Quentin Durward: Gran novela de Walter Scott

Esta es una tremenda novela histórica de aventuras que en lo personal me gustó más que Ivanhoe, dentro de las obras de Sir Walter Scott.

Se trata de un libro que está muy en sintonía con las cosas que solía escribir Alejandro Dumas.  No me extrañaría que D´Artagnan hubiera sido inspirado por el protagonista de este libro, ya que los personajes son curiosamente muy parecidos.

Sobre todo en lo que respecta a sus personalidades.

Quentin Durward se publicó antes que Los Tres Mosqueteros, en 1823.

La trama transcurre en el siglo 15 y  se centra en la rivalidad entre el Rey de  Francia de Luis XI y Carlos El Temerario, el Duque de Borgoña.

Dos personajes históricos que supieron cosechar con el transcurso de los siglos muchos detractores, ya que ambos fueron partidiarios de la construcción de  monaquías autoritarias.

Quentin Durward es un joven escocés que luego que su familia es asesinada y su castillo resulta destruido decide probar suerte en Francia, para empezar una nueva vida, donde su tío es capitán de la guardia de arqueros escoceses  que se encargan de custodiar a Luis XI por una muy buena paga.

Al mismo tiempo que el protagonista se incorpora a la guardia de arqueros llega al castillo del monarca francés la bella y joven condesa Isabel de Croye, quien escapó de la custodia del Duque de Borgona que la quiere casar con un noble escocés.  El matrimonio forma parte de un arreglo político de Carlos El Temerario.

Cuando la chica pide asilo al rey francés esto genera grandes tensiones entre los dos monarcas, cuyas relaciones ya estaban muy complicadas.

Luis XI para evitarse problemas decide enviar a Isabel a la ciudad de Leige para que sea protegida por el Obispo de esa localidad, que es Luis de Bourbon, el cuñado del Duque Borgoña .  El rey le encarga a Quentin Durward la custodia de la chica.

Los problemas comienzan cuando al llegar a Liege los habitante se levantan contra el duque de Borgona, alentados por el propio Luis XI y terminan asesinado al Obispo.

Quentin e Isabel entonces quedan atrapados entre las peleas de los dos nobles a lo que se suma el acecho de William de la Marck, un psicópata sanguinario responsable del asesinato del Obispo de Liege que tiene la orden de capturar a la condesa y entregarla a Carlos, el Temerario.

Esta novela de Scott es tremenda porque no le falta nada. Tiene aventura, acción, romance, suspenso y conspiraciones políticas.

En lo que se refiere a la narración es un libro mucho más dinámico que Ivanhoe. En este caso el autor no se va por las ramas con largas descripciones y extensos monólogos de los personajes.

Esta disputa entre Luis XI con Carlos el Temerario y el asesinato del Obispo de Liege es un hecho real que ocurrió en 1482.

Scott hace un excelente reconstrucción del contexto histórico y la verdad que la novela es super educativa en ese aspecto.

Por otra parte, el personaje de Quentin Durward, que como mencioné antes, para mí es un claro precursor de D´Artagnan es muy atractivo y se destaca entre las mejores creaciones del autor escocés.

La verdad que esta es una gran novela histórica de aventuras que representa uno de los mejores trabajos de este escritor, pese a que no es tan popular como Ivanhoe o Rob Roy.

Quentin Durward fue llevado al cine en 1955 con una muy buena adaptación que dirigió Richard Thorpe, el mismo de Ivanhoe (1952)  y Los Caballeros de la Mesa Redonda (1953).

Al igual que esos dos filmes esta adaptación de Durward estuvo protagonizada por Robert Taylor.

La película si bien sigue la trama de la novela también fue bastante diferente por el hecho que el protagonista era Taylor, quien tenía 44 años cuando hizo el film.

En el libro Quentin es un joven no supera los 20 años. Es una diferencia que inevitablemente modifica la trama, pero era muy común este asunto en el cine de entonces.

En fín,  otro gran trabajo de Scott que me encantó y  recomiendo conseguir.

1 Trackback / Pingback

  1. Los libros del 2011 | HUGO ZAPATA

Comentarios cerrados.