Legión: Un libro de William Peter Blatty

Publicidad

La continuación literaria de El Exorcista!

William Peter Blatty es esa clase de escritores como Thomas Harris (El silencio de los inocentes) que no sacan un libro nuevo todos los años, pero cuando publican algo nuevo siempre es interesante ver que presentan porque son muy buenos autores.

“Legión” es un muy buen trabajo de Blatty, de 1983, que representó la secuela de “El Exorcista”.

En este caso el autor trabajó el tema de las posesiones demoníacas con un enfoque diferente.

Así como en la historia anterior se enfocó en el terror psicológico, “Legión” se centra más en el género policial.

El gran protagonista de la trama es el detective cinéfilo Kinderman, quien persigue a un asesino serial.

De repente en Washington empiezan a aparecer personas asesinadas de maneras horribles que llevan la marca de un piscópata llamado “Géminis” que fue acribillado por la policía un tiempo atrás.

Cuando los investigadores encuentran a un niño crucificado y sacerdotes decapitados, Kinderman descubre que los crímenes podría estar relacionados con el exorcismo de Regan MacNeil.

Disfruté mucho de esta novela y yo la ubicaría más en el género policial que el del terror, ya que en este caso los procedimientos de investigación tienen más fuerza que en “El Exorcista”.

Varios personajes de esa historia regresan en este conflicto y hay algunas sorpresas, que por supuesto no voy a mencionar acá.

Me gustó mucho como Blatty presentó un conflicto sumamente oscuro y violento, que durante el transcurso de la trama combina con muy buenos momentos de humor que inclusive te hacen reír.

El detective Kinderman está totalmente pirado y por momentos uno no sabe si es un genio brillante o un hombre con problemas seniles.

El protagonista tiene muy buenos momentos fuera de su trabajo que comaparte con su familia y el padre Dyer que son muy divertidos y emotivos.

Son situaciones que sirven para mitigar la oscuridad del conflicto que se pone pesado a medida que los asesinatos se vuelven imparables.

Un aspecto negativo que encontré en “Legión”, aunque esto pasa más que nada por un gusto personal, es que la novela está plagada de soloquios filosóficos del protagonista donde se analiza la naturaleza del bien y el mal.

Si bien se plantean cosas interesantes en mi opinión Blatty se va por la ramas mal en más de una ocasión y frena sin sentido el desarrollo de la trama.

Esto suele ser un clásico también en la novelas de Tom Clancy donde vos estás totalmente enganchado por el suspenso del conflicto y de repente te encontrás con un capítulo donde un personaje se pone a pensar en teorías de economía, que  no son relevantes y lo que realmente importa es saber como sigue la historia.

Con “Legión” sucede lo mismo y hay varias páginas donde Blatty se pone bastante denso con sus análisis filosóficos.

Sin embargo el conflicto de los crímenes seriales es tan interesante que nunca llegás a abandonar el libro, pese a esos baches narrativos que no tenía “El Exorcista”.

Una muy buena novela de suspenso que recomiendo.

 

Publicidad

1 Comentario

Comentarios cerrados.