El secreto del libro de Kells

Publicidad

kellsUna muy buena propuesta de animación tradicional de Irlanda que en el 2009 fue nominada al Oscar como mejor película animada.

En realidad es una gran coproducción entre ese país, Francia y Bélgica en la que inclusive participaron estudios de la India y Brasil.

No es una propuesta infantil que genere entusiasmo en los chicos, motivo por el cual se complicó su distribución internacional, pero se trata de una de las películas más hermosas que se realizaron en las últimas décadas.

La trama gira en torno al famoso Libro de Kells que es un manuscrito realizado por monjes celtas en el siglo VIII  en un pueblo de Irlanda.

Representa la máxima obra del cristianismo celta que contiene los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento y es célebre por las ilustraciones y los grabados de la cubierta que lo convirtieron en una de las máximas piezas de arte religioso medieval.

La película se desarrolla en un monasterio donde el Abad está construyendo una muralla que logre impedir la invasión de los vikingos.

Mientras los guerreros salvajes se acercan llega un monje que consiguió escapar de los bárbaros y trae un nuevo libro que promete ser clave para el futuro de la humanidad.

Brendan un monje de 12 años entonces se compromete a ayudar a terminar de escribir el manuscrito que será el Libro de Kells antes que lleguen los vikingos. Mientras tanto en los bosques cercanos al monasterio conoce a Aisling, una niña hada que pertenece a los Tuatha Dé Dannam, los primeros habitantes de irlanda que representan a los dioses celtas y luego fueron reducidos a héroes históricos con la llegada de San Patricio y el cristianismo en esa región.

Aisling forma una amistad con Brendan y lo ayuda a completar el libro además de protegerlo de los vikingos.

imagesEl film fue dirigido por Tomm Moore un artista que viene del campo de los cómics y se hizo conocido por una novela gráfica donde contaba la historia de San Patricio.

La gran virtud de este film pasa por la belleza de las imágenes que le rinden honores a la animación tradicional y demuestra que el género es inmortal por más que avance la tecnología digital.

En estos días donde estamos saturados de ver filmes insulsos de animación computada que enseguida quedan en el olvido, encontrarse con semejante obra de arte representa no sólo un símbolo de esperanza para la animación, sino que además es un poco de aire fresco también para los espectadores que están cansados de ver siempre lo mismo.

El trabajo de la animación es sublime y brinda escenas bellísimas que te dan la sensación de estar  frente a un cuento de hadas ilustrado que cobró vida.

Esto se potencia con las excelente música y canciones que evocan las tradiciones celtas.

Lo que le juega en contra, en mi opinión, a El secreto del libro de Kells es el tratamiento del argumento.

Hay un crítica que se le hizo en todo el mundo y es algo con lo que estoy completamente de acuerdo.

El hada Aisling es el mejor personaje del film y uno se queda con muchas ganas de ver más sobre ella.

La relación que forma con el monje Brendan es fabulosa y nunca se termina de desarrollar el vínculo que forman los personajes.

El director se enfocó demasiado en las cuestiones religiosas y el elemento más atractivo del film quedó completamente descuidado.

Por otra parte el final de la historia termina siendo demasiado abrupto como si de repente se hubieran quedado sin presupuesto y cerraron la historia a las apuradas.

Desde lo argumental la película no me terminó de convencer pero me cautivó por completo con la animación que es el motivo por el cual recomiendo buscar este film.

Si te gusta este arte no podés desconocer El secreto del libro de Kells.

Este es el avance.

 

Publicidad