18 segundos: Un libro de George Shuman

Publicidad

18 segundosNo todo lo que recomienda Stephen King siempre es excelente.

Todavía sigo sin entender cómo calificó a «Fulgor de muerte«, de Elmore Leonard, como «la mejor novela  policial de 1985», cuando se trata de los laburos más olvidables y predecibles de ese gran autor.

Sin embargo, por lo general la pega con frecuencia  y en este caso no se equivocó.

George Shuman es un señor que durante 20 años trabajó en la policía metropolitana de Washington, donde se desempeñó como sargento en el área de misiones especiales, teniente en la dependencia de Integridad Pública de Asuntos Internos y detective de narcóticos.

Cuando se retiró decidió dedicarse a la escritura y debutó en el campo literario hace unos años con «18 segundos» que fue recomendada de manera entusiasta por Stephen King en su blog.

Algo que contribuyó a que el libro se difundiera más.

La verdad que esta es una muy buena novela que se concentra en el subgénero que más me gusta a mi como es el de «procedimientos policiales» con la particularidad que se suma un interesante elemento.

Sherry Moore es una joven ciega que posee una particular facultad. Cada vez que toca una cadáver puede ver los últimos 18 segundos de la mente de un muerto.

La chica utiliza su don para ayudar a la gente y cada tanto suele colaborar con la policía cuando las investigaciones de un caso se encuentran estancadas.

Earl Sykes es un asesino y violador serial que estuvo varios años encarcelado por un accidente de transito. Los crímenes que cometió, sin embargo, quedaron impunes ya que nunca pudieron atraparlo.

Al poco tiempo que sale de la cárcel varias jóvenes empiezan a desaparecer en las calles de New Jersey y la investigación es delegada a la sargento Kelly O´Shaughnessy (que apellido complicado elegiste George), que atraviesa un divorcio en su vida personal.

Cuando los cadáveres se empiezan a sumar y la investigación no conduce a ningún lado la detective acepta la ayuda de la psíquica para tratar de detener al criminal.

El trabajo de Shuman es fabuloso porque el libro te lo devorás en un par de días por la manera en que trabaja el suspenso.

Me dio gracia que los capítulos comienzan de la misma manera que yo abro mis crónicas policiales.

Por ejemplo, el primer episodio abre de la siguiente manera:

«Mañana de Pascua, 27 de marzo. Pittsburgh, Pensilvania».

Lo genial de «18 segundos» es que toda la trama es retratada con un enorme realismo que me parece es uno de los elementos claves de esta propuesta  que generar que el libro sea atrapante.

Todo el procedimiento de como se conduce la investigación está muy bien trabajado, igual que el tema de la psíquica, que inclusive su don tiene una explicación científica.

Era de esperarse que una historia escrita por un ex policía no tuviera pendejadas hollywoondenses y Shuman se nota que fue cuidadoso a la hora de retratar las frustraciones y equivocaciones que los investigadores pueden cometer en la  caza de un asesino serial.

También me gustó que no todos los policías son inmaculados y la mediocridad e incompetencia de algunos agentes generan que el caso se ensucie sin sentido.

La historia personal de Sherry Moore es muy interesante y pese a que no es la protagonista del relato, el personaje resultó uno de los puntos más atractivos de la novela.

De George Shuman se editaron sus dos primeros libros, este y «El último aliento» que se consigue en las librerías.

Si andan por la Avenida Corrientes los van a encontrar más baratos que los locales más conocidos.

Me enganché con el trabajo de Shuman y voy a buscar su siguiente libro.

Por lo pronto si quieren leer una novela policial atrapante les recomiendo «18 segundos».

 

Publicidad

4 Comentarios

  1. Hola Hugo, tenés idea en donde puedo conseguir la versión electrónica? Porque en mi pueblo no lo consigo ni a palos!
    Abrazo!

Comentarios cerrados.