Turn Left, Turn Right: Una película de Johnnie To

Publicidad

«Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad,
pero la inseguridad es más hermosa.

Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?»

(…)

Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,

una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino.

«Amor a primera vista», Wislawa Szymbroska.

Quien hubiera dicho que el director más grande del cine de acción de las últimas décadas pudiera brindar una maravillosa y divertida película romántica como esta.

Cada tanto  se toma un respiro de las explosiones, los tiroteos y los enfrentamientos entre gángsters para contar historias diferentes sobre el amor y la vida.

De hecho sus comienzos como realizador están ligados a la comedia románticay no fue hasta 1988, con The Big Heat, que empezó a incursionar con los policiales.

Turn Left, Turn Right es una excelente propuesta romántica que se destaca entre las últimas producciones que hizo Johnnie en este género.

El film es una adaptación del cómic «A Chance of Sunshine» de Jimmy Liao.

To trabajó la novela gráfica con un estilo similar a lo que hizo Robert Rodríguez con Sin City, donde la adaptación prácticamente es literal.

En este caso el director chino utilizó las viñetas del cómic como el story board de su trabajo.

La trama tiene que ver con un tema, que en lo personal me apasionan en este tipo de historias, que son el destino y las coincidencias en el amor.

El poema de la autora polaca Premio Novel de Literatura, Wislawa Szymbroska, juega un papel importante en el film y esas líneas que escogí del texto, que es más largo, retratan a la perfección el espíritu de esta producción.

Turn Left, Turn Right probablemente les va a traer al recuerdo esa gran película con John Cusack y Kate Beckinsale que fue Señales de amor (Serendipity) que comparte con esta propuesta una temática similar.

En este caso el film está protagonizado por Takeshi Kaneshiro (reconocido actor de Chunking Express, La casa de las dagas voladoras y Red Cliff, entre tantas buenas películas) y Gigi Leung, una famosa cantante y actriz china, cuyo trabajos previos desconocía.

Él es un violinista que trata de ganarse la vida como puede y ella una traductora que odia trabajar con novelas de terror comerciales.

Ambos  son vecinos en el mismo edificio y están destinados a estar juntos. El problema es que no logran encontrarse.

La pareja se conoció en la escuela cuando eran chicos, donde se enamoraron por primera vez, pero luego perdieron contacto. Ni siquiera conocían sus nombre, solo sabían el número con el que se identificaba a cada alumno en el colegio.

Después de muchos años vuelven a encontrarse un día y durante esa jornada ni siquiera se dicen sus nombres. Ambos se intercambian los teléfonos, pero debido a una gran tormenta los papeles terminan arruinados.

A partir de ese momento tratan de encontrarse como pueden, con los míseros datos que tienen, sin saber que viven uno a lado del otro. El problema es que nunca se cruzan.

Johnnie To te atrapa por completo con esta historia que con el paso del tiempo se vuelve desesperante por todas las malditas coincidencia que viven los personajes y sus propias acciones, que sin saberlo, generan que no puedan encontrarse.

Takeshi Kaneshiro y Gigie Leung tiene una excelente química en escena, que representa una de las claves de esta película. Ambos a habían trabajado juntos en Tempting Heart, de Sylvia Chang, y a raíz de lo que hicieron en ese film es que To decidió reunirlos en este proyecto.

Turn Lef, Turn Right es de alguna manera un cuento de hadas urbano para adultos, que no le escapa a los elementos bizarros que tiene el humor asiático.

Acá no hay ingredientes fantásticos pero el final es absolutamente desquiciado.

La fotografía es impresionante al igual que la banda de sonido y está al nivel de lo que To suele ofrecer habitualmente, con algunas escenas que parecen postales.

Esta película se consigue en dvd  y más allá de que es muy entretenida y romántica está bueno para disfrutar de una faceta distinta de este maestro del cine.

Publicidad

3 comentarios

Los comentarios están cerrados.