Las aventuras de Mark Twain

Publicidad

UNA OBRA MAESTRA DE LA ANIMACIÓN CON PLASTILINA.

Este film no sólo es un hermoso tributo a uno de los más grandes escritores de la literatura norteamericana, sino que además se trata de una producción memorable del cine de dibujos animados que lamentablemente quedó en el olvido y mucha gente la desconoce por completo.

Las aventuras de Mark Twain fue el primer largometraje que se hizo en 1985 dentro de la técnica conocida como stop motion, donde en este caso trabajaron con plastilina.

Un género del que soy fanático y aprecio muchísimo porque tiene un espíritu artesanal especial.

No es que los otros géneros sean menos artísticos, pero el trabajo que tienen estos filmes en particular es tremendo y requiere mucha paciencia.

La aventuras de Mark Twain es una producción que quedó en el olvido principalmente porque se trató de una película que estuvo totalmente adelantada a su tiempo.

Es más, creo que de haberse estrenado hoy hubiera ocurrido lo mismo porque el público a veces tiene incovenientes en aceptar aquellas obras que no siguen fórmulas comerciales repetidas.

En el caso de este film que les recomiendo el problema que tuvo es que se trata de un cuento extremadamente bizarro que no es para todo el mundo.

Estamos ante una obra sumamente lisérgica que comienza como un film infantil y luego muta a un delirio total, que puede ser maravilloso para los que tienen la cabecita abierta y están dispuestos a disfrutar de algo diferente.

Antes de seguir con este film es menester que me refiera a su director, el Maestro .

Junto con Art Clokey y Bob Gardiner, Will es considerado uno de los pioneros en el arte de la animación con plastilina. De hecho el término Claymation (que se refiere a la animación con arcilla) es un invento de él.

Vinton empezó a trabajar en este arte junto a Gardiner a comienzos de los años ´70 donde desarrollaron técnicas innovadoras dentro de la animación con plastilina.

En 1974 se llevaron el premio Oscar al mejor corto animado por el fabuloso trabajo que hicieron en «Closed Mondays» que podrán ver al final de este post.

Will hizo muchos cortos en los años siguientes y luego trabajó en Hollywood como supervisor de efectos especiales, siempre relacionado con la animación. Él fue responsables de los efectos de Regreso a Oz de Disney (otra gran película olvidada que ya reseñé) y el film de Michael Jackson, Moonwalker.

En los ´90 Vinton además fue uno de los pioneros en trabajar con la animación computada y hoy son célebres las publicidades que dirigió para la marca de chocolates M& M.  Ya voy a armar un especial sobre eso.

Como verán este tipo dentro de la animación es un groso importante y Las aventuras de Mark Twain resultó su gran largometraje realizado con plastilina.

La película básicamente es una carta de amor a la obra de Twain.

La trama tiene como protagonistas a Tom Sawyer, Huck Finn y Becky Thatcher (la novia de Tom), quienes se suman a una expedición de Mark Twain en un barco espacial con el objetivo de encontrar al cometa Halley.

Este no es un film para niños ya que tiene un par de momentos macabros que pueden resultar algo aterradores.

Twain, quien está disgustado con los seres humanos, emprende el viaje para estrellarse contra el cometa y de esa manera cumplir con su destino.

Sin embargo, los chicos durante la aventura intentan convencer al autor que la humanidad tiene esperanza y que él como escritor tiene mucho para darle todavía a la gente.

El problema es que si no lo convencen a tiempo ellos también van a morir, ya que están en el barco espacial.

A lo largo de la aventura el film explora las filosofías de Twain y los hechos históricos que inspiraron sus obras más famosas.

Dentro del la película hay segmentos que prácticamente son cortos independientes donde se adaptan algunas de las obras más famosas del autor como el cuento «La célebre rana saltarina del condado de Calaveras» (su debut literario), «Los Diarios de Adam y Eva» y «Captain Stormfield Visit to Heaven».

Uno de los momentos más lisérgicos del film tiene lugar cuando el director Vinton hace referencia al clásico de la literatura, «El extraño misterioso».

Este fue un relato anónimo publicado por primera vez en Prusia en 1855 que se considera la primera obra fantástica relacionada con vampiros y hombres lobos. Se dice que fue una de las principales fuentes de inspiración de Bram Stoker a la hora de crear Drácula, ya que tomó varios elementos de este cuento.

En esta película esa historia brinda uno de los momentos más bizarros del film donde inclusive aparece Satán.

Son esas escenas donde uno termina por convencerse que los realizadores estaban completamente fumados cuando trabajaban en el film.

Por eso no es una película para cualquiera.

Creo que esto le jugó en contra en su momento a esta producción porque el público no estaba preparado para ver algo así. Yo creo que en la actualidad tampoco hubiera resultado un éxito comercial.

Salvo que seas un fan de la literatura y la animación, Las aventuras de Mark Twain es una propuesta complicada por el delirio que propone.

Sin embargo, el trabajo de la animación es alucinante y Vinton brindó una auténtica obra maestra dentro de este género con momentos brillantes que te dejan asombrado por los increíbles detalles de los escenarios y las expresiones de los personajes.

También tiene bastante humor donde los mejores momentos se los roba las ocurriencias de Tom Sawyer, que es muy gracioso.

Hay que difundir obras como estas porque es una aberración que queden en el olvido.

A mi me encantó y la recomiendo.

En el próximo post subiré la película completa con subtítulos para disfrutarla en el fin de semana.

A continuación pueden ver el avance del film y en el siguiente video el corto que le valió el Oscar a Will Vinton.

«Closed Mondays» es la historia de un borracho que entra en una galeria de arte y empieza a interactuar con las obras. Maravilloso.

CLOSED MONDAYS (1974):

 

Publicidad