El templo del oro

Una rareza de .

Cuando Steven Spielberg y George Lucas presentaron al mundo en 1981 a Indiana Jones, la primera entrega de este héroe (Los cazadores de arca perdida) fue una revolución para el género de aventuras en Hollywood.

A raíz del éxito de ese film se empezaron a filmar numerosas copias que presentaban propuestas similares.

Robert Zemeckis, por ejemplo, tuvo un gran éxito comercial con En busca de la esmeralda perdida y La joya del Nilo, protagonizadas por Michael Douglas, que era un claro robo de indiana.

El cine clase B no se quedó atrás y su mejor exponente del género lo presentó con El templo de oro, de 1986.

Una loca película de Chuck donde el actor se propuso hacer algo distinto.

Norris venía de filmar películas violentas como Fuerza Delta, Invasion USA y Desaparecido en acción donde interpretaba antihéroes solitarios.

El templo de oro marcó su debut en la comedia y un regreso también a las artes marciales.

En los trabajos anteriores las escenas de peleas eran escasas y la acción se concentraba en las armas de fuego y los tiroteos.

Con esta película volvió a retomar las artes marciales pero desde una veta  más cómica.

De hecho, una carácteristica divertida de su personaje en esta película es que el tipo es horrendo para disparar armas de fuego.

El templo de oro combinó en su momento la clásica historia de aventuras a lo Indiana Jones con las buddy movies de acción, estilo 48 horas, que por aquellos días estaban muy de moda.

Chuck en este caso compartió la pantalla con un gran actor como es Lou Gossett Jr.

Otra carácterística loca de este film ya que Norris no solía tener compañeros en sus trabajos anteriores.

Acá tuvo muy buena química con Lou y esa es una de las grandes virtudes de este film.

La protagonista femenina fue Melody Anderson, quien había interpretado el papel de Dale Arden en Flash Gordon.

En este film tuvo un rol más destacado. También fue parte del reparto John Rhys-Davies, quien hoy es más conocido por haber encarnado al enano Gimli en El Señor de los Anillos.

Norris y Gossett Jr son dos aventureros que como lo indica el título buscan un templo de oro en América Central.

Un detalle que no se puede dejar pasar a la hora de reseñar este film es que la dirección corrió por cuenta de un groso de Hollywood como fue J.Lee Thompson.

Este hombre brindó filmes clásicos memorables como Los cañones de Navarone, Cabo de Miedo (que luego Martin Scorsese refritó con Robert De Niro), El oro de Mackenna, Conquista del planeta de los simios, Batalla por el planeta de los simios y La ley de Murphy (Charles Bronson)  entre otras producciones.

Sin duda fue el director más importante con el que trabajo Norris en su carrera.

La película fue destruida por la crítica en su momento ya que se consideró un robo trucho de Indiana Jones, pero la verdad que fue una entretenida propuesta de aventuras donde Chuck se reía de sí mismo.

Esta es una de las escenas más recordadas de esta historia que tiene muy buenos momentos.

Como podemos ver en esa escena en esta película de Chuck la acción está más orientada a lo que eran las comedias de Bud Spencer y Terence Hill.

Creo que El templo del oro, pese a no ser una superproducción, era una buena propuesta dentro de su género.

Lo que me gusta de este film es que Norris se animó a hacer algo diferente y estuvo muy bien bien en su faceta más humorística.

Sin embargo, el público en ese momento no lo quería a Norris en ese papel. Las críticas negativas tuvieron muy mala leche y le pegaron al fim de manera exagerada.

En aquellos años hubo filmes muchísimos peores que este que fueron contemplados por los críticos.

En lo personal considero a esta producción como uno de los últimos filmes decentes de Chuck Norris en el cine.

Luego de El templo de oro comenzó su decenso al infierno con las secuelas, Fuerza Delta 2 y Desaparecido en acción 3 que no estuvieron para nada a la altura de las películas originales.

Y lo que haría después sería pero todavía.

Acá esta el avance original de este film.

 

11 Comentarios

  1. Como me la complicas bastardo!
    Iba a termina la retrospectiva la semana que viene, pero tenés razón, no puedo dejar afuera la basura y es lo más divertido!
    Voy a extender la notas un poquito más. La semana que viene me voy a centrar exclusivamente en lo peor de Chuck Norris.

  2. Genial esta peli!.. De chico siempre la dejaba para ver. Me gustaba el VW beatle a lo guerrero y me reía mucho en la parte que hay un lago y chuck no sabe nadar. jajaja!

  3. Hugo sacame de esta duda, al final del trailer del templo de oro creí escuchar la musica de otra pelicula,precisamente de las minas del salomon. como decis vos, esta bien que Indi genero una plaga de saqueadores de tesoros, pero musicalizar el avance con la musica de una competidora…

  4. Que buen dato que tiraste Federico!
    A mi se me pasó.

    En realidad no es una competidora porque Las minas del rey salomón fue producida por los mismos productores y el mismo director de El templo del oro, J.Lee Thompson!
    Quedó todo en familia ja ja!

  5. Las minas del Rey Salomon era mala con ganas por momentos.

    Que macana que nunca le hayan hecho una buena adaptaciòn a ese libro…

    Volviendo a Chuck: Hugo como pudiste siquiera considerar terminar la antología de Chuck sin tocar sus peores películas!!!
    Sobretodo que lo mejor de nombrar su decadencia es que podes volver a sostenerlo con su vuelta al éxito en Walker Texas Ranger.

  6. Hugo yo como artista marcial y fan de las pelis de accion soy un ferviente admirador de Chuck, actualmente estoy leyendo un libro suyo del año 1996 que se llama “Soluciones Zen a los problemas cotidianos”, es un poco autobiografico y habla sobre aplicar la filosofia de las artes marciales a la vida cotidiana. Y te das cuenta que el tipo es un grosso en serio, y que el cine no es para nada su principal actividad es solo la forma de ganar buena guita. Ademas de varios libros escritos, multiples escuelas de artes marciales, ser maestro en varias disciplinas y tambien crear su propio arte marcial el Chun Cuk Do (http://www.chunkukdo.com/) , ademas de hacer peliculas y series, ademas de todo eso lo mas destacable de Chuck es que en 1992 creo un programa en el estado de Texas para sacar a los chicos de la calle y de la droga enseñando artes marciales en los colegios http://www.kickstartkids.org/program.html Si a eso le sumamos su origen sumamente humilde, muy pobre, es el tipico ejemplo del “self made man” un heroe de verdad en el cine y en la vida.

Comentarios cerrados.