Waltz with Bashir: Gran película de animación

Acá tenemos una película mucho más profunda, inteligente  y reflexiva que esos bodrios pretenciosos que produce Terrence Malick, que son glorificados por los snobs pseudo intelectuales de la crítica de cine.

Esta es una producción para pensar en serio y que lamentablemente en Argentina no consiguió llegar a los cines. Estuvo en un momento programada por Sony pero después la levantaron.

Waltz with Bashir es un extraordinario film que tiene la particularidad de ser un documental de animación, una propuesta muy inusual en este género.

De hecho no tengo recuerdos de haber visto otro documental animado.

La película fue dirigida por Ari Folman, quien en 1982, cuando tenían 19 años fue testigo presencial de las masacres se Sabra y Chatila al formar parte de las Fuerzas de Defenza israelíes durante la Guerra del Líbano.

En el film el propio Folman se reúne con veteranos de ese conflicto bélico para reconstruir los recuerdos de lo que vivió en la guerra.

El que se interpreta a si mismo en la trama tiene pesadilla extrañas que se relacionan con aquellas masacres pero no logra recordar lo que vivió, ya que su mente está totamente bloqueada.

Con el transcurso de la historia se va revelando lo que fue su experiencia en el ejército.

Waltz with Bashir es una relfexión muy intersante y original (por la manera en que fue realizada) sobre la estupidez de la guerra y los efectos que generan tanto en las víctimas civiles que la sufren como los soldados que participaron, que terminan psicológicamente arruinados de por vida.

Desde la realización esta producción es impecable y presenta una animación con una fuerte estética de cómic que utiliza secuencias surrealistas para explorar los recuerdos traumaticos del protagonista.

Toda la película se narra desde la animación salvo por los impactantes minutos finales donde se muestran imágenes reales de archivos sobre las consecuencias de las masacres contra los refugiados de Sabra y Shatila.

Waltz with Bashir que fue nominada al Oscar como mejor película extranjera y recibió numerosos premios terminó prohíbida en varios países árabes, entre ellos el Líbano, por la temática que trata.

Sin embargo, la censura no pudo detener que el film se exhibiera de manera clandestina en funciones privadas para pocas personas. Además las copias piratas circulan por todos estos lugares donde prohibieron el estreno de esta producción.

La verdad que la película es muy interesante y más allá de la reflexión que propone sobre la violencia no dejar de ser una muestra contundente de las cosas apasionantes que se pueden hacer con el arte de la animación.

Traten de verla que es una gran producción.

Este es el trailer:

2 Comentarios

  1. Hugo con esta descripcion:

    ” que son glorificados por los snobs pseudo intelectuales de la crítica de cine.”

    Inmediatamente se me vino a la cabeza Osvaldo Quiroga. Voy en cuanto a la pelicula voy a tratar de conseguirla

  2. Bueno, nombraste al Rey de los snobs en Argentina. Inception de Nolan o Despertando a la vida de Richard Linklater son filmes mucho más complejos e inteligente que las cosas que hace Malick y no las apoyaron tanto como los trabajos de este tipo que son más superficiales de lo que se cree.

Comentarios cerrados.