The Assignment: El nuevo film de Walter Hill

En el Top 200 que hice dedicado al cine de acción, resultó el director hollywoodense con mayor cantidad de películas destacadas.

Su filmografía es fascinante y brindó numerosos títulos que hoy son clásicos del género.

Si hay un auténtico maestro del cine de acción ese es Walter Hill.

Su nueva película, The Assignment, creo que representa el peor trabajo de su carrera.

Se trata de una producción fallida que brinda una historia bizarra que no termina de funcionar, especialmente por algunas malas decisiones que tomó Hill como realizador.

Michelle Rodríguez interpreta a Frank Kitchen, un despiadado asesino a sueldo de San Francisco al que encargan matar a un drogadicto que tenía problemas con unos mafiosos.

El hombre resulta ser el hermano de una cirujana psicópata (Sigourney Weaver) que perdió su licencia por ejercer prácticas ilegales. Para vengarse de la muerte de su hermano, la mujer secuestra a Frank y lo somete a una cirugía de cambio de sexo en la que el killer termina convertido en una mujer.

Mientras intenta acostumbrarse a su nuevo cuerpo el protagonista decide vengarse a su vez de quienes cambiaron su sexo.

Un argumento bizarro que tranquilamente podría haber sido parte de esas novelas pulp del policial negro que se publicaban en los años ´50.

Desde 1978 Walter Hill  intentaba concretar este proyecto que originalmente se titulaba Tomboy. La idea original pertenecía a Denis Hamill y nunca consiguió escribir un guión que lo convenciera para trabajarlo en el cine.

El director finalmente desarrolló la idea con la intención de publicar una novela gráfica pero luego optó por hacer este film con un presupuesto muy limitado.

Probablemente la película más barata que hizo en su carrera.

The Assignment es una propuesta que no termina de cerrar por algunas decisiones desafortunadas de Hill.

En principio resultó una pésima idea que Michelle Rodríguez interpretara al comienzo del film al asesino en su cuerpo masculino.

La actriz aparece caracterizada con una barba berreta que parece haber sido comprada en una casa de cotillón y despierta alguna carcajadas. El personaje tiene una contextura física femenina, y tanto su piel como su rostro en ningún momento logran convencernos que Frank Kitchen es un hombre, porque sólo vemos a Michelle disfrazada.

michelle-beard

En una escena el personaje aparece desnudo con un pene realizado con efectos digitales y la situación es ridícula,  ya que su cuerpo no se ve masculino en absoluto.

La introducción del protagonista genera risa y ese problema se podía haber solucionado si esas primeras escenas eran interpretadas por un hombre que se pareciera un poco a Michelle Rodríguez.

Al menos una mínima semejanza para que luego el personaje convertido en mujer tuviera más sentido. Los efectos de maquillaje que utilizaron para cambiar el rostro de la actriz son malísimos y no funcionaron.

La paradoja de esta situación es que Rodríguez luego hace un gran trabajo a la hora de hacernos creer que es un hombre con un cuerpo femenino. Lamentablemente la actriz nunca llega a explorar el personaje desde los aspectos emocionales.

A Frank lo convierten físicamente en una mujer y más allá de pegar unos gritos cuando descubre lo que le hicieron, enseguida se adapta como si nada a su nuevo cuerpo y planea su venganza como si nada.

Otro serio inconveniente de este film es el enfoque narrativo que eligió Hill para este relato.

En lugar de desarrollar el rol de la cirujana a través de acciones todo su arco argumental se expone por medio de conversaciones que Sigourney Weaver mantiene con Tony Shalhoub (Monk), algo que aniquila por completo la tensión del film, además de volverlo aburrido.

El personaje de Rodríguez es un ser desagradable y tampoco genera la empatía necesaria como para seguir su historia con emoción.

Por otra parte, la película tiene muy pocas escenas de acción y lo tiroteos que se ven no están para nada a la altura de lo que uno podía esperar de un realizador como Hill.

Entre los aspectos positivos de The Assignment destaco la música de Ray Cooder, clásico colaborador del cineasta, y la atmósfera que le dio Hill a la historia a través de la fotografía y los escenarios.

Lo único que me gustó de este film es que tiene esa estética de policial negro que sobresalió en clásicos del director como 48 horas e Infierno Rojo.

Hill en esta oportunidad retomó el recurso de utilizar viñetas de cómics como un elemento de transición entre escenas, algo que previamente había implementado en el corte del director de The Warriors.

Creo que esta elección artística fue más allá de una cuestión estética y sirvió para transmitir la idea que la historia no debería ser tomada en serio.

The Assignment tranquilamente podría haber sido un cómic de Sin City, especialmente por las personalidades de los personajes, y la impronta de cómic que Hill le dio a la narración refuerza esta idea.

Hill este año también adaptó el guión en una miniserie de cómics ilustrada por Matz, el artista francés responsable de la historieta Bullet to the Head, que el director llevó al cine con Sylvester Stallone.

The-Assignment-2-1-600x911

Ahora bien, con respecto a la polémica que este film presentaba un mensaje transfóbico es una pavada que no resiste análisis. La labor de Hill no es para nada ofensiva.

El asesino Frank Kitchen nunca se convierte en una mujer trans porque el cambio de sexo nunca altera su identidad. Su físico es diferente pero sus modales y comportamientos siguen siendo masculinos a lo largo del conflicto, más allá de la castración que sufrió.

La cirujana psicópata intenta cambiar y castigar a Frank al convertirlo en una mujer, pero la esencia y personalidad del protagonista sigue siendo la misma.

En todo caso el film podría ser visto como misógino por la manera en que se retrata el género femenino pero no transfóbico.

Si les gusta Walter Hill la película se consigue online con facilidad y recomiendo buscarla para que se quiten la curiosidad.

Eso sí, no esperen encontrarse al gran director que brindó clásicos emblemáticos como The Driver o The Warriors, ya que este no es uno de sus mejores trabajos.

El avance.

 

10 Comentarios

  1. Por que sera que hay varios ejemplos de directores que tienen grandes trayectorias y sus últimos proyectos no están a la altura? Tendrá algo que ver el desgaste creativo?

  2. No digo que son todos iguales. Sí, Clint es un genio, pero hay casos como Spielberg que no es tan interesante como antes, Ron Howard o Ridley Scott en algunas cosas, Oliver Stone o Coppola, por eso lo decía.

  3. La macana es que si la pifian supongo que se complicara despues atraer dinero para filmar, una lastima Hugo, a pesar que la historia me parecia rara (con cierta cercania a la piel que habito de almodovar, salvando distancias,claro) tenia ganas de ver una buena de accion, ando medio flojo en ese tema…

  4. Yo creo que Hill quiso hacer algo tipo El Silencio de los Inocentes, la cirujana sería una especie de Haniball Lecter y le salió como el culo!!!!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*