The Goode Family: La serie olvidada de Mike Judge

Publicidad

No deja de ser interesante como funciona el humor en los medios de prensa norteamericanos.

Si la sátira se concentra en burlarse de los sectores más conservadores de la sociedad entonces se celebra con grandes elogios y la propuesta es aceptada sin problemas.

Ahora cuando el mismo enfoque se utiliza para destacar el absurdo de la corrección política en los sectores progresistas y liberales, la situación es muy diferente y genera incomodidad.

Ese problema enfrentó el director Mike Judge con lo que para mí representa una de las obras más subestimadas de su filmografía.

The Goode Family es un joyita de animación que se podría considerar el lado B de lo que fue The King of the Hill, otra genialidad del realizador.

Lamentablemente esta serie resultó un fracaso absoluto cuando se estrenó en el 2009 y terminó cancelada luego de 13 episodios.

Las críticas fueron durísimas en los medios y masacraron esta obra de Judge.

Un día decidí darle una oportunidad y me encontré con una propuesta desopilante con la que no podía para de reír y hoy en el 2017 tiene más relevancia que nunca.

Sobre todo cuando vemos como la corrección política en las películas de Hollywood, la televisión y los cómics se convirtieron en un engendro complicado de soportar.

Esta propuesta presentó la historia de una familia progresista de clase media obsesionada con demostrar que su manera de vivir es mejor que la del resto.

Los Goode están liderados por Gerald, un hombre de 40 años que proviene de una familia con larga trayectoria liberal. El padre de la familia sólo se moviliza en bicicleta para cuidar el medio ambiente y siempre viste el uniforme de ciclista.

Su esposa Helen (el mejor personaje de la serie) es una activista vegana obsesionada por quedar bien frente a otras personas con conciencia social. La señora Goode suele usar una remera con la frase «carne significa asesinato«.

Para promover la diversidad racial en los Estados Unidos, la pareja adoptó un niño sudafricano llamado Unbunto. El problema es que por un problema con los tramites de adopción, los Goode recibieron un niño blanco y rubio de ese país.

El grupo se completa con Bliss, la hija biológica de la familia, que suele ser la integrante más racional que se opone al fundamentalismo de sus padres y el abuelo Charlie, que tiene un estilo de vida diferente y se burla de los hábitos de la pareja.

La mascota de los Goode es un perro desnutrido, pero vegano, llamado Che en homenaje al Che Guevara.

El perro tiene momentos maravillosos porque le dan de comer alimento orgánico y el pobre animal vive desesperado por encontrar un poco de carne.

La familia vive en la localidad de Greenville, un pueblo habitado por nuevos ricos, donde todos los vecinos son veganos y ambientalistas comprometidos con el cuidado de la naturaleza.

Estas personas suelen tener un comportamiento arrogante y están convencidas que pertenecen a una escala social superior.

Uno de los conflictos más interesantes de la serie se enfoca en la desesperación de Helen por intentar ser parte de la elite vegana de Greenville.

Ella y su familia provienen de una clase media baja y a menudo se ve envuelta en enredos ridículos para aparentar la imagen de mujer comprometida con el medio ambiente.

A continuación puede ver una escena memorable del primer episodio donde Helen intenta hacer compras en un supermercado orgánico en el que todo sale carísimo.

Cuando llega a la caja se da cuenta que el dinero le alcanza justo para llevar sus productos pero no tiene la bolsa ecológica que todos los vecinos de Greenville usan obligatoriamente.

La bolsa encima la venden a 10 dólares.

Helen entonces acude al ingenio popular para salir del problema y demostrar que ella también está comprometida por salvar el planeta.

Cerca de mi casa tengo un negocio como este donde podés comprar dos tomates orgánicos chiquitos por 180 pesos. Greenville no es pura ficción.

En otro episodio muy divertido el padre decide organizar unas vacaciones familiares diferentes. El entusiasmo de la hija enseguida se desvanece cuando se enteran que no van a viajar a ningún lado, ya que Gerald adoptó una autopista que los Goode deberán limpiar.

 Mike Judge desarrolló una sátira fantástica sobre el absurdo en el que suelen caer las ideologías liberales extremas.

Por lo general ninguna de las acciones de los Goode contribuyen a generar un cambio concreto en el mundo, pero para ellos representa un símbolo de estatus social.

Aunque se trata de personajes animados la serie desarrolla caricaturas fantásticas de personas que nos cruzamos todo el tiempo en la vida, como los veganos que suben fotos de animales muertos en Facebook para imponer sus ideales de alimentación sobre el resto.

Judge en esta producción hizo un trabajo brillante con la crítica al lado opuesto de lo que eran la familia conservadora de The King of Hill.

Sin embargo en el 2009 cuando se emitió en la televisión el programa no funcionó y enseguida fue cancelado. Tampoco ayudó las malas reseñas que recibió, donde los críticos argumentaban que el humor de Judge estaba pasado de moda.

Nada más lejos de la realidad, lo que ocurrió es que tal vez esas personas que podrían tener conductas como los Goodes se sintieron ofendidas.

The Goode Family es muy divertida y aunque no duró demasiado brindó una excelente comedia que hoy tiene más relevancia que nunca.

La serie se editó en dvd y también se consigue con facilidad en internet.

Publicidad

6 Comentarios

  1. parece muy interesante, y la verdad es que jamas la habia oido mencionar

    te hago una pregunta: donde puedo encontrar series de los 90 como dr katz en ingles y subtituladas?
    en youtube hay algunos episodios nomas

  2. Lo curioso de esta serie es que todo el cinismo que predicaban los Goode terminó volviéndose una realidad en pleno 2017. Es loco que el humor de Judge prevalace más ahora que cuando se estrenó la serie.

Comentarios cerrados.