El árbol: Un film de Julie Bertuccelli

Una película que vi hace uno días y quería recomendar porque me gustó mucho.

El árbol lamentablemente no cosiguió distribución en Argentina y es una lástima porque es una linda historia que presenta un muy buen trabajo de Charlotte Gainsbourg (21 gramos) y la debutante Morgana Davies, quien seguramente va a tener una gran carrera en el futuro.

La trama tiene que ver con la familia O´Neil que lleva una vida normal en una zona rural de Australia hasta que el padre, un hombre joven que no tenía problemas de salud, muere repentinamente de un ataque cardíaco.

De esta manera Charlotte Gainsbourg queda sola con sus cuatro hijos.

Al poco tiempo de ese hecho, Simone, una niña de ocho años, que no acepta la desaparición de su padre se convence que el espíritu del hombre vive dentro de un árbol gigante que se encuentra cerca de su casa y a través de sus ramas se comunica con ella.

A partir de ese momento el árbol juega un papel fundamental en la vida de esta familia que trata de superar un dolor grande para seguir adelante con sus vidas.

El problema es que al poco tiempo el árbol empieza a crecer y esto genera problemas con el resto de los vecinos, ya que las raíces comienzan a expandirse e inclusive amenaza con destruir la casa de los O´Neil.

Sin caer en golpes bajos ni situaciones deprimentes la película trabaja con mucha emotividad el tema del duelo y cómo estos personajes, a cada uno a su manera, intenta seguir adelante como puede.

Dentro de este contexto el árbol, que se convierte en un principio en el protector de la familia, es un vínculo entre todos los personaje que representa la transformación de emociones dolorosas en alegres.

En el caso de Simone la sanación del dolor que siente se produce a través del contacto con la naturaleza y mediante el árbol logra llevar adelante la difícil situación familiar que le toca vivir.

La manera en que la tristeza encuentra refugio en la imaginación es otra de las temáticas fuertes de la trama.

Si bien la director Bertuccelli se toma su tiempo para desarrollar todo los personajes su trabajo principal se centra entre la relación de madre e hija que forman Charlotte Gainsbourg y Mogana Davies.

La interpretación de Morgana es impresionante y sorprende por la espontaneidad y madurez que tiene su trabajo.

Por momentos recuerda a los primeros filmes de Dakotta Fanning y no tengo duda que en el futuro va a tener un carrera importante porque claramente tiene un gran talento para seguir desarrollando.

La directora Julie Bertuccelli comenzó a trabajar en los ´90 trabajando como asistente de Krzystof Kieslowsky en la famosa trilogía de los colores, Blue, Blanc, Rouge, y en los últimos años comenzó su propia carrera como realizadora.

En este caso adaptó la novela de Judy Pascoe (“Our Father Who Art in the Tree) y logró un gran trabajo con la dirección de los actores.

Su narración se destaca por la manera en que desarrolla a todos los personajes de esta historia y las tomas espectaculares que logró de los hermosos paisajes australianos.

La fotografía, en ese sentido, también es uno de los puntos fuertes de este film.

Si bien El árbol toca tema tristes la gran paradoja de esta película es que es una propuesta sumamente positiva que en ningún momento cae en sentimentalismos melodrámaticos, pese a que el relato que brinda es sumamente emotivo.

A mi me encantó este film y definitivamente lo recomiendo.