Historia de Wonder Woman

Capítulo 23: Los 12 trabajos de Wonder Woman

Hace poco cuando se estrenó la película de Wonder Woman, en la noche del estreno en Hollywood fueron invitados varios artistas relacionados con este cómic.

Entre ellos estaba Len Wein, probablemente uno de los guionistas más relevantes del arte de la historieta de los últimos 40 años.

Se trata de esa clase especial de huracanes creativos que pueden tomar un personaje clásico y renovarlo con nuevos matices en su personalidad y una mayor complejidad.

No es una exageración afirmar que los X-Men probablemente hubieran desaparecido del mercado editorial de no ser por la labor de Wein, quien contribuyó a revivir un cómic que nadie leía en los años ´70.

Además de co-crear a Wolverine y Tormenta entre otros personajes, sus historias establecieron a los mutantes entre los personajes más relevantes del universo Marvel.

En esta etapa de Wonder Woman, que es considerada oficialmente como el volumen 1, su contribución fue muy breve porque enseguida fue contratado por la competencia para trabajar en las revistas de los Cuatros Fantásticos, Spiderman y Thor, donde brindaría cómic inolvidables.

No obstante, a Wein le bastó un sólo número de la colección de la amazona para contribuir que el personaje se estableciera otra vez entre los títulos fuertes de DC.

El trabajo fuerte de Wein con la princesa amazona se desarrollaría en los años ´80 pero su paso fugaz por la revista en 1974 tuvo consecuencias muy importantes.

Luego del fallido regreso de Robert Kanigher, Wein volvió a capturar la atención de los lectores con uno de los arcos argumentales más importantes en la historia de Wonder Woman.

Hoy es considerado un clásico que se recomienda entre las lecturas esenciales de la heroína.

No en vano hace poco DC recopiló esta propuesta en un tomo especial.

Los 12 trabajos de Wonder Woman fue una saga que redefinió el personaje en los años ´70 y contribuyó a cimentar las bases de lo que sería luego el relanzamiento moderno de Diana en el universo DC.

Las consecuencias que generó esta idea de Wein derivó en una enorme popularidad para personaje que no se registraba desde los tiempos de la Era Dorada.

Mucha gente que jamás se había interesado por la amazona volvió a descubrirla con este argumento basado en la saga de las 12 tareas de Hércules en la mitología griega.

Hasta julio de 1974 Wonder Woman era prácticamente una isla aislada en el universo de ficción de DC.

Si bien integraba la Liga de la Justicia, como mencioné en otros capítulos, la versión del personaje que aparecía en esa revista era muy diferente a la de su colección individual.

En la Liga era un personaje más y rara vez se explotaban sus cualidades.

Por alguna razón, que no tiene una explicación concreta, Wonder Woman nunca llegó a interactuar demasiado en su revista con el resto de los personajes.

Se sabe que William Marston no deseaba unir a su heroína con Superman o Batman en los años ´40 porque llamaban demasiado la atención y se perdía el foco de los mensajes que buscaban transmitir sus historias.

Luego el resto de los autores que pasaron por el cómic tampoco hicieron nada por cambiar esta situación.

Hacia mediados de los años ´70 Diana sólo se había cruzado con dos personajes en su revista: Supergirl y Gatúbela.

La historia que concibió Len Wein contribuyó a que la amazona se estableciera con más fuerza en el mundo de DC y por consiguiente se destacara entre los héroes más importantes de la compañía.

El argumento se iniciaba en el número 212 (1974) e incluía por primera vez la participación conjunta de Superman, Batman, Linterna Verde y Flash.

Diana lograba frustrar un atentado contra uno de los directivos de las Naciones Unidas, Morgan Tracy, un personaje que luego cobraría una gran relevancia en esta revista.

Mientras Wonder Woman salvaba el día, Clark Kent, quien cubría un evento en el lugar para el Daily Planet, quedaba sorprendido al ver que su amiga había recuperado sus poderes.

Sin embargo cuando la abordaba en privado ella expresaba que no tenían ningún recuerdo de haberlos perdido alguna vez.

El encuentro con Superman la dejaba en un estado de crisis y decidía renunciar a la Liga de la Justicia por miedo a que una nueva pérdida de memoria pudiera complicar las misiones del grupo.

Debido a que los héroes rechazaban su renunciaba Diana les proponía un pacto.

Cada miembro de la Liga debería juzgar en doce casos si era digna de ser parte del grupo. Si lograba demostrar que tenía las cualidades necesarias para ser parte de la organización entonces ella se comprometía a regresar.

Los superhéroes aceptaban el reto y de esa manera se disparaba el conflicto.

En esta primera entrega que lo tenía como invitado a Superman, Diana confrontaba además a su madre por la perdida de memoria.

La Reina Hipolíta entonces luego revelaba que ella había sido responsable de borrar de su memoria el período en que no tuvo poderes y que Steve Trevor estaba muerto.

Diana finalmente hacía el duelo por el fallecimiento de Trevor y aceptaba un puesto de trabajo en el comité de crisis de la ONU.

El primero de varias ocupaciones bizarras que tendría en los años ´70 como Diana Prince.

A partir de este número el cómic cuenta con un nuevo invitado especial de la Liga que se encarga de narrar las historias y evaluar si Wonder Woman es digna de ser parte de la Liga.

A continuación veremos como fueron las distintas intervenciones.

Número 213 (1974): Flash.

Número 214 (1974): Green Lantern.

Número 215 (1975): Aquaman.

Esta fue una gran historia de Cary Bates dentro de la saga, donde Aquaman interactuaba en equipo con Wonder Woman.

La trama exploraba los conflictos mitológicos del cómic, donde los héroes debían impedir una guerra entre las amazonas y los habitantes de Atlantis, un conflicto que gestado por el dios Marte.

Número 216 (1975): Canario Negro.

Otra de las grandes entregas de la saga donde el autor Elliot S.Maggin logró analizar las cualidades de Diana desde la perspectiva femenina de Canario Negro.

En este conflicto se exploraba los motivos por el que los hombres no podían vivir en Isla Paraiso y la consecuencia trágicas que generaría para las amazonas las relaciones íntimas con el sexo opuesto.

Número 217 (1975): Green Arrow.

Número 218 (1975): Red Tornado.

Número 219 (1975): Enlogated Man.

Número 220 (1975): Atom.

En esta historia Diana se enfrentaba al villanos Cronos y las cosas se complicaban cuando los miembros de la Liga reportan la aparición de otra Wonder Woman.

Número 221 (1976):Hawkman.

Muy buena aventura de esta saga que representó el conflicto final entre Diana y Doctor Cyber, quien regresaba en este relato. La trama se desarrollaba de manera paralela a los hechos del número anterior.

Número 222 (1976): Batman.

El justiciero de Gotham era el encargado de resolver el misterio de las dos Wonder Woman que no voy a revelar en esta nota, para no arruinar la resolución del conflicto.

La aparición de una segunda superheroína tenía una explicación al igual que el hecho que los números de esta saga en realidad son 11 y no doce como se da a entender el título.

Cuando este arco argumental llegó a su fin los efectos fueron descomunales.

Después de muchos muchos años Wonder Woman volvió a convertirse en un cómic best seller con la heroína más consolidada que nunca.

Ahora el personaje tenía una mayor conexión con el resto de los personajes y esto derivó en que colaborara en equipo más a menudo con otros héroes.

Por otra parte le dio a la princesa amazona una enorme popularidad, ya que capturó la atención de los lectores que no eran seguidores de la revista.

La resurreción y segunda muerte de Steve Trevor

En el número 223 (1976), la reina Hipólita, indignada por el hecho que los hombres de la Liga se atrevieron a evaluar si su hija era digna de ser parte de la Liga, decidía poner a prueba por su cuenta a Wonder Woman.

La protagonista demostraba que sus habilidades estaban intactas y en un acto de compasión de Afrodita y como recompensa a Diana por sus acciones, la diosa griega decidía revivir a Steve Trevor.

El soldado adquiría la identidad de Steve Howard y se re-incorpora en la Tierra como un hombre morocho.

Si antes Trevor era un personaje infumable en esta nueva encarnación cosechó más enemigos porque la personalidad que le dieron los guionistas generaba muco rechazo.

Diana se daba cuenta que el hombre que había resucitado Afrodita no era el mismo de antes y la relación entre ellos se volvía más complicada.

Trevor intervenía para hacerle planteos de celos y reprocharle el tiempo que le dedicaba a sus aventuras mientras el idiota se quedaba solo.

Por lejos la peor encarnación del personaje que se terminó por convertir en un estorbo dentro del cómic.

La quejas de los lectores por esta cuestión en el correo de la revista empezó a cobrar fuerza y el escritor Jack Harris fue el responsable de poner fin a este problema.

En el número 248 (1978) Steve Howard era secuestrado por unos militares que buscaban usar su cuerpo para revivir un ente demoníaco.

Wonder Woman frustraba los planes de los villanos pero no lograba salvar a su amante, quien moría a causa de los experimentos a los que había sido sometido.

La ausencia de Trevor no se extrañó para nada y el cómic continuó con historia decentes en los años siguientes.

Pese a todo, Wonder Woman todavía tenía por delante un desafío más complicado de enfrentar que afectaba a todos los personajes de DC.

Me refiero a los mundos paralelos y las diferentes versiones de un mismo personajes que harían de las historietas de la editorial un caos imposible de seguir.

Continuará.

13 Comments on Historia de Wonder Woman

  1. Hay algun otro personaje mas odiado e inutil que Steve Trevor en el mundo del comic??, no se en Marvel cual puede ser el equivalente, pero la verdad q Trevor es infumable, hasta la version new 52, que es un intento de mezcla de Duke de GiJoe y Nick Fury.

  2. No, está la par con Damian Wayne, pero este es peor por trayectoria. La verdad que no se me ocurre en Marvel un personaje que generara el mismo rechazo. Al menos no se me viene ninguno a la cabeza del nivel de Trevor.

  3. Por fin llegó esta etapa!! Estas historias editadas por la mejicana Novaro llegaron al país a fines de los 70, se conseguían en los kioskos de revistas. Era la epoca de la plata dulce y el importado barato. Recuerdo que el primer numero que compre lo compre porque no habia otra revista de superheroes en el kiosko, nada para varoncitos dijimos com mi hermano, y antes de irnos con las manos vacias nos llevamos el de “Marvila” como la llamaban los mejicanos. No me acuerdo si era el numero que estaba con el hombre elastico o el de atom, fue uno de esos dos, y nos voló la cabeza!!! Nos encnató y empezamos a comprar todo lo que pudimos de Wonder Woman hasta que en los 80 con el dolar caro se dejo de importar……

  4. Entonces en la película nueva, a Steve lo redimieron.
    Porque por lo que leo en las notas al pobre tipo lo tuvieron siempre para el cachetazo

  5. Hugo, no serian 12 trabajos en 11 ediciones por que en el numero 218 son dos historias en ves de una, una con Red tornado y otra Phantom Stranger?

  6. En parte porque durante muchas décadas en DC se esforzaron para que Wonder Woman tuviera una pareja masculina porque sino se veía “raro”. Entonces convirtieron a Trevor en la Lois Lane de la protagonista algo que fue un error. Creo que eso va camino ser modificado. De hecho en la serie actual está establecido que la reina Hipólita tiene una relación de pareja con otra amazona.

  7. No Lean, el misterio lo resuelve Batman en el 22 donde explica esta cuestión al mejor estilo Sherlock Holmes.
    La aparición de Phantom Stranger en el 218 es sólo una aparición especial y el argumento es narrado por Red Tornado.

  8. Amo las viejas historietas de Novaro fueron mi primer contacto con los cómics.Tenían un tema eso sí con las traducciones, pero es un mammbo de los mexicanos en general.
    A Flash Gordon lo llamaban Roldán!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


A %d blogueros les gusta esto: