Dorothy y el Mago en Oz

Publicidad

images (2)Para 1908 L. Frank Baum ya se había resignado a que nunca iba a poder escribir en su vida otra cosa que no fueran libros de Oz.

Una característica que hizo especial a  esta serie, que no se volvió a repetir en otra propuesta similar, es que los niños de principios del siglo 20 contribuyeron a extender y crear con sus sugerencias las aventuras de estos personajes.

El correo que recibía el autor con ideas de los chicos y pedidos para que escribiera más libros fue tan grande que Baum termino dedicando el resto de su vida a esta tarea.

Es gracioso porque en las notas con las que se se inicia cada novela, en este caso se puede advertir que quería escribir sobre otra cosas, pero la pasión de los fans de Oz generaba que no se pudiera negar a los pedidos que le hacían.

«Dorothy y el Mago en Oz» es una de las entregas más interesantes por dos motivos en particular.

En primer lugar se trata del libro más oscuro de la serie publicado hasta ese momento y por otra parte trae de regreso a Oz (literalmente) a pedido del público al famoso Mago.

A esta altura Dorothy, que había vuelto en la novela anterior «Ozma de Oz«, ya era una heroína consolidada y era difícil concebir una historia sin ella.

La trama de esta cuarta entrega de la saga se inicia en San Francisco donde la protagonista se encuentra con su primo Zeb luego de visitar a unos amigos.

Mientras viajan rumbo a un rancho en una carreta se produce un terremoto que genera que los niños caigan por una grita hacia el centro de la Tierra.

Por cierto, dos años atrás de la publicación de este relato se había producido el famoso sismo de San Francisco que tuvo una clara influencia en esta novela.

A partir de ese momento, Dorothy y Zeb, acompañados por el caballo Jim y una gata llamada Eureka ,(reemplazo de Toto, quien quedó en Kansas), que ahora pueden hablar, los chicos terminan atrapados en el país de los Mangabús.

Estos personajes son un grupo de desalmados seres vegetales que no tienen buena intenciones con los forasteros que llegan a su hogar.

Al poco tiempo y debido al terremoto aterriza también en el lugar el famoso Mago de Oz que se reencuentra con Dorothy.

Este es uno de los poco libros de esta saga donde el 90 por ciento de la trama transcurre fuera de Oz y los personajes esta vez buscan salvar sus vidas tratando de llegar a ese reino.

Es obvio que Baum buscaba hacer algo diferente con estos personajes porque el tono de la novela es muy distinto a las entregas previas.

En este relato Dorothy y su primo se ven envuelto constantemente en peligros donde ponen en juego sus vidas.

A diferencia de sus amigos de Oz como la princesa Ozma y el famoso trío de la primera entrega, la niña junto al Mago se ves completamente desprotegida ya que el hombre en muchos casos empeora las situaciones que enfrenta con sus decisiones.

Por otra parte, la gran mayoría de los personajes nuevos que aparecen no son amigables y tiene actitudes agresivas con los protagonistas.

Por este motivo se considera a «Dorothy y el Mago en Oz» una de los capítulos más sombríos de la saga.

Cerca del final reaparecen otros personajes queridos como Ozma, el Espantapájaros, el León Cobarde y el Hombre de Hojalata.

Algo muy interesante de esta novela es que el autor revela el origen del Mago cuyo verdadero nombre es Oscar Zoraster Phadrig Isaac Norman Henkel Emmanuel Ambroise Diggs.

Sin embargo su conocidos lo llaman O Z y la iniciales de su nombre terminan cambiando el destino de su vida cuando llega al famoso reino mágico, pero no voy a quemar toda su historia acá.

También en esta novela Baum brinda más información sobre la historia de la familia de Ozma que tiene relación con la primera llegada del Mago a ese reino.

Lo interesante es que de algún modo se termina de explicar los motivos por el que la gente de la tierra de Oz  ama al mago, debido a su trabajo por reunir a los distintos  reinos que antes estaban en conflicto entre sí.

Algo que adoro de estos libros es el humor particular que le incluye Baum a sus historias que me hace reír con situaciones absurdas y muy disparatadas.

Un momento maravilloso de este libro es un juicio que enfrenta en la Ciudad Esmeralda, la gata Eureka acusada de comerse una mascota de la princesa.

Ozma es la jueza, el Bichovaivén (que también regresa en este libro) es el fiscal y el Hombre de Hojalata (como tiene corazón) es el abogado defensor.  Imperdible.

La situación es de un desquicio absoluto y me encantó este libro.

Sigo insistiendo, hay que volver a Baum.

La saga de Oz es una autentica obra maestra del género fantástico que no tiene desperdicio y se van a sorprender con estos libros si no los conocían hasta ahora.

 

 

Publicidad

7 Comentarios

  1. hugo te queria preguntar que cuales libros de la saga de Oz me recomiendas aparte del primero obviamente porque se que son catorce

  2. Hugo tenes idea donde puedo conseguir los libros!? Por que el unico que pude conseguir fue el clasico el Mago de Oz. Tienen ediciones recientes o hay que buscarlos en librerias de usados!?
    Y otra consulta mas: Tenes idea si en la nueva peli que sale esta semana toma algun dato sobre el pasado de Oz de este libro!? Gracias saludos!!

  3. Juan los primeros cuatro libros de la saga están disponibles en las librerías conocidas. Buscalos en las secciones de infantiles que los tenés que encontrar. La editorial se llama Océano.

    No, sólo el nombre completo del Mago tomaron del libro. En Cinesargentinos ya podés leer mi reseña.
    Saludos!

1 Trackback / Pingback

  1. El Mago de Oz: El animé | HUGO ZAPATA

Comentarios cerrados.