Ironclad: Cine independiente de Gales

Una muy buena película de acción y aventuras ambientada en la Edad Media que lamentablemente no consiguió distribución en Argentina.

Ironclad es la producción independiente más importante que se filmó en Gales hasta la fecha y contó con muchísimos problemas para concretarse debido a que los realizadores tuvieron bastantes inconvenientes financieros, a tal punto que el film tuvo 18 productores ejecutivos.

Pese a todo lograron brindar una buena historia protagonizada por  James Purefoy (Solomon Kane), Paul Giamatti y Brian Cox.

La trama , inspirada en hechos reales, gira en torno al famoso sitio al Castillo de Rochester que el Rey Juan emprendió en el año 1215.

Purefoy interpreta a un caballero Templario que lidera un grupo de mercenarios que tienen la tarea de evitar que el castillo caiga en manos del monarca.

Una historia muy loca que es increíble que no se llevara antes al cine.

Estos guerreros mantuvieron la defenza de Rochester durante cuatros meses en los que el Rey no les dio respiro con los ataques.

Cabe destacar que esta película tomó este hecho histórico como inspiracion para desarrollar una película de acción.

Es decir, no busquen ver un drama histórico sobre este tema porque la trama es diferente a lo que realmente sucedió.

Paul Giamatti, en un rol distinto al que suele interpretar generalmente, compone un muy buen villano que se destaca como la figura antagónica a la que se enfrenta James Purefoy, que es el héroe de la historia.

Para ser una película que se hizo con 25 millones de dólares la verdad que hicieron un gran trabajo, a tal punto que parece una producción mucho más cara.

La dirección corrió por cuenta de Jonathan English, cuyos trabajos anteriores, Minotauro y A good woman (Scarlet Johansson) no había vistó.

Me sorprendió el enfoque que le dio a las secuencias de acción, ya que es bastante atípico en el género de aventuras medievales.

Al igual que viene ocurriendo en el último tiempo con esta clase de filmes, como Centurión, los combates  de Ironclad son muy brutales y sangrientos. Hay escenas bastantes zarpadas que décadas atrás eran impensables de ver en este tipo de historias.

La particularidad que tienen las secuencias de acción en esta película es que el director las filmó con un estilo que por momentos remite a los combates de Rescatando al soldado Ryan (con la diferencia que acá se matan con espadas), donde el realismo juega un papel importante y el espectador tiene la sensación de estar metido literalmente adentro de la batalla.

Hay gente que critica este estilo porque genera confusión y prefieren ver esas escenas trabajadas de manera clásica, sin embargo, a mí me pareció interesante como el director abordó esas secuencias, que están muy bien logradas.

Por lo menos le buscó la vuelta para hacer algo  distinto dentro del género.

Quienes se enganchen con las historias de acción en la Edad Media puede llegar a disfrutar esta película.

A mi me gustó y la disfruté. Por ser una producción de bajo presupuesto creo que está muy bien realizada y entretiene.

1 Comentario

  1. Justo me la baje hace unos dias, solo por Paul Giamatti, aunque le tenia poca fe. La veo este fin de semana ahora con mas ganas! Beso!

Comentarios cerrados.