Mi vecino Totoro

Publicidad

Mi vecino Totoro no sólo es una obra maestra del cine de animación, sino que además representa una clara muestra de por qué, la producción japonesa, especialmente los trabajos de los estudios Ghibli se encuentran a años luz en materia de calidad y profundidad artística frente a las cosas que hacen Disney y Dreamworks y otras productoras alrededor del mundo.

Esta joya del director  se hizo en 1988 y l mirás hoy y tiene la misma vigencia que hace 20 años porque es uno de esos clásicos emblemáticos que logran emocionarte cada vez que la volvés a disfrutar.

En Occidente se conoció recién a principios de los ´90 y hoy el dvd nos permite mirarla con una calidad de imagen que no existía por entonces.

Totoro en la actualidad es un importante ícono de la cultura japonesa que está a la altura de lo que en 2esta parte del mundo representa el ratón Mickey.

Se trata de un personaje sumamente popular y querido en los países de Oriente que desde hace años además representa la imagen de los .

Al comienzo de cada film cuando aparece el logo de la compañía se lo puede ver a Totoro, que este año también tuvo un loco cameo en Toy Story 3.

La trama tiene como protagonistas a dos niñas llamadas Satsuki, de 10 años, y Mei, de cuatro años, quienes se trasladan a una nueva casa en la zona rural de Tokorozawa, donde se crió el director de niño.

La madre de las chicas se encuentra en un hospital recuperandose de una enfemedad y el padre que es un profesor universitario está a cargo de las dos nenas.

Lo groso de este cuento es que no hay villanos, conflictos complicados y ni grandes lecciones morales para predicar.

Todo el film se centra en la relación de las niñas con Totoro un espíritu del bosque que habita en el interior de una gran arbol milenario.

Aunque en la historia nunca se especifica en detalle, la madre de las chicas se recupera de una tuberculosis que fue la enfermedad que mantuvo internada a la madre de Miyazaki varios meses en 1947, época en la que además se desarrolla el film.

Tampoco está claro el año exacto, pero el contexto del cuento es el Japón luego de la Segunda Guerra Mundial.

Algo que siempre me impactó de esta produccion es el realismo con el que trabajaron los personajes y los escenarios.

Totoro y el Gatobús (un colectivo gato que usa de transporte el protagonista) pueden ser elementos fantásticos, pero el resto de las personas que aparecen en la trama parecen actores reales.

Por ejemplo, las niñas no actúan como personajes de dibujos animados, sino que tienen el comportamiento exacto que poseen los chicos a esa edad. Esto es algo muy raro de ver en este tipo de arte y por eso creo también que estas creaciones de Miyazaki pegaron de manera especial en el público.

Los detalles que presenta la animación del pueblo rural es descomunal. Como suele ocurrir con la gran mayoría de los filmes de Ghibli, los paisajes fueron dibujados a partir de lugares reales y todo el escenario se convierte al final en un personaje más de la historia.

Mi vecino Totoro es considerada en muchos países  y centenares de medios de comunicación como la mejor película de animación de la historia.

Esta enorme pasión que genera esta cuento para mí tiene que ver con que Miyazaki logró, como pocos filmes de este género consiguieron hacerlo, contar una historia de amor y fantasía desde la perspectiva inocente e imaginaria de los chicos.

En definitiva eso contribuyó a convertir este cuento en una  propuesta especial.

Totoro volvió a aparecer con cameos locos en distintas películas de Ghibli como Whisper of the Heart, El servicio a domicilio de Kiki y Pom Poko e inclusive en la serie de cómics Sandman, de Neil Gaiman.

En el tomo «Vidas Breves» hay una aparición loca de Totoro sosteniendo un paraguas.

En Japón además existe desde los años ´90 la fundación Totoro no Furusato (Casa de Totoro) Natiomal Trust Movement que trabaja  para mantener el estado natural de la población rural de Tokorozawa.

Esta es una de esas grandes joyas de la animación que no se pueden desconocer.

Se consigue en dvd y recomiendo que las busquen a quienes nunca lo hicieron hasta ahora.

Publicidad

1 Comentario

  1. Esta pelicula es genial, la primera vez q la vi fue en los 90 (cuando HBO no era codificado) y me emociono mucho. Todavia lo hace y mas ahora que tengo unas sobrinas de casi la edad de las protagonistas.
    Concuerdo con vos, los personajes son reales! si hasta totoro te termina convenciendo que existe. Muy pocas pelis de animacion logran un retrato tan exacto de unas nenas como esta pelicula
    Y me sorprendio que siga enganchando a chicos(los comprobe la semana pasada con mis sobrinas), me convencio de que los chicos no cambian, si la historia es buena se enganchan igual aunque sea de hace 20 años.

Comentarios cerrados.