Dungeons & Dragons: La serie animada

Publicidad

A mediados de los ´80 era furor en las librerías la colección de novelas de «Elige tu propia aventura».

Durante esos años la editorial Timun Mas editó una espectacular colección llamada «Dungeons & Dragons: Aventura sin fin» donde presentaban libros de este estilo pero con un concepto diferente.

Las historias se desarrollaban pura y exclusivamente dentro del género fantástico.

En su momento me volaron la cabeza porque ya era fan de este estilo literario y esta colección te daba la posibilidad de que vos fueras el protagonista.

Podías ser un guerrero, un mago o un elfo y vivir distintas aventuras llenas de peligros.

Clásicos como «Las Cavernas de terror«, «La montaña de los espejos» o «Las Columnas de Pentegarn» hicieron que muchos de nosotros decubriéramos por primera ver el maravilloso mundo de Dungeons & Dragons.

Esta franquicia había nacido con un juego de rol que se publicitaba en los libros y acá en Argentina al menos yo jamás lo pude conseguir.

El juego creado por Gary Gygax y Dave Arneson en 1974 se convirtió en un furor mundial que llegó a recaudar 1 billón de dólares.

Se estima que desde entonces más de 20 millones de personas lo jugaron alrededor del mundo.

Dungeons & Dragons generó controversias en su momento ya que se decía que el juego producía mucha adicción y podía traer problemas psicológicos.

Es recordado el caso de Christian Pritchard, un joven que mató a su padrastro en 1988 e intentó asesinar a su madre y era un fanático del juego de rol.

Los psiquiatras que lo estudiaron luego llegaron a la conclusión que el juego no había tenido nada que ver con las acciones del asesino, pero la polémica en los medios duró bastante tiempo.

Inclusive se hizo una película en 1991 para la televisión que retrata este caso y cada tanto la pasan por el cable.

En realidad Pritchard mató a su padrastro, ayudado por un par de amigos, para tratar de cobrar una herencia de dos millones de dólares.

Terminó sentenciado a cadena perpetua pero en el 2007 salió de prisión con libertad condicional.

Esto no impidio que Dungeons & Dragons continuara creciendo como una franquicia muy exitosa que brindó todo tipo de productos.

En 1983 a raíz del furor que había con estas cosas la empresa responsable del juego, Tactical Studies Rules, Inc (TSR) y Marvel Productions decidieron producir una serie animada que se convirtió en uno de los dibujos más populares de esa década.

Si bien la serie estaba apuntada a un target más infantil, la trama capturaba el espíritu de aventura de Dungeons & Dragons.

Dennis Marks, quien había sido responsable de ese excelente dibujo que fue Spiderman and his Amazing Friends, fue el responsable de adaptar el concepto del juego de rol a los dibujos animados.

La trama tenía como protagonista a un grupo de amigos de entre 8 y 15 años que un día iban a un parque de diversiones y subían a la montaña rusa de Dungeons & Dragons. Durante el viaje se abría un portal que los transportaba a otra dimensión.

En ese lugar donde había todo tipo de monstruos y la vida se regía por el uso de la magia, cada chico recibía un poder o una habilidad especial.

El grupo entonces trataba de encontrar el camino de regreso a su hogar al mismo tiempo que ayudaban a combatir el mal en ese mundo.

Como muchas otras series animadas la trama nunca tuvo un final.

Michael Reaves, guionista de Gárgolas y la serie de Batman llegó a escribir el último episodio que se titulaba «Requiem», donde los protagonistas regresaban a su hogar pero el capítulo nunca se llegó a producir.

Junto con Rambo, Dungeons & Dragons fue uno de los dibujos más controvertidos de aquellos años por el contenido que tenía la serie.

De hecho, en Estados Unidos la institución National Coalition on Televisión Violence calificó al programa en 1985 como el dibujo animado más violento emitido en la televisión.

En realidad el tema de la violencia no pasaba tanto por las acciones físicas, sino por el contenido que tenían los argumentos donde los personajes ponían en riesgos sus vidas y se trataban cuestiones de ocultimo y magia que molestaba a los setores más conservadores de esa sociedad.

El capítulo 20 fue el que hizo explotar la discordia ya que en esa historia los protagonistas contemplaban la posibilidad de matar al villano Venger para terminar con él de una vez por todas.

Lo cierto es que con el éxito de audiencia que tenía la serie los canales no le dieron mucha importancia a las protestas y Dungeons & Dragons fue un tremendo éxito internacional.

En Latinoamérica empezó a transmitirse en 1986, cuando los libros de Timun Mas ya estaban a la venta.

Los países donde más pegó esta serie fueron Perú y muy especialmente Brasil, donde estuvo en el aire durante 20 años.

Era uno de los dibujos principales que se emitían en El Show de Xuxa y pegó muy fuerte entre los chicos de ese país.

Recuerdo haber viajado a Río por aquellos años y encontrar juguetes de estos dibujos que ni siquiera existían en Argentina.

Como fan de la literatura fantástica a mi me encantaba esta serie y la disfruté mucho de chico.

En el año 2001 se estrenó la película live action de Dungeon & Dragons con Jeremy Irons que fue un mamarracho impresentable.

Uno insulto a la inteligencia de los amantes de esta franquicia.  Si hay una producción que merecía tener una relanzamiento es esta.

Desde hace unos años corre la noticia que se el Cartoon Network produciría una nueva serie animada con estos personajes pero hasta ahora no surgió nada concreto.

Dungeons & Dragons se emitió originalmente entre septiembre de 1983 y diciembre de 1985 y contó con 28 episodios que se transmitieron a lo largo de tres temporadas.

Gran clásico animado de los ´80.

Estos eran los créditos inciales.

Publicidad

12 comentarios

  1. Aguante Calabozos y Dragones!!, como me divertia esta serie, era una de mis preferidas junto con GiJoe, creoq ue representaba el sueño de varios de viajar a un lugar magico y vivir aventuras.
    Cuando la veia, mi personaje favorito era el Caballero, la serie tenia de todo esos momentos clasicos en los que estan por regresar y siempre hay algo q lo evita o ellos mismos deciden quedarse para ayudar a alguien, la hacia mucho mas dramatica que otras series de la epoca.

    Lastima que nunca se pudo hacer el final que se merece este clasico (no hay nada por internet del guion final?), y si la pelicula del 2001 es vomitivia una pena total, creo q si estrenaban 3 capitulos seguidos de la serie en los cines, hubiera sido mucho mejor.

    Hugo si Cartoon Network hace una remake, como la que hicieron de los ThunderCats, la verdad que ya le pongo fichas y ruego que se haga!

  2. Que mala que fue la película del 2001, un desastre; pero siempre que la pasan por la tv, la miro, no se porque, quizás por nostalgia. La serie animada estaba muy buena.

  3. Yo solo lo she jugado en PC alos RPG. Pero tampoco nunca jugue auno de mesa, eso si siempre me llamaron la atencion los dados con tantas caras q se usan

  4. Te escuche en el programa de seba de caro,dando catedra sobre blaxpotation.Realmente muy bueno aunque en realidad la mayoria de los oyentes quedaron un poco afuera ya que ese genero en Argentina paso desapercibido.

  5. Sí estuvo divertido!
    En realidad depende de la edad que tenga los oyentes. Si tienen más de 25 pudieron haber visto esas película en la televisión abierta. Antes las pasaban seguido. Especialmente en Telefé.
    Inclusive I-sat hizo un ciclo hace un tiempo donde pasaron casi todos los filmes que mencionamos.
    Aunque sí, para la gente menor de 25 es probable que no las conocieran.

  6. Yo la miraba cuando era re chica pero me acuerdo que me encantaba esta serie, debo haber visto una repetición porque soy clase ’87. La verdad es que amo los dibujos animados pero las cosas que dan ahora son muy feas, para mi gusto, desde lo estético hasta las historias. Por lo menos me queda el consuelo de haber tenido una gran infancia, no sé los chicos de ahora ja.

  7. Totalmente de acuerdo!
    No se trata de pura nostalgia o que destacamos esta cosa porque la vimos de chico.
    Estos dibujos a nivel artístico siguen siendo muy superiores frente a las cosa que se hacen hoy en día.

  8. Los dibujos de antes eran espectaculares. De chico recuerdo haber visto «los centuriones», » halcones galácticos», los dibujitos de Rambo (el amlo se llamaba warhawk y lo tenía en muñeco yo jajaja. Otros tiempos. Con respecto a Dungeons, debo admitir que vi un par sueltos nomás y la pelicula del 2001 que algo rarísimo. En la peli recuerdo que el héroe era el tipo que laburaba en la 3º parte de chucky y también estaba el de scary movie, uno de los hermanos wayans si no me falla la memoria. Malísimos los efectos especiales en esa peli jajaja. Estas charlas de «recordar» me pegan en el alma!

  9. El sujeto se Scary Movie fue una pésima elección pero no es toda su culpa.
    El guión era DESASTROSO y los efectos como mencionás era de terror. Una lástima porque daba para algho groso.

    El malo de Rambo Warhawk creo que es uno de los mejores villanos que se crearon para un dibujito animado.

  10. Pobre Marlon Wayans, en Requiem para un sueño actúa muy bien.

    El protagonista era Jimmy Olsen de Las Aventuras de Louis & Clark!

Los comentarios están cerrados.