Los Autos Locos

Publicidad

En 1965 el genio del cine Blake Edwards, responsable de joyas clásicas como La Pantera Rosa, Chantaje contra una mujer (The Terror Experiment) y Desayuno en Tiffany´s  hizo bastante ruido en el mundo de Hollywood.

Su nuevo trabajo, La carrera del siglo (The  Great Race) en ese momento fue noticia al convertirse en la comedia más cara en la historia del cine.

Había tenido un presupuesto de 12 millones de dólares que era una apuesta gigante dentro de este género sin precedentes.

El film estuvo protagonizado por Jack Lemmon, Tony Curtis, Natalie Wood y Vivian Vance.

Una producción muy divertida, que tuvo una tremenda banda de sonido del maestro Henry Mancini, y se centraba en una loca carrera de autos que transcurría a principios del siglo 20.

Los corredores iban de Nueva York a París y vivían un montón de situaciones disparatadas. Si nunca la vieron les recomiendo que la busquen porque es muy divertida y no tiene desperdicio. Es uno de los grandes clásicos populares de Edwards, pese que no fue bien recibida en su momento por la crítica.

La película ganó un Oscar por los efectos de sonido que estuvieron a cargo del legendario Treg Brown, quien creó todos los sonidos locos que se escuchaban en la serie animada de los Looney Tunes.

Lo cierto es que Treg también fue parte de una de las grandes joyas de la productora Hanna-Barbera como fueron .

Uno de mis grandes dibujos favoritos que afortunadamente pude conseguir en dvd.

Esta genialidad de 1968 estuvo inspirada por la película de Blake Edwards.

La repercusión popular del film jugó un papel clave en la concepción de esta propuesta.

En su momento fue una obra importante, ya que la gran mayoría de los dibujos por aquellos días estaban enfocados en la acción y la aventura.

Sobre todo las producciones de Hanna-Barbera que en ese momento copaban la televisión con propuestas como Johnny Quest (otro de mis favoritos), El Fantasma del espacio y Birdman, entre otros.

Penélope Glamour estuvo claramente basada en Maggie DuBois, el personaje de Natalie Wood en el film de Edwards y Pierre Nodoyuna era bastante parecido al Doctor Fate que interpetaba Jack Lemmon.

Los Autos Locos representaron la vuelta del humor y la comedia en las creaciones de esta productora.

Un dibujo sumamente inusual ya que no tenía un protagonista en particular, sino 23 personajes que se relacionaban entre sí en las distintas competiciones.

Además brindó a una serie de corredores muy excéntricos y divertidos donde se destacó Pierre Nodoyuna y su compañero Patán, como uno de los mejores villanos de Hanna-Barbera.

En Nodoyuna se puede notar una clara influencia también del dibujo del Coyote y el Correcaminos.

Esto también tuvo que ver con el hecho que ambas producciones contaron con el mismo guionista, Mike Maltese.

Siempre me dio gracia que en más de una oportunidad Pierre podría haber ganado tranquilamente la carrera, pero por hacer trampa el muy idiota quedaba último.

Algo que me encantó este dibujo fue la música y los títulos que tenían los episodios que eran un delirio absoluto, como «La carrera de la batalla de a que no me Arkanzas».

También se destacó el doblaje latino que fue excelente. Julio Lucena, un prócer de este arte, quien falleció en 1985 y  es recordado por haber sido la voz de Don Gato y Pablo Mármol, fue el encargado de darle vida a Pierre Nodoyuna.

Se realizaron 34 episodios que se emitieron originalmente entre septiembre de 1968 y septiembre de 1970.

Él éxito de la serie brindó dos spin-off como Los pelígros de Penelope Glamour y El Escuadrón Diabólico, sobre los que me encargaré en otro momento.

Esta genialidad fue editada en dvd, en zona 1, en una excelente edición de tres discos que reúne la serie completa (con el doblaje latino!!) y muy buenos extras con documentales y audioscomentarios con algunos artistas que trabajaron en la serie.

Definitivamente la recomiendo. La caja además viene con un muy lindo arte con ilustraciones de todos los personajes que está muy bueno.

Por cierto, mi gran favorito de la competencia siempre fue El Troncoswagen que conducían Brutus y Listus. Me encantaban porque eran re agresivos, pero más inteligentes que Nodoyuna,  y no les importaba nada a la hora de cortar con cierras el auto de un rival.  El castor Listus era genial.

Los Autos Locos además dejaron varias influencias populares . El Capitán Cavernícola que apareció en 1977 estuvo claramente basado en el aspecto de los Hermanos Macana.

Las Olimpíadas de la Risa (1977), otra gran serie de la productora, también tuvo su inspiración en la serie de los autos al igual que La carrera espacial de Yogi, de 1978.

Cabe destacar que Los Autos Locos fueron un fenómeno impresionante en Japón cuando se conoció el programa en los añós ´80 y en consecuencia se hicieron varias series de animé inspirada en estos dibujos de Hanna-Barbera.

Para cerrar la nota de esta gran serie animada, un episodio completo, «Carrera a Ba Ja Ja«, y a continuación el trailer de La carrera del siglo de Blake Edwards.

La carrera del siglo (1965).

 

Publicidad

3 comentarios

  1. Mi segunda serie favorita de Hanna-barbera (la primera es don gato). Era espectacularmente divertida, y todos los personajes eran interesantes. Pierr Nodoyuna y patan son unso de los e mejores villanos de los dibujos, y el escuadron diabolico era muy delirante (esos aviones gigantes son geniales).
    Mis favoritos eran los hermanos macana y despues Mafiu y sus pandilleros. EL q nunca me gusto fue el Baron Hang Fritz(creo q ese era el nombre, no?).
    Una cosa me acuerdo q en una revista donde comentaban la serie hicieron los calculos q dando 3 puntos al primero 2 al 2do y 1 al 3ro, los ganadores eran los Hermanos macana, 2do el tronkoswagen y el 3no creo q el espantomovil

  2. Otra serie que fue inspirada por los autos locos fue «Yogi y la búsqueda del tesoro» Que tambien contaba con pierre nodoyuna y patan.

Los comentarios están cerrados.