sus editoriales.

En el peor momento de la princesa amazona, cuando Roberth Kanigher había perdido el rumbo y no lograba acoplarse a los argumentos más profundos de la Era de Bronce, Wein concibió la historia de “las 12 pruebas de Wonder Woman” y revivió un cómic que no paraba de perder lectores.

La trama además contribuyó a consolidar la relación de Diana con el resto de los superhéroes con los que no tenía contacto en su revista.

Luego en 1985 (todavía no llegamos a esa parte en el informe) Wein concibió el relanzamiento histórico del personaje junto a George Pérez que brindaría la mejor encarnación de la heroína hasta la fecha.

Len logró que Wonder Woman volviera a cobrar notoriedad entre las principales figuras del universo DC.

La misma tarea la desarrolló en Marvel con los mutantes de Stan Lee que estaban a punto de desaparecer de los kioskos hasta que el artista los relanzó en el histórico Giant Size X-Men, de mayo de 1975, que marco un antes y un después en la historia de Marvel.

Con nuevos las incorporaciones de Coloso, Tormenta y Nightcrawler (todas creaciones de Wein), los mutantes pasaron a destacarse entre los best sellers más relevantes de la editorial.

Las palabras de Chris Claremont, guionista de esa etapa de X-Men, sobre Len fueron más que elocuentes en una entrevista.

La historia de los cómics modernos sería increíblemente diferente si se excluyen las contribuciones de Len Wein . El hecho de que no recibe crédito por ello la mitad del tiempo es vergonzoso. Debemos mucho de lo que somos – ciertamente a los X-Men – a Len y a Dave Cockrum.

Dentro de la compañía DC además fue responsable como editor de dos obras maestras de este arte, como Watchmen y Camelot 3000, que sobresalieron entre la novelas gráficas más relevantes de los años ´80.

En los últimos años participó en numerosos documentales y audiocomentarios de películas de superhéroes, además de trabajar en los guiones de la serie animada de Ben 10.

Otra serie de dibujos animados brillante en la que se desempeñó como guionista y no puedo dejar de destacar es Phantom 2040.

Entre las obras más recientes que escribió en estos últimos años sobresalen esa gran miniserie de Conan que fue The Book of Thoth para Dark Horse, Before Watchmen: Ozymandias y Batman ´66: The Lost episode.

Una historia con Dos Caras que el autor Harlan Ellison escribió para la serie con Adam West y nunca se llegó a producir.

Wein hace poco la adaptó en el cómic con las ilustraciones de José García-López.

Un Dato loco:

A diferencia de los que se cree popularmente, Len no ganó tanto plata por las regalías de los filmes de Wolverine.

El artistas recibió mucho más dinero con lo que le pagó Warner por los derechos de Lucius Fox, el aliado de Batman que Morgan Freeman interpretó en los filmes de Christopher Nolan. Una de sus contribuciones al mundo del caballero oscuro.

Con su muerte se fue esa clase de artistas que no se repiten y nos deja un legado histórico que seguirá entreteniendo a las próximas generaciones de comiqueros durante muchas décadas.

GRACIAS LEN WEIN.

 

1 Comment on En memoria de Len Wein (1948-2017)

  1. No para de sorprenderme que haya inventado a mis 3 X-Men favoritos!
    Es una lástima que Nightcrawler y Coloso no tengan más protagonismo en las películas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: