Django desafía a Sartana

Publicidad

Dos íconos del spaguetti western juntos en la misma película!

En los años ´70 los nombres de Django y Sartana eran tan populares que cualquier pistolero que llevara ese nombre en una película convocaba gente a los cines.

Así fue que se hicieron centenares de filmes clandestinos que no tenían nada que ver con las películas oficiales que presentaron a estos personajes.  Las de Django casi llegan a 1oo.

Como era de esperarse no faltó por aquellos días el productor que se avivó de juntar a los dos ídolos del género en una misma historia.

Se hicieron dos películas que reunieron a estos clásicos del western.

Hoy me voy a dedicar a Django desafía a Sartana que es la primera que vi.

El film estuvo desarrollado con un estilo similar a lo que fueron los cómics de DC y Marvel, Superman vs Spiderman y el film oriental Zatoichi Vs The One Armed Swordsman.

Es decir la trama comienza con un conflicto que hace que los pistoleros se enfrenten entre sí, pero después se amigan y se unen para enfrentar juntos a los villanos.

La razón de esto es que nadie quería ver a los dos pistoleros enfrentados entre sí, sino combatiendo juntos a los malos.

Django llega un pueblo y descubre que su hermano fue asesinado por unos maleantes. La pista del crimen lo lleva a Sartana, convecido de que él fue el asesino.

Django lo desafía a duelo pero enseguida descubre que el misterioso hombre de negro no tuvo nada que ver, ya que en realidad una banda de pistoleros fueron los verdaderos responsables del crimen,

A partir de ese momento la película se convierte en una típica buddy movie con los dos personajes compartiendo una misma aventura.

Tony Kendall, cuyo verdadero nombre era Lucio Stella, interpretó a Django, mientra que George Ardisson encarnó a Sartana.

Algo loco de este reparto es que los dos actores se hicieron más conocidos por sus trabajos en el género de terror.

Kendall protagonizó clásicos italianos como El ataque de los muertos sin ojos (1971) y Las garras de Lorei (1974), mientras que Ardisson se destacó en I lunghi capelli della morte (1966) y Giuletta de los espirítus (1965).

La interpretación de Django que presenta Kendall en este film no tiene nada que ver con lo que hizo Franco Nero en la película original.  El único punto en común es que comparten el mismo nombre.

Sin embargo, el trabajo de Ardisson estuvo en total sintonía con los filmes oficiales de Sartana que protagonizo Johnny Garko. Inclusive usa el mismo estilo de vestimenta negra y el infaltable bigotito de Lee Van Cleef.

La dirección en este caso corrió por cuenta de William Redford, quien en realidad se llamaba Paquale Squitieri.

En materia de realización la película es algo pobre.

Se nota que esta fue una producción de bajo presupuesto y la hicieron con los recursos que tenían disponibles. Lo peor de todo es la edición, donde algunas escenas parecen cortadas con los dientes.

No es un film precisamente prolijo, pero tiene sus buenos momentos, gracias al trabajo de los dos protagonistas.

Estamos ante un western clase Z que pese todo logra brindar un buen entretenimiento.

No es un película emblemática precisamente,  pero si una rareza de los spaguetti western que merece su visión si sos fan del género.

Publicidad

1 comentario

  1. Un lagrimon emerge de mis ojos y cae elegante y paulatinamente. No puedo evitarlo. Adoro los westerns filmados en italia o cerca. Por mas baja calidad que tengan, los admiro igual. Aunque mis gustos sean muy…retrospectivos aun asi, gracias por recordar esos lujosos films(en este caso rustico film pero igual).

    Saludos.

Los comentarios están cerrados.