The Boondocks: Animación para adultos

Publicidad

boo Hace mucho tiempo que una serie animada para adultos no me hacía reír tanto como The Boondocks, una adaptación de uno de los cómics strip (historieta de diarios) norteamericanos más controvertidos de las últimas décadas.

Una propuesta que me parece completamente superior a Los Simpsons, Padre Familia o South Park por su maestría para trabajar la ironía en la sátira crudísima  que presenta de la sociedad de ese país.

El humor es mucho más filoso y también tiene más neuronas en las críticas que expresa.

The Boondocks a veces para mi gusto derrapa un poco con algunas situaciones que presentan los episodios pero en términos generales las historias plantean cuestionamientos interesantes.

Esta propuesta fue creada por Aaron McGruder en 1996 como un comic strip sobre una familia negra integrada por un abuelo y dos nietos.

Huey Freeman es un niño de 10 años pesimista y muy inteligente que entiende que los norteamericanos son un pueblo adormecido por la estupidez. Es muy crítico de la cultura superficial que consume la comunidad negra en la televisión, la música pop y la clase política.

Huey está convencido que el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York fueron organizados por el propio gobierno y está muy influenciado por la ideología de izquierda y los movimientos sociales.

Una cuestión que luego generó que varios diarios de ese país cancelaran el cómic ya que los anunciantes protestaban por algunos planteos que brindaba esta propuesta.

Riley Freeman por otra parte es la contracara de Huey. Un chico de ocho años fanatizado con la cultura popular de estos días. Riley ama el rap de la actualidad y los programas de televisión. En la serie representa uno de los grandes elementos cómicos del programa.

Por ultimo tenemos al abuelo, Robert Freeman, un hombre de la vieja escuela que cree que los chicos deben ser disciplinados con golpes de cinto.

boondocksEn las tramas aparecen otros personajes secundarios como el Tío Ruckus, un hombre negro que odia a las personas de su raza y toda su cultura y está convencido que nació blanco pero por una enfermedad su piel se oscureció.

El cómic, que se puede leer a diario en los enlaces de este  blog, fue mucho más político y especialmente al partir del 2001 con el tema del 11 de Septiembre se volvió más controversial por las situaciones que presentaba, donde se destacaba a Ronald Reagan como el fundador del terrorismo internacional.

La Secretaria de Estado de gobierno de George Bush, Condoleeza Rice, en su momento fue retratada como Darth Vader por su afición a las torturas.

The Boondocks era fuerte y entre las celebridades, salvo Oprah Winfrey a quien el autor respetó, no dejó títere con cabeza. Whitney Houston, Cuban Gooding Jr, Vivica Fox y muy especialmente el comediante Tyler Perry ,a quien lo tildaron prácticamente de travesti reprimido, fueron algunos de los famosos que recibieron palos.

La trama, tanto en el cómic como en la serie animada, comienza cuando los Freeman abandonan Chicago para mudarse a un barrio residencial de Maryland.

Ese contexto es el que Huey utiliza para analizar la sociedad de su país.

La serie animada es tremenda y en algunos casos también se generó polémica por algunas situaciones como el episodio de la tercera temporada que hace referencia a Tyler Perry.

Por esta cuestión a McGruder no le fue fácil concretar el proyecto ya que los canales no se animaban a emitirlo.

Cuando presentó el piloto en Fox lo rechazaron en el acto y finalmente lo aceptaron en la señal Adult Swim, con la condición que bajaran un par de cambios con el contenido político.

Ahí se encuentra la gran diferencia entre la historieta y la versión animada, donde el contenido político es mucho más sutil y las historias se concentran más en otros aspectos de la cultura de ese país.

Igual presentaron tramas tremendas.

çEntre ellas se destacaron «La historia de Gangstalicius«, que fue un retrato tremendo y desopilante sobre el mundo decadente del rap donde las peleas entre los músicos y las posesiones materiales que ostentan son más importantes que la música; ««Let´s snab Oprah«, donde Riley con otros pseudo delincuentes intentan secuestrar a Oprah Winfrey; «The Return of the King» que imaginó que pasaría con Martin Luther King si hoy estuviera vivo y «El juicio a R. Kelly» que trataba el tema del músico que estuvo implicado en un caso de abuso de menores.

Cuando uno ve estas historias y después lo compara con lo que hace Seth McFarlane la verdad que hay un abismo intelectual en materia de contenido.

Padre de familia es muy divertido pero resulta mucho más superficial que The Boondocks que es más ácida y profunda.

El dibujo fue desarrollado como un animé por la productora coreana MOI Animation que es una división del famoso estudio japonés Madhouse.

El estilo de animación es claramente Madhouse.

Este enfoque en la estética del dibujo se debió a que Aaron McGruder es fanático del animé y el manga. Inclusive el cómic sigue el estilo del manga.

De acuerdo a McGruder las influencias visuales para The Boondocks fueron Cowboy Bebop y Samurai Champloo, algo que se puede percibir en las secuencias bizarras de artes marciales que cada tanto se dan en las tramas.

En Estados Unidos el episodio de la tercera y última temporada (hasta ahora) nunca se emitió en Estados Unidos ya que Adult Swim quiso prevenir que el canal BET, una señal dirigida a la comunidad negra, iniciaran una demanda.

Ese episodio le pegaba a ese canal que suele emitir programas cutres de pobre contenido con estereotipos hacia la  raza negra, muy en la onda de los que suele hacer Tyler Perry en sus filmes.

La crítica de McGruder fue apoyada por otros famosos como los raperos de Public Enemy, el artista de cómics Christopher Priest y el director Spike Lee.

En en el resto del mundo donde se emitió la serie ese capítulo se pudo ver sin problemas pero en la tierra del Tío Sam fue relegado al dvd.

En materia de animación para adultos The Boondocks me parece brillante y es de lo mejor que vi en mucho tiempo.

Recomiendo verla en el idioma original en inglés porque en el doblaje se pierden muchos chistes y además los personajes principales, Huey y Riley, no son los mismos sin la interpretación de la actriz Regina King (Jerry Maguire) quien brindó un trabajo brillante.

Los créditos iniciales de este gran dibujo animado.

 

 

 

 

 

 

Publicidad

4 Comentarios

  1. Esta la pasaron aca, no se si completa, pero me acuerdo que en el canal Animax (ex locomotion) se paso, y ahora que me doy cuenta, ese canal no lo tengo mas, fallecio?

    Recuerdo ver un capitulo de un robo a un supermercado y me divirtio pero sin dudas esta dirigida a el publico afroamericano yankee aunque no la puedo juzgar por solo ver un episodio, la comparacion que haces con family guy no se si estoy mucho de acuerdo, porque es mucho mas basica y idiota, creo que seria mejor compararla con South Park que si bien sigue siendo idiota es parecido a lo que vos contas de esta y no deja titere con cabeza. Family guy hoy en dia sigue siendo superior a los simpsons actuales pero aun asi despues de como 10 temporadas ya me veo venir el sindrome simpson que de a poquito la empiezan a arruinar (por lo menos todavia no invitaron a lady gaga)

  2. Pertenecen al mismo género que es animación para adultos, no son productos infantiles en ninguno de los casos.
    Pero sí, en realidad las separa un abismo en materia de contenido.
    Family Guy coincido en que es mucho más básica.

    Sí Animax falleció hace rato, al menos en el cable local. Igual en el último tiempo ya no estaba tan bueno y había decaído un poco la programación.

  3. Adult Swim no era un segmento que supo tener Cartoon Network hace unos años por la madrugada? Pasaban series copadas… creo, la verdad no me viene ahora ninguna a la memoria :/.

Comentarios cerrados.