Troublemakers

Publicidad

troubleLa película final de y

Surgieron en 1966 con el western y se despidieron en 1994 con una comedia de este género.

«Terence es como un hermano para mi y como los hermanos no siempre estamos de acuerdo y a veces puede resultar molesto. Nuestra relación supongo que se retrata en nuestras películas. Él sabe que siempre puede contar conmigo  yo sé que puedo contar con él. Es por eso que hicimos tantos filmes juntos«.

Esa fueron las declaraciones que dio Bud Spencer en un entrevista reciente que explica a la perfección la química que tenían en sus trabajos.

Son más que amigos fuera de las cámaras y eso siempre se retrató en sus historias.

La dupla que formaron Spencer y Hill es histórica y difícilmente pueda ser superada.

Ninguna otra pareja de actores hicieron tantas producciones juntos y lograron mantener el éxito en todo el mundo durante casi 30 años.

Después de pasarme los últimos ocho meses recorriendo sus carrera finalmente llegamos a la parada final de este viaje.

Pasaron nueve años desde que hicieron Dos superpolicías en Miami hasta que Bud y Terence se juntaron nuevamente en 1994 para lo que sería su despedida de la pantalla grande.

La particularidad de esta producción estuvo dirigida por el propio Hill que brindó una comedia familiar del  western.

Una elección que no fue casualidad.

Ellos habían hecho su primer film juntos, Dios perdona…yo no,  en 1966 dentro de este estilo y se despidieron con una comedia de enredos navideña desarrollada en el mundo de los cowboys.

En realidad Troublemakers, cuyo título original fue Botte di Natali, fue concebida como la tercera entrega de la saga Mi nombre es Trinity, que había sido el primer trabajo humorístico de ellos.

Sin embargo por problemas de derechos los personajes no podían ser usado y les tuvieron que cambiar el nombre.

En realidad los protagonistas interpretan a los mismos personajes de aquel viejo spaguetti western con la diferencia que esta vez tienen otras identidades.

Bud y Terence en esta ocasión son dos hermanos caza recompensas que se llevan mal entre sí y sus madre los reúne para una Navidad.

La película retoma todos los elementos clásicos  y la acción se apoya principalmente en situaciones de comedia física.

Troublemakers tiene un claro espíritu nostálgico y fue hecha especialmente para los fans de esta dupla donde uno tiene la posibilidad de disfrutarlos una vez más dentro de una propuesta familiar que trae al recuerdo sus viejos clásicos.

Acá ya se los ve más viejos a los dos pero la química entre ellos sigue intacta y en la primera escena que aparecen juntos la película te roba una sonrisa.

Con esta producción Bud y Terence cerraron una etapa memorable en sus carreras.

La industria del cine italiano en el 2010 reconoció sus trayectoria con el premio David Donatello, que es uno de los galardones más importantes que se le otorgan a los artistas en ese país.

don

Desde entonces Bud y Terence siguieron trabajando en programa de televisión y cada tanto aparecen en alguna película.

Hill dirigió otro dos westerns que hizo exclusivamente para el dvd como Doc West y Triggerman, ambas del 2009.

Los filmes de esta dupla fueron muy películas muy populares que entretuvieron a varias generaciones alrededor del mundo y ya son parte de la historia del cine.

Para cerrar esta retrospectiva no queda más que palabras de agradecimiento a Terence y Bud o Mario y Carlo por todas las alegrías que nos brindaron con sus trabajos.

Dos grosos de verdad.

El avance de Troublemakers.

Publicidad